Noemí León, desarrolladora de TouchVie Noemí León, desarrolladora de TouchVie
Noemí León es  ingeniera de telecomunicaciones por la UVA (Universidad de Valladolid) con altos conocimientos y habilidades en el área de la seguridad informática así... Noemí León, desarrolladora de TouchVie

Noemí León es  ingeniera de telecomunicaciones por la UVA (Universidad de Valladolid) con altos conocimientos y habilidades en el área de la seguridad informática así como de las aplicaciones móviles. Ha trabajado para Epicom, empresa española líder en criptografía nacional durante cinco años , y desde marzo de 2015,  para Touchvie en los departamentos de Android e I+D. Responsable de la arquitectura interna de Touchvie en Android, considera que: «cuidar todos detalles son lo que hacen una aplicación muy estable y potente».

¿Qué le ha llevado a trabajar en el mundo de la informática?

El «Pentium III» que me regalaron mis padres cuando estaba en el instituto despertó en mi la curiosidad por la informática. Ello hizo que me interesara por la carrera de Telecomunicaciones, la cual me permitía aprender arquitectura de ordenadores y programación a la vez que estudiaba otro campo que me atraía: el de las telecomunicaciones propiamente dichas. Durante ese tiempo me gustaba practicar con el software de mis ordenadores e instalarles distintas distribuciones Linux. Mi proyecto de fin de carrera fue la construcción de un sistema «Linux» embebido para una «iPAQ» el cual determinó en gran parte mi futuro laboral en la informática.

¿Dispone de alguna titulación en informática o es autodidacta?

Soy ingeniera de Telecomunicaciones, pero he ido complementando mi formación con cursos de temática variada y de manera autodidacta. En la universidad te dan una base, pero es insuficiente si quieres llegar a un buen nivel de conocimiento. Además, es un campo que obliga a estar continuamente formándose y reciclándose.

¿Qué prefiere como compañero/socio/empleado en la informática: un autodidacta, un titulado, o una suma de ambos?

Una suma de ambos. Una titulación da unos cimientos sólidos y el auto aprendizaje permite complementarlos e ir avanzando profesionalmente. Además, considero de gran valor que mis compañeros tengan motivación, curiosidad y dedicación por este mundo.

En la informática, ¿formación profesional o universidad?

En la universidad tuve la oportunidad de recibir una formación multidisciplinar y pude desarrollar una alta capacidad para resolver problemas en entornos nuevos, otorgándome una visión global y profunda de ellos junto con potentes herramientas. Sin embargo, considero que la formación profesional proporciona una preparación práctica, muy útil.

El tándem formado por universitarios y los técnicos de formación profesional provee de sinergias de trabajo muy positivas para la empresa.

En general,  por su experiencia en la informática, ¿cómo ve la calidad media del profesional en España?

Considero que he tenido la suerte de trabajar con personas con un alto nivel siempre. Asimismo valoro positivamente la tendencia actual de las empresas a apoyarse en diversas fórmulas para contribuir a la motivación y formación de su plantilla, lo que ha dado como resultado una mejora en el nivel de los profesionales españoles.

Además, teniendo en cuenta que las generaciones actuales vienen creciendo con las nuevas tecnologías a su alcance, el futuro del sector de las TIC se presenta muy prometedor.

¿Windows o Linux?

He trabajado con ambos sistemas operativos y cada uno de ellos presenta sus ventajas. En el caso de «Linux», me quedo con su flexibilidad y seguridad lo cual hace que sea muy buena opción para servidores y supercomputadoras. Por otra parte, existen más desarrolladores de aplicaciones interesados por «Windows» al tener mayor cuota de mercado, las cuales pueden ser más estables en este sistema operativo.

A pesar de ello, si tuviera que decantarme por uno, elegiría «Linux» ya que te permite comprender mejor qué hace el dispositivo y cómo lo hace.

¿Su dispositivo más utilizado: PC de escritorio, portátil, MAC, Tablet, o teléfono móvil?

Sin duda mi teléfono móvil. Además de usarlo para lo básico: comunicarme, escuchar música, GPS, agenda… me encanta estar continuamente probando aplicaciones nuevas que salen al mercado. Esto hace que esté al día en las tendencias de tecnología, lo cual redunda en mi trabajo como desarrolladora.

Desde el punto de vista del desarrollador… ¿software libre o software cerrado?

Por mi experiencia, software libre. Te da libertad de modificación y mejora, libertad de uso y distribución, y una mayor seguridad al corregirse de forma más eficiente y rápida los fallos por parte de una gran comunidad.

Tampoco hay que olvidar el soporte y compatibilidad a largo plazo, que evita tener que depender de quién lo desarrolló para seguir manteniéndolo.

Desde el punto de vista del desarrollador… ¿software gratuito o software de pago?

Si nos referimos al software que crea un desarrollador, no existe una única fórmula para optimizar el rendimiento económico de un producto. Dependiendo del tipo de aplicación, puede ser mejor realizar un cobro por descarga o un número limitado de instalaciones o, por el contrario, ofrecer software gratuito monetizado a partir de la publicidad o el acceso a funcionalidades premium.

Por otra parte, si nos referimos al uso de software gratuito como herramienta de trabajo, ambas opciones son válidas. Elijo uno u otro teniendo en cuenta cuál es el que mejor realiza una tarea.

Bill Gates, Steve Jobs, Richard Stallman, etcétera… ¿Quién es su personaje «malo» en la historia de la informática?

Bill Gates, por sus agresivas políticas para tener el monopolio del mercado en la década de los 90, las cuales fueron muy perjudiciales para la innovación.

¿Quién es su personaje «bueno»?

Richard Stallman, por su defensa de la neutralidad de la red.

En los últimos años, y en el mundo de la tecnología, se han puesto de moda las «Startups», un paso previo a la creación de una empresa ¿Considera que la «Startup» ayuda a filtrar los proyectos que tendrán viabilidad?

Sí, sin ninguna duda. Hay proyectos llevados a cabo por grandes compañías tecnológicas que no habrían visto la luz si hubieran nacido como «startup». Una «startup» demuestra en cada paso la coherencia y la viabilidad del proyecto. En este sentido, no hay un colchón de financiación a gastar y ya se verán los resultados, como pasa en la gran tecnológica. En las «startups» esto no se puede permitir.

¿Startup significa para sus fundadores trabajar gratis?

Bajo mi punto de vista, un fundador no debería pensar en trabajar gratis, más bien decidir si cobrar su salario acorde a su valor en el mercado o bien conformarse con un salario bajo, que le ayude a sufragar gastos básicos personales hasta que la empresa haya despegado. La ventaja de la segunda opción es disponer de recursos económicos extra para invertir, por ejemplo, en la contratación de personal más cualificado a corto plazo. Sin embargo, aquí entran en juego variables tales como la situación familiar, el grado de control que se quiere de la empresa, la inversión previa…

¿Startup significa para sus empleados trabajar gratis?

Nuevamente el debate lo centro entre cobrar por debajo de mercado o no. Trabajar para una «startup» a veces implica que ésta no disponga de suficientes recursos económicos para pagar a un profesional acorde a su valor. Éste debería realizar un balance sobre qué otras opciones le ofrece la empresa que puedan compensar esa pérdida salarial: ambiente de trabajo positivo, horarios flexibles,   estar inmerso en un proyecto creativo y revolucionario… Por contra, también significa mayor incertidumbre, al no ser una empresa consolidada y que tiene mayores probabilidades de fracaso.

De todas maneras, el horizonte siempre tiene que ser el de pagar un salario justo. Si una «startup» no puede pagar los salarios de sus empleados, cabe cuestionarse si es rentable.

¿Por qué cree que no hay «Startups» fuera del mundo de la tecnología?

No estoy de acuerdo con esa afirmación, ya que sí que hay «startups» en otros entornos. Sin embargo, opino que las de este campo son predominantes por los fuertes componentes innovador y de desarrollo que tienen.

Una «Startup» sin ningún capital de inicio, ¿puede ser viable en un futuro a corto plazo?

Iniciar una «startup» sin capital de inicio hace que las probabilidades de éxito sean inferiores que una que lo hace con uno suficiente. El capital marca la velocidad a la cual se puede desarrollar un producto que,  si es muy lenta hará que aparezcan competidores y nos sobrepasen. De la misma manera, te limita los recursos que puedes contratar, ya sea la calidad de los desarrolladores, estrategias de marketing, asesoramiento externo… Por último a mayor capital, más tiempo y opciones de crecimiento tienes.

¿Cree usted que una web, una app, o cualquier tipo de software puede tener éxito sin necesidad de inversión e inversores?

Hay negocios que necesitan inversores desde sus inicios por las características del producto, aunque puedan ser difíciles de conseguir dado que  aun no han demostrado si son rentables.

Por otro lado, está la filosofía del «bootstrapping» que te permite utilizar más eficientemente los recursos y  focalizarte en el cliente más que en el inversor, aunque posiblemente ello suponga ir más lento.

¿En qué momento cree usted que una  «Startup» se convierte en empresa?

Cuando se produce el llamado ajuste de producto-mercado. Dicha combinación supone la aceptación del producto por un determinado segmento del mercado y da como resultado el crecimiento de la empresa.

Crear aplicaciones gratuitas para el público en general, ¿considera que puede ser un buen negocio?

Sí, como es el caso de «Skype» que ofrece llamadas gratuitas de voz y vídeo, «Dropbox» que obsequia almacenamiento en la nube gratis y «Spotify» que permite escuchar música sin pagar. Todas ellas son aplicaciones «freemium» de gran éxito.

¿Hacia dónde cree que va el mundo de la informática?

Varios son los campos que vienen pisando fuerte. Por un lado está la realidad virtual, no sólo en el ámbito de los videojuegos. Llegará un momento en el que podamos ver imágenes renderizadas sobre cualquier elemento del mundo real.

Por otro, y a más corto plazo, los medios de transporte autónomos. En estos momentos ya se están realizando pruebas en San Sebastián del primer autobús sin conductor.

De cara al futuro, ¿en qué basaría un futuro proyecto: app para móviles, web, software de escritorio, u otra opción?

Una mezcla entre aplicaciones para móviles y web. En este aspecto  es muy interesante y con grandes posibilidades la creación por parte de «Google» de las «Instant Apps» para «Android». La idea consiste en que cuando se hace «click» en un enlace, si éste tiene asociada una aplicación instantánea, se obtiene una miniatura de ésta en lugar de la página web.

¿Nos puede decir en informática un proyecto, empresa, o persona que le haya marcado (o admire) a lo largo de su recorrido profesional?

El «Human Brain Project» (Proyecto de Cerebro Humano). Su objetivo es conseguir avances en la neurociencia y la medicina mediante la reproducción de las características del cerebro humano. Para ello se basa en las TIC, haciendo uso de tecnología de vanguardia.

¿El mejor invento o descubrimiento en la informática?

Considero como uno de los mejores inventos la creación de «Internet». Entre las miles de situaciones que ha cambiado resaltaría que ha permitido romper fronteras, posibilitando la comunicación rápida y eficaz entre personas situadas en cualquier parte del mundo, así como ha facilitado el acceso a la información. Esto ha comportado la potenciación de la colaboración y de la innovación además de un cambio en los modelos de negocio.

David Redactor Jefe

Apasionado de la informática, y más apasionado de la literatura, David es un informático todo-terreno al que le gusta explorar nuevas áreas de la ciencia de la tecnología de la información. En ParcelaDigital es el Redactor Jefe.

Artículos antiguos…