El Brexit y la informática El Brexit y la informática
Aunque a veinticuatro horas del inicio del referéndum del «Brexit» se pronosticaba una ajustada victoria de la permanencia en la «Unión Europea», en realidad... El Brexit y la informática

Aunque a veinticuatro horas del inicio del referéndum del «Brexit» se pronosticaba una ajustada victoria de la permanencia en la «Unión Europea», en realidad ha pasado justo lo contrario: ha ganado la salida de los británicos de la «UE» por una diferencia importante –algo más de un millón de votos–.

Este resultado afecta en importante medida en muchos aspectos, y por supuesto, afectará a la informática sin duda alguna.

En principio la salida oficial conllevará un plazo no inferior a dos años, y uno de los males menores que afectarán a la informática será el asunto del «roaming». Para junio de 2017 está previsto el fin del «roaming» en toda la «UE», es decir, no se pueden cobrar extras por la voz y los datos en la telefonía móvil para las líneas extranjeras en países comunitarios. Al salir Reino Unido de la Unión, no solo no será gratis navegar por Internet para los extranjeros que estén de vacaciones o de periodo laboral, sino que las tarifas subirán. Por lo tanto navegar en Internet en la telefonía móvil no será gratuito para un extranjero comunitario como si será en el resto de países de la «UE».

Pero el principal problema será el referente al asunto laboral; todos aquellos profesionales de la informática que deseen ir a trabajar a Reino Unido una vez sea totalmente efectiva la salida de la «UE».

Lo que pasará con todos aquellos trabajadores extranjeros comunitarios que ya están en Reino Unido trabajando en la actualidad es una incógnita. Lo que sí se puede prever es lo que pasará con los informáticos comunitarios que deseen trabajar en Reino Unido cuando la salida sea totalmente efectiva.

La primera posibilidad pasa porque Reino Unido, una vez fuera de la «UE», se adhiriera al «Espacio Económico Europeo». Entonces se mantendría la libre circulación de trabajadores como hasta ahora. Pero después de esta «afrenta» de Reino Unido a la «UE», ¿Quién puede creer que las relaciones posteriores serán sencillas? ¿Hasta qué punto la «UE» estará dispuesta a llegar a acuerdos con un país que ha decidido abandonar la unión?

La segunda posibilidad es que no haya ningún tipo de acuerdo en lo referente al aspecto laboral, y será necesario, posiblemente, visado y permiso de trabajo para los comunitarios que quieran desarrollar su actividad profesional en Reino Unido. Y esto afectará a la gran cantidad de informáticos españoles que decidan ir a trabajar a Reino Unido.

Las importaciones y exportaciones también se verán afectadas en importante medida. Las fronteras volverán a ser las anteriores a la «UE», y las empresas británicas que compran y/o venden en España verán sustancialmente modificada su actividad, y los costes de las operaciones. Lo mismo pasará con las empresas españolas que compran y/o venden en Reino Unido.

La gran pregunta es si ambas partes llegarían a un acuerdo para que Reino Unido siga en el «Espacio de Schengen» –con o sin limitaciones–, como otros países extracomunitarios como «Liechtenstein» que sí pertenecen a ese espacio. Ese acuerdo evitaría el fin de la libre circulación y el retorno a la antigua frontera.

En definitiva, la informática podrá verse afectada en importante medida por la victoria del «Brexit» en el referéndum.

Manuel Director

Analista informático, desarrolla su labor profesional para importantes clientes en una empresa de Ingeniería de Software. Entre sus logros se encuentra haber ganado un premio internacional, y otro premio a nivel nacional, además de otras dos importantes menciones, todo ello relacionado con el mundo de Internet y la informática. Además es el creador de varios desarrollos de software freeware de gran éxito en varios países. En su tiempo libre fuera de su labor profesional es Director de ParcelaDigital.

Artículos antiguos…