Sound Blaster… la revolución del sonido Sound Blaster… la revolución del sonido
En la década de los años ochenta y principio de la década de los años noventa del siglo pasado, el sonido de los ordenadores... Sound Blaster… la revolución del sonido

En la década de los años ochenta y principio de la década de los años noventa del siglo pasado, el sonido de los ordenadores se limitaba al mítico «beep»: un pitido lanzado por medio del código «ASCII» número siete. Y poco más se podía hacer, era un sonido basado en el uso de unas frecuencias concretas, que se conoció en aquellos años como el «sonido lata». La única excepción en la calidad del sonido en el mercado de la época fue el ordenador «Commodore Amiga 500», que contaba con un sonido ajeno al mundo «beep».

En noviembre de 1989 todo cambió… una empresa de Singapur llamada «Creative Technology», junto con su empresa  satélite de Estados Unidos llamada «Creative Labs», crearon la tarjeta de sonido «Sound Blaster» que fue el producto que inició la revolución del sonido en el mundo «PC».

La tarjeta de sonido revolucionó el mundo del sonido al dejar de lado el discreto altavoz de pitidos, para pasar a emitir música y voces reales; aquello se convirtió en toda una revolución de cara al mundo del videojuego –y en otras áreas de la informática también–. El único inconveniente era el precio; en aquellos inicios de las tarjetas de sonido pocas personas se podían permitir adquirir una de ellas. El modelo «Sound Blaster Pro» de 8 bits lanzado en mayo de 1991 fue el primer modelo que rebajó su precio hasta cantidades más discretas –aunque seguían siendo costosas económicamente– y comenzó a expandirse con cierto éxito relevante.

Posiblemente el modelo que realmente rebajó su coste hasta un mínimo aceptable, y que finalmente popularizó a las tarjetas de sonido en todos los equipos informáticos, fue el modelo «Sound Blaster AWE32» lanzado en marzo de 1994. En la segunda mitad de la década de los años noventa del siglo pasado la tarjeta de sonido se convirtió en un componente incluido de serie en todos los equipos informáticos. También es importante aclarar que la estandarización de las tarjetas de sonido no fue únicamente obra de aquellos modelos de «Sound Blaster».

Con la explosión de los ordenadores «clónicos» y el mundo «OEM», hubo otros fabricantes que comenzaron a fabricar tarjetas de sonido más discretas para convertirlas en componente serie de salida en los equipos informáticos. Una de esas empresas fue «AudioPCI» de «Ensoniq», que logró popularizar su tarjeta «low cost». En 1998 «Creative Technology» compró a «Ensoniq». No obstante «Sound Blaster» siempre fue la referencia mundial en los inicios de las tarjetas de sonido.

Hoy el día no se valora suficientemente lo que aportó en su momento la tarjeta de sonido, porque las nuevas generaciones no han conocido el sonido «beep», ni han vivido aquel sonido primitivo en directo. También es cierto que en aquellos años ochenta hubo desarrollos espectaculares como el videojuego «MACH 3» de «Loriciels» lanzado en el año 1987, que conseguía un sonido espectacular, incluso emitir una voz con la famosa frase «Get ready for Mach 3», usando el altavoz básico de los ordenadores de la época. Algo increíble y nunca visto.

El cambio producido en la transición entre el sonido «beep» y la tarjeta de sonido digital fue brutal, y en dicho cambio mucho tuvo que ver «Creative Technology», especialmente los modelos «Sound Blaster», que ya forman parte de las leyendas de la informática.

Manuel Director

Analista informático, desarrolla su labor profesional para importantes clientes en una empresa de Ingeniería de Software. Entre sus logros se encuentra haber ganado un premio internacional, y otro premio a nivel nacional, además de otras dos importantes menciones, todo ello relacionado con el mundo de Internet y la informática. Además es el creador de varios desarrollos de software freeware de gran éxito en varios países. En su tiempo libre fuera de su labor profesional es Director de ParcelaDigital.

Artículos antiguos…