La máquina Z3 de Konrad Zuse La máquina Z3 de Konrad Zuse
El 12 de mayo de 1941 vio la luz un gigante que es poco conocido en la informática: la máquina Z3 de Konrad Zuse. Los... La máquina Z3 de Konrad Zuse

El 12 de mayo de 1941 vio la luz un gigante que es poco conocido en la informática: la máquina Z3 de Konrad Zuse.

Los primeros ordenadores de la historia eran grandes máquinas que pesaban toneladas y ocupaban plantas enteras, llenas de relés y rodeadas de kilómetros de cables. De aquellas máquinas gigantes de la informática eran muy conocidas las series «ENIAC», «UNIVAC», y «MARK». Cualquier informático profesional o cualquier aficionado a la informática conoce a aquellas máquinas, o bien ha oído hablar de ellas. Pero, ¿quién ha oído hablar del Z3 de Zuse? Poca gente.

El Z3 fue el primer ordenador binario programable y completamente automático.

Pues el Z3 de Konrad Zuse tiene un lugar muy destacado en la historia de la informática, ya que tiene el honor de ser el primer ordenador binario programable y completamente automático. Pero curiosamente poco aparece en la extensa bibliografía sobre la historia de la informática, siendo un elemento residual históricamente hablando… quizás porque fue una máquina construida por el ejército alemán con fines militares justo en medio de la Segunda Guerra Mundial.

El Z3 fue construido por el ingeniero alemán Konrad Zuse y fue la evolución de dos máquinas anteriores: las Z1 y Z2. Se convirtió en el primer ordenador binario programable y completamente automático, pero muchos detractores no lo consideran el primer ordenador por no ser de propósito general, y reducen el mérito a ser la primera máquina que operaba en binario. La máquina «ENIAC» fue el primer ordenador de propósito general, pero también le faltaban algunas características comunes a los ordenadores modernos ya que no operaba con lógica binaria ni almacenaba los programas a ejecutar.

La máquina Z3 de Zuse era una «máquina Turing completa».

Por todo ello, desde nuestro punto de vista, el Z3 se puede considerar como el primer ordenador binario programable y automático de la historia, y por ello debe ocupar el lugar que se merece en la historia. Además, unos años después de su creación, se demostró que era una «máquina Turing completa».

La máquina Z3 contaba con dos mil relés y realizaba los cálculos con aritmética en coma flotante. No disponía de instrucciones de salto condicional, pero podía realizar bucles. En definitiva, podía realizar cálculos realmente complejos.

La máquina estaba basada en los componentes electromecánicos que ya se sabían que se encontraban en el camino de la extinción; el futuro era la electrónica. Konrad Zuse solicitó fondos para construir una versión electrónica, pero su solicitud fue denegada por considerar el proyecto estratégicamente no relevante.

La máquina original fue destruida durante un bombardeo aliado en Berlín en el año 1944, pero en la actualidad existe una réplica totalmente funcional en el «Deutsches Museum» de Múnich.

Manuel Director

Analista informático, desarrolla su labor profesional para importantes clientes en una empresa de Ingeniería de Software. Entre sus logros se encuentra haber ganado un premio internacional, y otro premio a nivel nacional, además de otras dos importantes menciones, todo ello relacionado con el mundo de Internet y la informática. Además es el creador de varios desarrollos de software freeware de gran éxito en varios países. En su tiempo libre fuera de su labor profesional es Director de ParcelaDigital.

Artículos antiguos…