El significado popular del ordenador clónico El significado popular del ordenador clónico
Desde finales de los años setenta del siglo pasado que existe la informática personal o de usuario, se han producido varias revoluciones en el... El significado popular del ordenador clónico

Desde finales de los años setenta del siglo pasado que existe la informática personal o de usuario, se han producido varias revoluciones en el mundo de la informática: la liberalización de Internet para uso comercial, la aparición de la banda ancha, la movibilidad mediante «tablets» y «smartphones», y un largo etcétera.

Una de las grandes revoluciones de la informática se produjo en el principio de la década de los años ochenta… el lanzamiento del primer IBM PC que en poco tiempo logró crear un estándar de arquitectura compatible, consiguiendo que ordenadores de diferentes fabricantes fueran compatibles entre sí. Aquello fue fundamental para el desarrollo de la informática personal.

Existe otro hecho relacionado con el mundo PC que es la aparición de los ordenadores clónicos, que tuvieron gran influencia en un «boom» de la informática en los hogares. Pero el concepto puede ser ambigüo… quizás algo confuso… realmente, ¿qué es un ordenador clónico?

IBM decidió construir un equipo mediante una arquitectura abierta para, posteriormente, licenciar a otros fabricantes ajenos a IBM para que pudieran fabricar sobre aquella arquitectura, pero siempre bajo el control de IBM gracias a su BIOS propia.

El primer IBM PC fue lanzando al mercado mundial en agosto de 1981 y una de las decisiones de IBM fue construir aquel equipo mediante una arquitectura abierta para, posteriormente, licenciar a otros fabricantes ajenos a IBM para que pudieran fabricar sobre aquella arquitectura, pero siempre bajo el control de IBM gracias a su BIOS propia. Sin duda aquello era una gran idea, ya que los ordenadores de un fabricante eran totalmente incompatibles con los ordenadores del resto de fabricantes. Incluso algunos fabricantes creaban modelos que eran totalmente incompatibles con otros modelos de la misma marca.

La arquitectura abierta de IBM rápidamente atrajo a otros fabricantes para construir ordenadores similares, logrando una gama de ordenadores PC totalmente compatibles entre sí independientemente de quien fuera su fabricante. La empresa Columbia Data Products construyó en el año 1982 el primer PC ajeno a IBM. Rápidamente se fueron sumando cientos de fabricantes, y la arquitectura IBM PC se convirtió en el estándar de la compatibilidad entre ordenadores personales. La verdadera explosión del mundo PC se logra cuando IBM «pierde» el control sobre su arquitectura cuando terceros fabricantes «clonan» su «BIOS» logrando eludir los escabrosos problemas legales. Pero eso es otra historia en la que no vamos a entrar a fondo.

En los primeros años de la década de los noventa, comenzó a proliferar la venta de los componentes de PC sueltos, y con ello nació lo que se conoce como el Ordenador Clónico.

La arquitectura abierta era un arma de doble filo y con el paso de los años y la existencia de «BIOS» de terceros, en los primeros años de la década de los noventa, comenzó a proliferar la venta de los componentes de PC sueltos, y con ello nació lo que se conoce como el Ordenador Clónico, que es  el montaje de un ordenador mediante piezas sueltas con independencia del fabricante. El modelo de fabricación clónica se puede dividir en dos fases:

Primera fase: Pequeños distribuidores de ordenadores PC vieron los beneficios de comprar las piezas sueltas de un ordenador, montarlo por sus propios medios, y vender el equipo a un precio muy inferior al marcado por los grandes fabricantes. En los años 1990-1991 distribuidores y tiendas de informática comenzaron a crear sus propias «líneas de ordenadores». El éxito fue total, ya que la diferencia de precio entre un clónico y un ordenador de marca era muy importante.

Segunda fase: El conocimiento del hardware del mundo PC y la facilidad de acceso a la compra de piezas sueltas por parte del usuario final, ayudó a que muchos usuarios en informática dejaran de adquirir ordenadores clónicos en tiendas y distribuidores, para pasar a comprar directamente las piezas y a ensamblar sus propios equipos en casa. Esto se convirtió en una nueva vuelta de tuerca más, que logró rebajar los precios un poco más, y permitió a los usuarios ampliar poco a poco sus ordenadores PC en vez de sustituir el equipo completo cuando se producía la obsolescencia. En los años 1995-1996 fue, aproximadamente, cuando empezaron a proliferar los «ordenadores caseros».

Con la aparición del ordenador clónico, el mundo PC se dividió en Clónicos y Ordenadores de marca, y la diferencia de precio entre marca-clónico era tan grande que en el año 1994 se produce un «boom» en la venta de ordenadores gracias al nuevo tipo de ordenadores compatible… mucho más asequibles para la clase media y baja.

En el clónico se conjuntaban piezas que en ocasiones eran inestables entre sí, provocando incompatibilidades, además de no contar con control de calidad alguno en su ensamblado.

El clónico era más barato que un ordenador de marca, pero también hay que apuntar que el equipo de marca solía contar con algún tipo de fabricación exclusiva y unos controles de calidad que garantizaban la total estabilidad del equipo, evitando incompatibilidades entre los diferentes componentes que lo componían. En el clónico se conjuntaban piezas que en ocasiones eran inestables entre sí, provocando incompatibilidades, además de no contar con control de calidad alguno en su ensamblado. El principal motivo de la elección de un clónico en una compra de ordenador tenía que ver con el ahorro económico.

Con el paso de los años los ordenadores de marca bajaron mucho su precio hasta el punto de casi igualar al precio de los ordenadores clónicos, y por ello en la actualidad el clónico ya no está tan de moda… aunque aún sigue contando con muchos adeptos, principalmente usuarios a los que les gusta mucho personalizar su PC gastando la menor cantidad posible de dinero.

En la actualidad es más común ver ordenadores de marca tanto en domicilios, como en las empresas, pero el clónico ni mucho menos ha desaparecido… hay que reconocer que fue factor imprescindible para la globalización doméstica del PC Compatible y para que las grandes marcas rebajaran los precios de sus equipos.

Manuel Director

Analista informático, desarrolla su labor profesional para importantes clientes en una empresa de Ingeniería de Software. Entre sus logros se encuentra haber ganado un premio internacional, y otro premio a nivel nacional, además de otras dos importantes menciones, todo ello relacionado con el mundo de Internet y la informática. Además es el creador de varios desarrollos de software freeware de gran éxito en varios países. En su tiempo libre fuera de su labor profesional es Director de ParcelaDigital.

Artículos antiguos…