El emulador x86 para ARM de Microsoft ¿Realidad o rumor? El emulador x86 para ARM de Microsoft ¿Realidad o rumor?
Hace un tiempo que circula por Internet el rumor de que Microsoft podría hacer un cambio estratégico-estructural al implementar un simulador «x86» en los... El emulador x86 para ARM de Microsoft ¿Realidad o rumor?

Hace un tiempo que circula por Internet el rumor de que Microsoft podría hacer un cambio estratégico-estructural al implementar un simulador «x86» en los procesadores «ARM». No hay certeza ni confirmación oficial de ello, pero diversas fuentes aseguran que el proyecto interno de Microsoft llamado «Redstone 3» se centra ese simulador.

Es importante analizar el rumor, porque de ser cierto, la simulación podría ser un duro golpe al mundo PC que tantos años lleva de dominio en la informática mundial. Pero antes de analizar el asunto, se hace necesaria una breve introducción.

En 1978 Intel lanza en el mercado el microprocesador de 16 bits 8086, y con ello nace una arquitectura de procesamiento mediante un juego de instrucciones concreto que se bautiza con el nombre «x86». En definitiva, se crea una familia de microprocesadores con un juego de instrucciones compatible con el Intel 8086 que permanece hasta nuestros días. La arquitectura «x86» es la soportada por los ordenadores PC desde su creación, y por los ordenadores Apple de unos pocos años atrás a esta fecha.

En el año 2003 se lanza una nueva arquitectura «x64» que soporta un juego de instrucciones de 64 bits en lugar de las originales de 16 y 32 bits del «x86». Pero la nueva arquitectura «x64» realmente es una dependencia de la original «x86», ya que la primera es simplemente es una versión de 64 bits de las instrucciones originales de la segunda. Por lo tanto podríamos hablar perfectamente de una arquitectura «x86_64».

A diferencia de lo que mucha gente piensa la arquitectura «ARM» es casi tan antigua como la arquitectura «x86», y los primeros dispositivos con procesadores de esa familia fueron lanzados al mercado en el año 1985. Con el paso de los años se lanzaron muchas revisiones de la arquitectura que llegan hasta nuestros días. La arquitectura «ARM» también existe con juegos de instrucciones de 32 y 64 bits, pero es más común la primera. A partir del año 2009 es cuando la arquitectura «ARM» comienza a expandirse gracias al gran crecimiento de los «smartphones» y «tablets».

Una vez hecha la introducción, es importante analizar el rumor, o noticia, no está claro como clasificar a «Redstone 3»… ¿realidad o ficción? Vamos a ir por el camino directo para analizar este asunto. La arquitectura «x86_64» ofrece mayor rendimiento pero el consumo eléctrico es muy superior. La arquitectura «ARM» ofrece un menor rendimiento, pero su gasto energético es muy inferior. Por eso la arquitectura «ARM» domina el mundo de la telefonía móvil y de las «tablets», porque son dispositivos y el consumo energético es vital para fabricar dispositivos ligeros y manejables, además de que son sistemas que no pueden tener ni ventilación ni refrigeración, y con la arquitectura «x86_64» seria inevitable. La arquitectura «x86_64» domina el mundo PC porque se necesita un gran rendimiento y el consumo energético no es un problema, además de contar con el espacio suficiente para refrigerar y ventilar los componentes.

El gran problema de las diferentes arquitecturas es el software que rueda en su interior. El software desarrollado para «x86_64» no corre en «ARM», y viceversa. Y aquí llega la parte importante del efecto del proyecto «Redstone 3»: si en un dispositivo con «ARM» como un «smartphone» y «tablet» se dispone de un emulador de arquitectura «x86», podría ejecutar aplicaciones PC en dispositivos completamente portables… sería un duro golpe para la tecnología IBM PC y para Intel como fabricante de procesadores basados en «x86_64» que llevan nada más y nada menos que más de tres décadas dominando el mundo de la informática.

Pero también hay que tener los pies en el suelo. En informática cualquier sistema que corre bajo simulador suele reducir más aun las prestaciones sobre la plataforma original no simulada, y siempre surgen algunos problemas de compatibilidad. Además, si sabemos que la arquitectura «ARM» ofrece un rendimiento menor, y aun salvado el problema de ralentización de los simuladores… ¿qué capacidad de proceso tendría en su interior una aplicación de una arquitectura como la «x86_64»? Muchos interrogantes por resolver.

Manuel Director

Analista informático, desarrolla su labor profesional para importantes clientes en una empresa de Ingeniería de Software. Entre sus logros se encuentra haber ganado un premio internacional, y otro premio a nivel nacional, además de otras dos importantes menciones, todo ello relacionado con el mundo de Internet y la informática. Además es el creador de varios desarrollos de software freeware de gran éxito en varios países. En su tiempo libre fuera de su labor profesional es Director de ParcelaDigital.

Artículos antiguos…