Dragon Data… la historia de los ordenadores fabricados en Extremadura Dragon Data… la historia de los ordenadores fabricados en Extremadura
En 1982, al comenzar la nueva década de los años ochenta, una gran empresa británica fabricante de juguetes llamada Mettoy buscó introducirse en el nuevo... Dragon Data… la historia de los ordenadores fabricados en Extremadura

En 1982, al comenzar la nueva década de los años ochenta, una gran empresa británica fabricante de juguetes llamada Mettoy buscó introducirse en el nuevo mundo de la informática personal que comenzaba a tener una gran proyección comercial a nivel mundial. Mettoy, con sede en Gales, creó la empresa Dragon Data buscando fabricar un microordenador doméstico… y nació el ordenador Dragon 32.

En agosto de 1982 fue lanzado al mercado el nuevo microordenador Dragon 32, llamado así por sus 32 Kilobytes de memoria RAM, que contó con doble salida para televisión y salida monitor (raro para la época por su elevado coste), interfaz de cinta, un microprocesador Motorola 6809 de 8 bits y 0,9 Megahercios de velocidad. Aquel equipo contó con tres características importantes: era un equipo muy robusto; era compatible con el software del famoso ordenador TRS-80 —de gran fama en aquellos años—; también contó con un sistema operativo llamado OS-9 creado por Microware Systems Corporation y  diseñado para el procesador Motorola 6809, que compartió ciertas similitudes con el UNIX por ser multiusuario, multitarea, y gestionar redes locales. Como anécdota, el equipo Dragon 32 incorporó el lenguaje BASIC creado por una emergente empresa —en aquellos años— llamada Microsoft. Además del Dragon 32, existió también el modelo Dragon 64 que contó con 64 Kilobytes de memoria RAM, un color de carcasa diferente, y un puerto serie RS-232.

Los equipos Dragon 32/64 tuvieron un buen ritmo de ventas, pero la empresa Mettoy arrastraba en aquella época deudas de anteriores productos; los problemas financieros eran importantes. La compañía Radio Shack (Tandy Corporation) —empresa de gran éxito en aquel momento— estuvo interesada en adquirir Dragon Data, pero la operación se truncó.

En agosto de 1984 la fabricación de los ordenadores Dragon 32/64 pasó a ser ejecutada —exclusivamente— en España.

En 1984 se funda en España, con el ánimo de introducirse en el mercado de la informática personal, una sociedad anónima llamada Eurohard, S.A. Aprovechando la cancelación de la compra de Dragon Data por parte de Radio Shack, Eurohard, con ayuda de diferentes entes españoles, compró en agosto de 1984 la empresa Dragon Data. La empresa trasladó su sede de Gales a España, estableció la sede comercial en Madrid, y su fábrica de ordenadores en Casar de Cáceres (Extremadura). A partir de ese momento la fabricación de los ordenadores Dragon 32/64 pasó a ser ejecutada —exclusivamente— en España. A partir de 1984 Eurohard continuó la fabricación de los modelos Dragon 32/64 bajo el nombre Dragon Data pero… ¡con un «Made in Spain» en su etiqueta!… aquellos equipos se convirtieron en la serie de ordenadores de 8 bits de origen extremeño.

Posteriormente lanzaron el modelo Dragon 200, que fue el primer modelo de Dragon Data como marca española. Aquel modelo era, en realidad, un Dragon 64 con una carcasa más baja y diseñada para colocar un monitor encima —muy similar al popular TRS-80—. Otra novedad incorporada al Dragon 200 fue la tecla «Ñ» del teclado.

Con el modelo Dragon 200, Eurohard ganó el 6 de febrero de 1985 un concurso de la Consejería de Cultura de la Junta de Extremadura para el suministro de sistemas informáticos a centros educativos. Por ello, en Extremadura, el ordenador fabricado por la nueva empresa Dragon Data fue popular entre los escolares. Seguidamente intentó lograr lo mismo a nivel nacional presentando el equipo en una oferta para ganar el concurso del Proyecto Athenea del Ministerio de Cultura. No ganaron aquel concurso y, ante aquel escenario, decidieron rescatar el olvidado proyecto galés llamado Dragon MSX.

Uno de los movimientos más importantes de la empresa española Dragon Data fue la creación de un nuevo modelo Dragon MSX que cumplía todos los estándares del sistema abierto japonés MSX. Aquél fue un movimiento importante e interesante, ya que buscó abrir al nuevo ordenador Dragon MSX —también denominado MSX-64—a un interminable mercado de software creado para aquella arquitectura asiática. En realidad, como se comenta en el párrafo anterior, se hace necesario aclarar que la idea de portar los ordenadores al sistema MSX fue iniciada en Gales… en España fue rematada. El lanzamiento del nuevo equipo —que pretendió cambiar la estrategia empresarial de Dragon Data— coincidió con la suspensión de pagos de la nueva empresa Eurohard, y por ello solo se tiene constancia de la existencia de un ordenador Dragon MSX propiedad del coleccionista David F. Gisbert que fue presentado al público en la MadriSX 2001.

La empresa británica reconvertida a española luchó mano a mano a nivel mundial con las grandes empresas de los ordenadores «ochenteros» de 8 bits: las dos inglesas Amstrad y Sinclair, y la americana Commodore.

La empresa comenzó su andadura en España con buen pie, pero su casi nula evolución tecnológica —aun siendo una máquina muy robusta con software muy atractivo— en comparación a los fabricantes punteros a nivel mundial, le hizo sucumbir ante el empuje de grandes máquinas como las series Amstrad CPC, Spectrum ZX, o los ordenadores Commodore 64. Además, a mediados de los años ochenta, España no era un referente mundial en la fabricación de ordenadores para la informática personal, la exportación a terceros países fue complicada para la nueva Dragon Data. No obstante, la empresa británica reconvertida a española luchó mano a mano a nivel mundial con las grandes empresas de los ordenadores «ochenteros» de 8 bits: las dos inglesas Amstrad y Sinclair, y la americana Commodore.

La fábrica de Cáceres cerró sus puertas en Mayo de 1987 y, con el cierre, se dio fin al ordenador «ochentero» de 8 bits fabricado en Extremadura. Para los amantes de la retro-informática, y de la informática de los años ochenta, cualquier equipo Dragon 32/64 es una gran pieza de colección digna del mejor museo de la informática. Y esta historia no podía terminar de otra forma que no fuera dejando su propia leyenda urbana… en muchos foros de Internet se lleva hablando hace años de que muchos ordenadores Dragon fueron tirados al basurero extremeño de Alcuéscar; en cierto modo esto recuerda a la famosa leyenda urbana —posteriormente confirmada— sobre el videojuego ET de Atari.

 

Manuel Director

Analista informático, desarrolla su labor profesional para importantes clientes en una empresa de Ingeniería de Software. Entre sus logros se encuentra haber ganado un premio internacional, y otro premio a nivel nacional, además de otras dos importantes menciones, todo ello relacionado con el mundo de Internet y la informática. Además es el creador de varios desarrollos de software freeware de gran éxito en varios países. En su tiempo libre fuera de su labor profesional es Director de ParcelaDigital.

Artículos antiguos…