Commodore 64, VIC-20, VIC-40… curiosidades sobre el ordenador personal más vendido del mundo Commodore 64, VIC-20, VIC-40… curiosidades sobre el ordenador personal más vendido del mundo
En el año 1984 la nueva informática personal iniciaba su camino hacia la popularidad mundial y, en aquellos años, Europa y Reino Unido, principalmente,... Commodore 64, VIC-20, VIC-40… curiosidades sobre el ordenador personal más vendido del mundo

En el año 1984 la nueva informática personal iniciaba su camino hacia la popularidad mundial y, en aquellos años, Europa y Reino Unido, principalmente, reinaban en la categoría de microordenadores de uso doméstico basados en los microprocesadores de 8 bits como el Zilog Z80; los ordenadores Spectrum Sinclair, Amstrad CPC, y algunos basados en el sistema MSX, comenzaron a arrasar en el mercado en aquellas fechas. La informática personal se popularizó gracias a aquellos pequeños —y llamativos—  ordenadores.

Pero América se resistió a aquellos equipos gracias a un fabricante de Pensilvania (Estados Unidos) llamado Commodore International; empresa fundada en 1954 por Jack Tramiel que, al principio, se centró en la reparación de máquinas de escribir. Pero en los primeros años setenta Commodore tomó el control de un fabricante de calculadoras y microprocesadores llamado MOS Technology, y así nació una generación de ordenadores de indudable valor histórico.

Inicialmente, la empresa americana trabajó en un proyecto llamado VIC-20, y aquel escalón previo derivó en otros dos proyectos, VIC-30 y VIC-40. En agosto de 1982 Commodore Internacional presentó el ordenador personal VIC-40 bautizado con el nombre definitivo de Commodore 64 —o popularmente conocido como C64—, creado por el equipo formado por Robert Russell, Robert Yannes, y David A. Ziembicki. El equipó contó con un microprocesador MOS Technology 6510, 64 Kilobytes de RAM, y unas magníficas tarjetas gráfica y de sonido. Una característica importante fue su sistema operativo GEOS que contó con un interfaz gráfico, algo no muy habitual en aquellos primeros ordenadores de 8 bits de arquitectura propietaria.

El éxito del Commodore 64 fue tal que actualmente se considera el ordenador personal más vendido del mundo en la corta historia de la informática, con una estimación de 17 millones de unidades vendidas.

Aquel ordenador fue una revolución y un éxito total, sobre todo en América, que impidió que las grandes marcas británicas triunfaran en el continente americano. En América el C64 fue el ordenador más importante de 8 bits de la década de los años ochenta, y fue el equipo de mayor calidad gráfica entre los ordenadores de 8 bits a nivel mundial en esa misma década… en Europa dominaron las dos grandes marcas británicas, pero el equipo Commodore 64 también tuvo una presencia importante, aunque inferior a los competidores. El éxito del Commodore 64 fue tal que actualmente se considera el ordenador personal más vendido del mundo en la corta historia de la informática, con una estimación de 17 millones de unidades vendidas.

El Commodore 64 contó con un sistema de cartuchos que le permitieron una gran capacidad para la expansión, así como la arquitectura del hardware creado por la empresa americana siempre tuvo una calificación de excelente. Una curiosidad importante sobre el Commodore 64 fue la incorporación de la tecla «Commodore», añadida en el teclado estándar; aquella tecla permitió acceder a una serie de funciones especiales propias del fabricante. Aquella tecla inspiro a otros gigantes de la informática como Microsoft y Apple, que terminaron por incorporar una tecla especial en el teclado para acceder —también— a funciones especiales.

Commodore International no actualizó el BASIC del Commodore 64, manteniendo la misma versión creada para el Commodore VIC-20.

Otra curiosidad fue la «no actualización» del BASIC del V-20 a un BASIC adaptado a la potencia gráfica del V-40, y esto conllevó la inexistencia de comandos en el lenguaje BASIC para realizar las tareas gráficas propias del V-40 que nunca existieron en el V-20… era necesario recurrir a «POKEs»… el BASIC de Commodore nació por medio de una licencia de Microsoft obtenida en 1976, y Commodore prefirió no incluir las nuevas capacidades para evitar pagar a Microsoft un nuevo «royaltie» de varios millones de dólares para incluir las nuevas modificaciones.

En la actualidad se pueden encontrar en tiendas unos teclados para conectar a televisiones que en su interior, en realidad, cuentan con un ordenador Commodore 64 completo. También es importante destacar que el C64, a lo largo del tiempo, se convirtió en un ordenador de culto hasta el punto que existen varias consolas de videojuegos que incluyen emuladores de Commodore 64.

El equipo Commodore 64 fue fabricado, bajo licencia de Commodore Internacional, en muchos países. Pero, también, existieron clones fabricados sin la oportuna licencia del fabricante americano. También es importante añadir que prácticamente en pocos lugares en Internet se menciona que el predecesor del Commodore 64, el VIC-20, no fue un proyecto base del primero como se deja entrever, sino que fue un ordenador lanzado al mercado y ostenta el récord de ser el primer equipo en superar el millón de unidades vendidas; finalmente se vendieron 2,5 millones de unidades del Commodore VIC-20.

En 1982, en Japón, fue lanzado al mercado el Commodore MAX, una adaptación del Commodore 64 creada por Commodore Japan Limited que fue un C64 más económico porque contaba con únicamente 2 Kilobytes de RAM en lugar de los 64 Kilobytes del C64, y no era posible conectar unidades de disco o impresoras. El equipo MAX también fue lanzado en países como Alemania como el nombre VC-10 o en Estados Unidos bajo el nombre de Ultimax; lugares donde el Commodore MAX fracasó estrepitosamente y triunfó el C64.

En el año 1985 Commodore International lanzó al mercado una versión superior al C64, el Commodore 128, pero aquella versión no creo la expectación del primero. Entonces, la empresa americana. creó el C64C que fue una revisión del Commodore 64 que únicamente afectó al diseño y la estética…. una carcasa nueva para el mismo hardware.

Una última curiosidad… a finales del año 2006 el famoso «console modder» llamado Benjamin J. Heckendorn —conocido en Internet como Ben Heck—, comenzó a transformar un C64C en un portátil o «laptop»; aquel equipo «modelado» finalizó su transformación a finales de 2008 y es, en la actualidad, una auténtica obra de arte accesible a través de fotografías en Internet… un homenaje al gran ordenador que fue el Commodore 64.

El Commodore 64 es una pieza de culto dentro de la informática, muy superior en calidad gráfica y sonido a cualquier ordenador de 8 bits de su época, y en la actualidad cuenta con una gran comunidad de usuarios que siguen manteniendo con vida al fantástico equipo de origen americano. El C64 es toda una leyenda de la informática… el ordenador personal más vendido en la historia de la informática.

Manuel Director

Analista informático, desarrolla su labor profesional para importantes clientes en una empresa de Ingeniería de Software. Entre sus logros se encuentra haber ganado un premio internacional, y otro premio a nivel nacional, además de otras dos importantes menciones, todo ello relacionado con el mundo de Internet y la informática. Además es el creador de varios desarrollos de software freeware de gran éxito en varios países. En su tiempo libre fuera de su labor profesional es Director de ParcelaDigital.

Artículos antiguos…