Enterprise… un extraordinario ordenador a la sombra de Amstrad y Sinclair Enterprise… un extraordinario ordenador a la sombra de Amstrad y Sinclair
Una compañía británica llamada Sinclair copaba en el año 1983 una importante cuota de mercado gracias a un ordenador personal llamado ZX Spectrum; eran los... Enterprise… un extraordinario ordenador a la sombra de Amstrad y Sinclair

Una compañía británica llamada Sinclair copaba en el año 1983 una importante cuota de mercado gracias a un ordenador personal llamado ZX Spectrum; eran los primeros años de la informática personal, y eran los años de «debut» de los primeros ordenadores de pequeño tamaño totalmente integrados. Para ese mismo año de 1983 otra empresa británica —de gran solera en el área de la electrónica— llamada Amstrad ya estaba trabajando en otra serie de ordenadores, la serie CPC.  El primer ordenador de la exitosa serie fue el Amstrad CPC 464.

En el mismo año 1983, una empresa de Hong Kong llamada Locumax decidió recurrir a una empresa británica llamada Intelligent Software para encargar el diseño de un ordenador personal… en Locumax deseaban entrar en un mundo de la informática personal, especialidad que estaba creciendo sin parar.

El ordenador Enterprise 64 tuvo unas preventas de 80.000 unidades.

En 1984, después de numerosos retrasos, fue lanzado al mercado un nuevo ordenador personal llamado Enterprise, saliendo al mercado dos modelos diferentes: Enterprise 64 y 128 —que señalaban los Kilobytes de memoria RAM del modelo—. Aunque el equipo fue presentado en septiembre de 1983 y lanzado al mercado en abril de 1984, las primeras unidades no fueron entregadas hasta febrero de 1985, hecho que deterioró la imagen de una empresa que tuvo una preventa que alcanzó las 80.000 unidades, todas reservadas antes del lanzamiento.

El ordenador tuvo una presencia destacable en Europa… por ejemplo en España muchas tiendas vendieron el equipo, y también muchas academias lo utilizaron para la formación además de ofertar la venta del equipo a sus alumnos. En el apartado estético el ordenador destacó mucho, teclas grises combinadas con algunas verdes, rojas, o azules, e incorporó una característica que le diferenció de todos los competidores de aquellos años: un «joystick» en el lado derecho del teclado para poder realizar determinados movimientos y jugar con los videojuegos de la época.

Diseñar un ordenador desde cero era costoso, pero diseñar un ordenador superior en características a toda la competencia era más difícil todavía. El Enterprise 64 incorporó, al igual que los ordenadores de Sinclair o Amstrad, el microprocesador Zilog Z80; pero también incluyó otras características únicas como un «chip» de vídeo bautizado como «Nick», muy superior a los aportados por Amstrad y Sinclair, así como incluyó una ROM con un sistema operativo llamado EXOS y un procesador de textos. El lenguaje BASIC, llamado IS-BASIC, debía ser cargado mediante un cartucho externo, algo que le diferenció de los Amstrad, por ejemplo, que en su memoria ROM incluyeron el Locomotive BASIC, en cambio el sistema operativo CP/M era de carga externa. El equipo Enterprise también incorporó un gran chip de audio al que bautizaron con el nombre de «Dave». Otras características muy importantes para la época fueron: una gestión de red local que permitía conectar hasta 32 equipos entre sí; una gráfica que podía mostrar hasta 256 colores en alta resolución; una memoria RAM ampliable hasta 4 Megabytes, cantidad impensable para aquella época.

Los modelos Enterprise fueron más potentes que los modelos de Sinclair o Amstrad y, aun siendo competitivos en precio, no tuvieron el éxito esperado en el mercado.

El retraso fue el gran enemigo del Enterprise 64 o 128 ya que, para cuando salió al mercado, Sinclair había copado el mercado y Amstrad ya hacía tiempo que llevaba vendiendo unidades del exitoso Amstrad CPC464. La empresa Locumax siguió los pasos de Amstrad con Amsoft y creó la empresa Entersoft, destinada a crear software para su serie de ordenadores Enterprise… pero también llegó tarde, ya que Sinclair y Amstrad también se repartieron ese mercado en Europa, dejando a un gigante como Commodore 64 —que dominaba el mercado americano— en un tercer lugar. Sin ningún tipo de rubor podemos afirmar que los modelos Enterprise fueron más potentes que los modelos de Sinclair o Amstrad y, aun siendo competitivos en precio, no tuvieron el éxito esperado en el mercado ¿Por qué? Por ser un claro ejemplo de lo que es un fallo en la estrategia comercial de «marketing» y venta; no supieron vender el producto y, en cambio, arrasaron otros equipos claramente inferiores pero con una buena estrategia comercial.

El equipo informático Enterprise, a lo largo de todo su desarrollo, tuvo muchos nombres como DPC (Damp Proof Course), Elan, Samurai, Lansay, Oscar, Flan para, finalmente, ser llamado como se conoce en la actualidad. Como dato curioso cabe destacar que se fabricó un periférico para el ordenador Enterprise que era un emulador de hardware del ZX Spectrum, lo que permitía «convertir» a un Enterprise en un ordenador Spectrum.

En Hungría el equipo arrasó y creó una gran comunidad de usuarios.

Poco tiempo después de su lanzamiento, la empresa fabricante del Enterprise quebró y las 20.000 últimas unidades en almacén fueron enviadas a Hungría, país donde el equipo arrasó y creó una gran comunidad de usuarios; allí hubo empresas que desarrollaron y lanzaron, en años posteriores, software nuevo para la máquina. En la actualidad, en Hungría, el equipo se mantiene como un ordenador «leyenda» donde es muy codiciado por los amantes de la retro-informática.

A finales de los años ochenta, allá por el año 1988, pude programar en el IS-BASIC sobre un ordenador Enterprise, y realmente era un equipo muy bueno tecnológicamente hablando, pero se había quedado aislado en el mercado frente a los dos fabricantes europeos más importantes. También recuerdo ver el Enterprise 64 en el escaparate de un centro de formación donde se impartían clases particulares de matemáticas o inglés, y donde se impartía algo de informática, aunque muy poca cosa. En el año 1989, el Enterprise 64 se podía adquirir por unas 60.000 pesetas de la época —unos 360 euros en la actualidad—.

Manuel Director

Analista informático, desarrolla su labor profesional para importantes clientes en una empresa de Ingeniería de Software. Entre sus logros se encuentra haber ganado un premio internacional, y otro premio a nivel nacional, además de otras dos importantes menciones, todo ello relacionado con el mundo de Internet y la informática. Además es el creador de varios desarrollos de software freeware de gran éxito en varios países. En su tiempo libre fuera de su labor profesional es Director de ParcelaDigital.

Artículos antiguos…