Commodore Amiga 500, un gran ordenador nacido en la época de expansión de la arquitectura PC Commodore Amiga 500, un gran ordenador nacido en la época de expansión de la arquitectura PC
La empresa americana Commodore, después de su exitoso Commodore 64, dio un paso más al lanzar un nuevo modelo de ordenador llamado Commodore Amiga... Commodore Amiga 500, un gran ordenador nacido en la época de expansión de la arquitectura PC

La empresa americana Commodore, después de su exitoso Commodore 64, dio un paso más al lanzar un nuevo modelo de ordenador llamado Commodore Amiga 500. El éxito del Commodore 64 en América fue abrumador —en la actualidad es el modelo de ordenador más vendido en la historia—; en Europa tuvo una presencia mucho menor por culpa del éxito de otros equipos fabricados por Sinclair y Amstrad.

La serie de ordenadores Amiga comenzó su desarrollo en el año 1982, y salió al mercado en el año 1985 bajo el nombre «The Amiga from Commodore», poco tiempo después renombrado como Amiga 1000. La idea original para la serie Amiga era la de ser una consola de videojuegos, pero según avanzó el proyecto se encaminó a ser un ordenador personal. Aquel primer modelo se alejó de la estética y distribución del Commodore 64 para parecerse más a un IBM PC, y fue un equipo que contó con problemas importantes; el primero que no fue incluido en ROM el AmigaOS porque aquel sistema operativo contaba con serios problemas en el momento de ser lanzado el equipo en el mercado. En realidad, la primera versión solo fue vendida en Estados Unidos y Canadá, y hubo que esperar a una segunda versión fabricada en Alemania que incluyera PAL para que fuera apta para el mercado europeo.

El ordenador Amiga 500 fue lanzado en coincidencia en el tiempo con otro modelo, el equipo Amiga 2000.

En el año 1987 Commodore lanzó al mercado el segundo modelo de Commodore Amiga, el 500, y aquel modelo cambió radicalmente a la serie ya que volvió a la estética del Commodore 64, todo integrado en la carcasa del teclado. También es cierto que el ordenador Amiga 500 fue lanzado en coincidencia en el tiempo con otro modelo, el equipo Amiga 2000… modelo más parecido al Amiga 1000 que inició la serie. En realidad, el Amiga 500 nació para ser la «gama baja» de toda la serie.

Los cuatro primeros ordenadores de la serie Amiga contaron con el famoso microprocesador Motorola 68000, incluyendo una memoria RAM importante para la época; el ordenador Amiga 500 contó con 512 Kilobytes de RAM. Lo más destacado del equipo era su calidad gráfica y su gran calidad de sonido… aquello le hizo diferente.

El Amiga 500 contó con conexiones NTSC para el mercado americano, y conexiones PAL para el mercado europeo. La conexión PAL permitía al equipo alcanzar una resolución gráfica superior, soportando un modo Overscan de unos impresionantes 704×576 píxeles en aquella época. Sin duda las características del equipo le hicieron acreedor de una gran fama.

El Amiga comenzó a tener relevancia en el mercado español a finales de 1988 y principios de 1989, cuando el mundo PC comenzaba a inundar ya el mercado doméstico.

¿Cómo se veía al Commodore Amiga 500 en la España de finales de los ochenta? Pues nada mejor para explicar esto que describir lo que nosotros vivimos en aquellos años. El Amiga comenzó a tener relevancia en el mercado español a finales de 1988, cuando el mundo PC comenzaba a inundar ya el mercado doméstico. Si bien se describe que el Amiga 500 fue uno de los equipos de Commodore de mayor éxito en Europa, y de mayor éxito contando también a modelos de otro fabricante, lo que vivimos en aquellos años en España fue diferente. En realidad, muchos de los que teníamos ordenador personal en 1989 ya contábamos con un IBM PC. Los 32 colores simultáneos sobre una paleta de 4096 chocaron frontalmente con la visualización monocroma de la tarjeta gráfica Hércules, y los 4 colores sobre una paleta de 16 de la gráfica IBM CGA que mostraban los ordenadores PC de la época. Además de la abrumadora diferencia en el apartado gráfico, en el apartado de sonido era todavía aun mayor, ya que el equipo Amiga 500 contó con 4 canales de sonido digitalizado contra el básico altavoz «beep» de un PC.

En el año 1989 los ordenadores de 8 bits ya estaban en la senda de la decadencia, y la mayoría de la gente optaba por comprar un PC ¿Por qué? Porque era el ordenador que ofrecía la total compatibilidad en una arquitectura comercializada por muchos fabricantes diferentes, porque además tenía presencia en las empresas, y porque se consideró a aquellos ordenadores PC Compatibles como la arquitectura de utilidad para el futuro, aun siendo tecnológicamente inferior.

El Commodore Amiga 500 dispuso de gran popularidad… ver en acción los gráficos y el sonido era espectacular en aquella época, aún así en mi ciudad pocos se aventuraron a comprar para su domicilio un Amiga 500 cuando el mundo de la compatibilidad PC ya había irrumpido; en definitiva, el éxito del equipo quedó subrogado al éxito del creciente PC. En el año 1989 conocí y compartí conocimientos de informática con mucha gente, y solo conocí a una persona que tuviera en su casa un ordenador Amiga 500; la mayoría partían de un Sinclair o Amstrad para, progresivamente, ir pasando a la arquitectura creada por IBM, que fue la que finalmente sobrevivió comercialmente hasta nuestros días junto con los ordenadores Apple.

En cierto modo muchos nos quedamos perplejos con lo que aquel equipo de precio asequible podía realizar, pero la mayoría ya estábamos dentro del mundo PC.

Entre mis recuerdos tengo grabados más de uno del año 1989 al ver el ordenador Commodore Amiga 500 funcionando con grandes gráficos en pantalla —y mejor sonido en el ambiente— en el departamento de Informática de El Corte Inglés;recuerdo suspirar por aquel pionero de los equipos multimedia. En cierto modo muchos nos quedamos perplejos con lo que aquel equipo de precio asequible podía realizar, pero la mayoría ya estábamos dentro del mundo PC.

En el año 1991 el ordenador Amiga 500 fue descatalogado por el lanzamiento del Amiga 500 Plus que incluyó algunas mejoras y que, curiosamente, no fue vendido en Estados Unidos. Respecto a la totalidad de la serie Amiga solo cabe decir que la empresa Commodore International cerró el 29 de abril de 1994, y con ello dejó de comercializar aquellos equipos. No obstante la serie Amiga, sobre todo el Amiga 500, son equipos leyenda que, en la actualidad, cuentan con una gran comunidad de fervientes seguidores, teniendo aquellos ordenadores una importante presencia en el mercado de la retro-informática, además de contar con nuevos desarrollos de software ejecutados para esa máquina por intrépidos amantes de aquellos equipos. Quizás el ordenador Amiga 500 no tuvo el éxito comercial en España que sí tuvieron otros equipos o arquitecturas, pero sí dispuso del éxito de la critica que alabó aquel diseño avanzado para su época.

Manuel Director

Analista informático, desarrolla su labor profesional para importantes clientes en una empresa de Ingeniería de Software. Entre sus logros se encuentra haber ganado un premio internacional, y otro premio a nivel nacional, además de otras dos importantes menciones, todo ello relacionado con el mundo de Internet y la informática. Además es el creador de varios desarrollos de software freeware de gran éxito en varios países. En su tiempo libre fuera de su labor profesional es Director de ParcelaDigital.

Artículos antiguos…