Atari ST, el ordenador «Jackintosh» contra la Serie Amiga Atari ST, el ordenador «Jackintosh» contra la Serie Amiga
En el verano de 1984 Jack Tramiel compró a Warner Communications la empresa Atari, hacía pocos meses que había renunciado a la empresa que... Atari ST, el ordenador «Jackintosh» contra la Serie Amiga

En el verano de 1984 Jack Tramiel compró a Warner Communications la empresa Atari, hacía pocos meses que había renunciado a la empresa que había fundado, Commodore, dejando en plena rampa de lanzamiento a la futura leyenda de la informática, la Serie Amiga.

Aquella serie de ordenadores nacida con la presentación del Amiga 1000, y viendo refrendado su éxito con el económico modelo Amiga 500, fueron lanzados al mercado con una características muy revolucionarias en lo que a calidad gráfica y sonido refiere. Pero Atari estaba apunto de trazar exactamente el mismo camino y, casi simultáneamente con Commodore, cuando Jack Tramiel llevaba solo seis meses como propietario de la empresa, lanzó un ordenador basado en el mismo microprocesador que los primeros Amiga, el procesador Motorola 68000 revolucionario por operar de forma interna bajo un arquitectura de 32 bits y contar con un bus externo de 16 bits. Aquel ordenador fue bautizado con el nombre de Atari ST, e incluyó grandes aspectos gráficos y de sonido, de la misma forma que lo hizo la serie Amiga.

Jack Tramiel inició en 1985 una gran competencia contra una empresa que él mismo había fundado muchos años atrás.

Llama poderosamente la atención la competencia que estaba generando Jack Tramiel a Commodore poco tiempo después de abandonar esa empresa… en pocos meses ya estaba compitiendo contra un nuevo diseño llamado a «matar» definitivamente a los primeros ordenadores personales de 8 bits. Y, además de competir contra los ordenadores que estaban a punto de salir al mercado, estaba en plena competencia contra una empresa que él mismo había fundado muchos años atrás.

En realidad, la coincidencia en el tiempo del Atari ST y el Amiga 1000 declaró —con total claridad— que uno no buscó competir con el otro, en realidad se encontraron casi al mismo tiempo en el «campo de batalla» tecnológico de mediados de los años ochenta. Es importante aclarar que el Amiga 1000 fue lanzado al mercado solo unos pocos meses antes que el equipo Atari 520ST que hizo debutar con garantías de cierto éxito a la nueva serie de ordenadores de la empresa de Tramiel. El verdadero objetivo del Atari ST fue competir con el Apple Macintosh, y por ello recibió el apodo de «Jackintosh»… incluyó una gran capacidad gráfica, interfaz MIDI, y un entorno gráfico a modo de sistema operativo. Los músicos y diseñadores gráficos vieron en el Atari 520ST una herramienta de gran utilidad, y contó con otros importantes avances como una interfaz para conectar un disco duro, y unidad de disco integrada.

El ordenador Atari ST terminó por ser una especie de leyenda sin trono.

Si nos fijamos en el mercado español de la segunda mitad de los años ochenta, el Atari ST fue un gran ordenador considerado como un equipo fantástico y —esto es demasiado obvio— superior a cualquier ordenador de 8 bits que dominaba el mercado en aquellas fechas de 1985. Pero la realidad es que, siguiendo centrados en el mercado español, el ordenador Amiga arrasó dejando a un lado al Atari ST… que terminó por ser una especie de leyenda sin trono.

El Atari ST fue un ordenador que tuvo mucha presencia en estudios musicales, y la serie Amiga tuvo mucha mayor presencia en los estudios de vídeo donde fue muy utilizado, principalmente, en el aspecto de rotulación en directo de imágenes de televisión. En realidad, el Atari ST destacó en los estudios musicales por incluir el interfaz MIDI que dio mucho juego, además de ser bastante más barato que un ordenador Amiga 1000. Pero poco tiempo después, Commodore lanzó el modelo Amiga 500 como versión económica del Amiga 1000, y terminó por reducir la diferencia de precio entre ambas series a una cantidad mínima… acercó al equipo Atari ST al abismo.

La inesperada realidad fue que la auténtica batalla tuvo como eje central al enfrentamiento entre Atari 520ST y Commodore Amiga 1000.

Siguiendo el devenir de lo que estamos contando, la primera clave importante a destacar es la idea preconcebida de que el Atari ST nació para ser el «Jackintosh» y combatir al Apple Macintosh, pero este artículo deja entrever claramente un giro inesperado que lleva al ordenador creado por la empresa de Steve Jobs a estar fuera de la historia… nos hemos centrado en la inesperada realidad, que no fue otra que la auténtica batalla tuvo como eje central al enfrentamiento entre Atari 520ST y Commodore Amiga 1000. Y la realidad es que esa batalla entre ambos equipos, bajo nuestra opinión, terminó por caer del lado de Commodore. Y para llegar a esta conclusión es importante tener en cuenta que, para muchos usuarios, el diseño del Atari ST estuvo más enfocado a ser una actualización de los ordenadores de 8 bits que copaban los hogares en 1985; en cambio el ordenador Commodore Amiga estuvo más enfocado a ser una especie de arquitectura revolucionaria, incluyendo muchos avances que llegaron a la informática unos años después.

Un dato importante que no debemos obviar del Atari ST es que Gary Kildall, fundador de Digital Research, desarrolló originalmente el entorno gráfico GEM Desktop para el Atari ST, software que después intentó introducir sin éxito en la serie PC mediante los modelos Amstrad PC1512 y PC1640. A aquel entorno no le faltó ingenio y fue la «Killer App» que buscó colocar al ordenador de Atari en la cima del éxito.

Atari desarrolló y fabricó hasta 17 modelos diferentes de Atari ST entre los años 1985 y 1991, existiendo también otros cinco modelos de 32 bits entre los años 1990 y 1993, además de tres modelos de portátiles comercializados entre 1989 y 1991. El ordenador Atari ST también tuvo una larga lista de «clones» u ordenadores compatibles, el último lanzado no hace mucho… en el año 2011. No hay ninguna duda de que la gama Atari ST fue una gran serie de ordenadores que para nada se puede despreciar, pero al mirar la preferencia de los usuarios de la segunda mitad de los años ochenta tampoco existe duda alguna sobre que el nicho concreto de mercado que ocupó la máquina de la histórica Atari fue copado por la serie Amiga… al menos en el mercado europeo.

Manuel Director

Analista informático, desarrolla su labor profesional para importantes clientes en una empresa de Ingeniería de Software. Entre sus logros se encuentra haber ganado un premio internacional, y otro premio a nivel nacional, además de otras dos importantes menciones, todo ello relacionado con el mundo de Internet y la informática. Además es el creador de varios desarrollos de software freeware de gran éxito en varios países. En su tiempo libre fuera de su labor profesional es Director de ParcelaDigital.

Artículos antiguos…