• Internet

El ocaso de Yahoo

  • por Manuel Llaca
  • 18 abr 2016
  • 626 Visualizaciones
  • ¿Te ha gustado este artículo? Haz clic en el corazón ...  0


Yahoo forma parte de los inicios «comerciales» de Internet, quizás sea una historia completamente paralela. Nació en Enero de 1994 y, como no, fue en Silicon Valley de mano de dos estudiantes de, como no, la Universidad de Stanford.

En la segunda mitad de los años noventa del siglo pasado Yahoo se convirtió en el directorio web más importante a nivel mundial, y durante muchos años tuvo una lucha pareja contra un motor de búsqueda nacido dos años después llamado Google.

Pero desde hace un año a esta fecha Yahoo ha sido centro de atención por sus pérdidas millonarias y su grave crisis. La crisis incluye 1.600 despidos y cierre de varias oficinas en todo el mundo.

La decadencia de Yahoo comienza en los primeros años de este nuevo siglo cuando Google comienza a ganarle la carrera. Esto sumado a la contratación de muchos CEO’s en pocos años mediante un sistema de palos de ciego dejando a la suerte una y otra vez el encontrar una persona que pudiera revitalizar y reflotar esta empresa que fue un «monstruo» de la tecnología.

En la actualidad solo se pueden prever dos escenarios para Yahoo: la venta o su definitiva desaparición. Actualmente la empresa está estudiando vender activos por valor de tres mil millones de dólares, mientras sobrevive quizás esperando a un comprado con liquidez que en un futuro pueda salvar a esta historia viva de Internet.

Yahoo nació simplemente para ser un proyecto de carrera de dos jóvenes estudiantes llamados Jerry Yang y David Filo. El asunto del proyecto se fue de las manos y se convirtió en una de las grandes empresas de Internet casi paralela al nacimiento global de Internet.

En tan solo dos años, en 1996, Yahoo salió a bolsa en una época de «boom» de las páginas web o directorios aprovechando el «boom» global de la gran red. En aquellas mismas semanas otros directorios como Excite o Lycos también salieron a bolsa. Sus dueños y creadores, al más puro estilo Steve Jobs y Steve Wozniak, se convirtieron en «millonarios al instante». Al final Excite sucumbió entre diversos compradores y aunque en la actualidad no ha desaparecido es una sombra de lo que fue. Lycos, después de entrar en el macroproyecto «Terra» de Telefónica España, se fue diluyendo hasta se liquidado en el año 2009. Aun así una pequeña parte de Lycos ha sobrevivido… otra pequeña sombra de lo que fue.

Uno de los grandes errores de Yahoo fue no comprar (o financiar) a Google cuando sus desconocidos creadores Sergey Brin y Larry Page llamaron a la puerta de Yahoo  en 1998, esto sumado a que en el año 2000 Yahoo externalizó su servicio de búsqueda a Google, consiguiendo que esta última tuviera su gran plataforma de lanzamiento a nivel mundial sin perder su total autonomía de Yahoo.

Pero lo del año 1998 no fue más que la primera oportunidad, en el año 2002, después de contratar a un magnate de Hollywood como CEO, Yahoo tuvo una segunda oportunidad de adquirir Google, también desaprovechada. Yahoo solo quería pagar la mitad de lo que en Google se pedía. Aquí vino la ruptura de Yahoo y Google. Entonces comenzó a desarrollar su propio motor de búsqueda, pero comenzó tarde, Google ya le había ganado el suficiente terreno como para mantener una insalvable ventaja.

En Yahoo tampoco compraron a Facebook en el año 2006 cuando se lo ofrecieron a precio de saldo.

En el año 2008 Yang rechazó una más que generosa oferta de compra por parte de Microsoft, y a partir de ese año idas y venidas de CEO’s además de contrataciones multimillonarias de directivos para al poco tiempo ser despedidos con indemnizaciones millonarias.

A día de hoy es evidente el ocaso de Yahoo, y realmente es una pena que Yahoo termine desaparecida o mal vendida para acabar como Lycos o Excite, porque para los que conocimos Internet desde sus inicios, innegablemente existe un vínculo total entre Yahoo e Internet.

Etiquetas del artículo

Artículos relacionados