Conceptos olvidados (I): La memoria Shadow RAM Conceptos olvidados (I): La memoria Shadow RAM
Con el paso de los años algunos conceptos informáticos van cayendo en el olvido… uno de esos conceptos es la memoria Shadow RAM. Un... Conceptos olvidados (I): La memoria Shadow RAM

Con el paso de los años algunos conceptos informáticos van cayendo en el olvido… uno de esos conceptos es la memoria Shadow RAM.

Un ordenador es un conjunto de componentes electrónicos dirigidos por una batuta que es el ciclo de reloj, antiguamente medido mediante «Megahercios» y actualmente medida mediante «Gigahercios». Todos los componentes deberían operar en armonía y con características similares. Pero no siempre fue así, y en algunos momentos se hizo necesario crear componentes intermedios como la memoria Shadow RAM.

Un 386SX se comunicaba con los componentes mediante una arquitectura de 16 bits.

Un ordenador basado en un microprocesador Intel 80386SX (386SX) opera internamente con una arquitectura de 32 bits, pero se comunica con el resto de componentes mediante una arquitectura de 16 bits. Es decir, el bus es de 16 bits. Ahí existía un cuello de botella, y la idea era que todo trabajara con mayor armonía.

En la era de los microprocesadores de 32 bits, es decir, en la era del Intel 80386 dentro del mundo IBM PC, los microprocesadores habían avanzado mucho, pero otros componentes se habían quedado un poco atrás, por ejemplo la memoria RAM.

La memoria RAM es una memoria dinámica —volátil— y requiere un continuo refresco para mantener la información almacenada. Con la llegada del 386 aquella memoria se quedó atrás así que se buscó la forma de mejorar aquello de tal forma que fuera más acorde a las características del nuevo microprocesador. Nació la memoria caché.

El coste de fabricación de la memoria caché era muy elevado, así que los equipos basados en arquitectura 386 comenzaron a incluir una pequeña cantidad de caché en la placa base.

La memoria caché es una memoria estática que no requiere refresco, por lo tanto no es necesario perder tiempo y recursos en mantener la información. Pero, además, es una memoria mucho más rápida que la RAM dinámica. El coste de fabricación de la memoria caché era muy elevado, así que los equipos basados en arquitectura 386 comenzaron a incluir una pequeña cantidad de caché en la placa base. En aquella memoria se almacenaba todo aquello que se podía necesitar con mayor frecuencia, y por tanto su acceso y ejecución era mucho mayor que si estuviera almacenado en la RAM.

Con la llegada de los ordenadores basados en el Intel 80486, se incorporó una caché interna dentro del propio microprocesador, por lo tanto pasaron a existir dos niveles de caché, una en el interior del microprocesador y otra en placa base. Según fue evolucionando la arquitectura del ordenador PC, se crearon hasta tres niveles de caché, que son las que existen en la actualidad.

Con la línea económica de microprocesadores creada por Intel con el 386SX, la idea era ofrecer equipos a un precio más accesible y por ello muchos equipos no contaron con memoria caché.

En la época de los ordenadores basados en el microprocesador Intel 80386 se había estrenado la memoria caché, y era un elemento que encarecía el valor del ordenador. Con la línea económica de microprocesadores creada por Intel con el 386SX, la idea era ofrecer equipos a un precio más accesible y por ello muchos equipos no contaron con memoria caché.

Pero existía otra variante más económica para mejorar la gestión del ordenador: la Shadow RAM. Los equipos que no tenían memoria caché, intentaban compensar la pérdida de rendimiento por la falta de aquella memoria mediante una técnica basada en cambiar la localización de las rutinas básicas de la memoria ROM. La BIOS («Basic Input Output System») se encuentra en la memoria ROM del ordenador —que es una memoria de solo lectura— pregrabada por el fabricante… lenta y de pequeño tamaño. En su interior se almacenan las rutinas más básicas que necesita ejecutar el ordenador para poder operar. El truco de la Shadow RAM era copiar todas las rutinas de la BIOS pregrabadas en la ROM dentro de un área reservada en la memoria RAM principal que era mucho más rápida en acceso y ejecución. Por lo tanto cuando el ordenador accedía a las rutinas de la BIOS, lo hacía mucho más rápido.

La Shadow RAM ocupaba una pequeña parte de la memoria RAM que no se podía utilizar para otra tarea.

La memoria Shadow RAM mejoró la velocidad de proceso, pero el rendimiento era inferior al de la memoria caché, siendo una solución económica porque no requería incluir ningún componente especial, por lo tanto no aumentaba el coste de todo el sistema. Pero también hay que tener claro que la memoria Shadow RAM ocupaba una pequeña parte de la memoria RAM que no se podía utilizar para otra tarea, y como la memoria RAM es volátil, en cada arranque el ordenador requería copiar todas las rutinas de la BIOS de la ROM en la RAM.

En principio la Shadow RAM y la memoria caché eran dos conceptos diferentes que nada tenían que ver el uno con el otro, pero casualmente la mayoría de los equipos que incorporaban la «shadow» no contaban con caché y viceversa, al menos nosotros no recordamos ver ningún equipo que pudiera contar con ambas soluciones simultáneamente. La memoria Shadow RAM dejó de ser útil con el tiempo cuando las modernas memorias «flash ROM» eran más rápidas que la memoria dinámica RAM… ya no tenía sentido la existencia del concepto Shadow RAM.

Manuel Director

Analista informático, desarrolla su labor profesional para importantes clientes en una empresa de Ingeniería de Software. Entre sus logros se encuentra haber ganado un premio internacional, y otro premio a nivel nacional, además de otras dos importantes menciones, todo ello relacionado con el mundo de Internet y la informática. Además es el creador de varios desarrollos de software freeware de gran éxito en varios países. En su tiempo libre fuera de su labor profesional es Director de ParcelaDigital.

Artículos antiguos…