Connect with us

Internet

Montando en el año 2001 un servidor de Internet «casero»

Publicado

en

servidor de Internet

En el año 2001, debido a la inexistencia de hosting gratuitos que pudieran ejecutar scripts Perl o Php, comencé a desarrollar en mi cabeza una idea… ¿Por qué no montar mi propio servidor de Internet en casa? ¡Pues manos a la obra!

Mi relación con la conectividad informática nació en el año 1989 cuando, a través de un módem serie externo de 300 baudios y la línea de teléfono estándar, me conectaba a diferentes BBS operativas por toda España utilizando un ordenador PC Compatible. Posteriormente, allá por el año 1992, usé un ordenador 386DX clónico para conectarme a otro tipo de red un poco más avanzada: la red Ibertex. Pero, en realidad, eran conexiones breves y esporádicas… se hacía imprescindible vigilar el gasto telefónico.

En Enero de 1996 me conecté a Internet, por primera vez, aprovechando que en Septiembre de 1995 Telefónica había estrenado un servicio llamado Infovia, cuya finalidad principal era igualar el coste de acceso a Internet a llamada local en todo el territorio nacional ¿Aquello era importante? Pues sí lo era, y el nacimiento de Infovia provocó el acercamiento de Internet a hogares y pequeñas empresas.

Para realizar la conexión a Internet se debía conectar el usuario, directamente, a un equipo de un proveedor de servicios y, además, pagar el tiempo de conexión en función de la distancia entre el proveedor y la usuario.

En aquellos primeros años de Internet liberalizado para el uso público, para realizar la conexión a la red se debía conectar el usuario, directamente, a un equipo de un proveedor de servicios —pagando una cantidad mensual o anual por ese derecho— y, además, pagar el tiempo de conexión en función de la distancia entre el proveedor y la usuario. Una persona que vivía en Madrid, si su proveedor se encontraba situado en la misma ciudad, disfrutaba de un coste de conexión por tiempo a razón de la aplicación de una tarifa de llamada local ¿Pero qué pasaba el usuario vivía en una ciudad más pequeña? Pues que seguramente no tendría un proveedor de servicios en la ciudad, por lo que era necesario darse de alta en uno de Madrid o Barcelona —o cualquier ciudad grande que tuviera proveedores operando—, si bien la cuota con el proveedor del servicio era la misma, el tiempo de conexión sería tarificado a un precio de llamada interprovincial si el usuario se encontraba, por ejemplo, en otra provincia. Infovia terminó con aquello, ya que todo el mundo pasó a conectarse a través de un número de teléfono único 055, cargando a todos los llamantes una tarifa de llamada local, independientemente del origen geográfico del llamante… una revolución fue aquello…

Las primeras conexiones a Internet que pude realizar fueron ejecutadas en el año 1995 en una empresa de informática en la que trabajaba, utilizando un proveedor de servicios local a través de Infovia por medio de un módem de última generación US Robotics de 28800 bits por segundo que, al comprar a un mayorista, había conseguido para la empresa por un precio chollo de 25.000 pesetas. Allí, en aquella empresa, descubrí por primera vez las páginas web, email con Eudora, News, Telenet y, sobre todo, el mundo IRC (Chat) que estaba a punto de ser disparado a la popularidad mundial.

Me fascinó el mundo de Internet, y el siguiente objetivo fue poder conectarme aquella red desde mi domicilio; para ello compré un módem interno más modesto, de 14.400 bits por segundo, y para acceder a Internet utilicé Infovia, al dar de alta una cuenta de acceso en el famoso proveedor de servicios sevillano llamado Arrakis. Aquella empresa sevillana —fundada en Enero de 1996 por los hermanos Luis y Germán Torrado, acompañados de Juan Ignacio Rodríguez— desarrolló un servicio de acceso a Internet más económico y accesible que lo que había en España hasta ese momento, y en pocos meses la empresa sevillana arrasó el mercado de los proveedores de Internet hasta tal punto que a los 4 años, en 1999, fue adquirida por British Telecom.

La velocidad de acceso a Internet en aquella época no era ágil, más bien lo contrario, y otro tipo de redes más rápidas como la RDSI solo eran asumibles por empresas de cierto tamaño.

A finales del año 1996 contaba con mi módem de 14.400 bits por segundo y el acceso a Internet de Arrakis, todo gracias a un único y cómodo pago anual de 10.300 pesetas, y el tiempo de conexión calculado como llamada local; con aquel acceso me metí de lleno en el mundo de Internet donde, rápidamente, empecé a crear páginas web. Pero la velocidad de acceso a Internet en aquella época no era ágil, más bien lo contrario, y otro tipo de redes más rápidas como la RDSI solo eran asumibles por empresas de cierto tamaño.

Llegando al nuevo milenio fui mejorando la red de la empresa en la que trabajaba al instalar, por ejemplo, el software Wingate… uno de los primeros proxies que permitían a todos los ordenadores de la empresa que estaban en una red local compartir el acceso a Internet a través de un único módem, una única línea telefónica, con ambos dispositivos conectados entre sí a un único ordenador que hacía las veces de servidor. Aquello fue un avance importante, todos los ordenadores compartían el acceso a Internet con una única cuenta, línea, y módem… pero, con el nuevo milenio a las puertas, ya se comentaban las futuras redes de banda ancha.

Con la entrada del año 2000 se iniciaron las instalaciones de ADSL o Cable en pequeñas empresas y hogares. Para la ADSL se utilizaba la línea de teléfono básica, y para la conexión por Cable el medio utilizado era fibra óptica hasta las subestaciones, y de allí a los domicilios cable coaxial. A mediados del año 2000 llegó a mi domicilio un acceso a Internet mediante cable-módem por coaxial y fibra óptica… adiós a las llamadas de teléfono para realizar la conexión… adiós a ocupar la línea de teléfono en los tiempos de conexión a Internet…  y hola a la conexión a Internet rápida y permanente. La llegada de banda ancha a mi domicilio fue un paso muy importante, y mi afición por Internet fue a más… entonces empecé a desarrollar páginas web y proyectos en Internet mucho más complejos… hasta que me topé con nuevos obstáculos una vez entrado el año 2001.

En el año 2001, y con la llegada de las redes de banda ancha, ya no era necesario pagar a un proveedor de servicios para acceder a Internet, ni era necesario pagar por el tiempo de conexión, además de no ocupar la línea de teléfono para voz cuando estaba activa una conexión a Internet. El coste del servicio era una cuota fija mensual con el proveedor de banda ancha, y la conexión era ilimitada. También era gratuito poner en marcha una página web en Internet, ya que había miles de servidores que ofrecían espacio gratuito, sin coste económico alguno, para que los internautas pudieran subir sus propias páginas a la red. Pero solo había lugar para sencillas páginas HTML con frames, textos, e imágenes, y algún que otro formulario mailto.

Contratar un espacio web para la ejecución de scripts Perl o Php y conectar a una base de datos no era gratis.

A la hora de desarrollar páginas complejas ya era necesaria, en el año 2001, la ejecución de scripts Perl o Php, y también la conexión a base de datos como, por ejemplo, MySQL. Contratar un espacio web para esos servicios no era gratis, y el coste no era, precisamente, accesible en cuantía. Por eso, en aquella época, comencé a desarrollar en mi cabeza una idea… ¿Por qué no montar mi propio servidor de Internet en casa? ¡Pues manos a la obra!

Poco tiempo después inicié las primeras pruebas sobre mi ordenador personal que utilizaba para mis labores diarias… que tenía instalado Windows; entonces instalé aplicaciones como Apache, Perl, Php, y MySQL en versiones para el sistema operativo de Microsoft. Y después de muchas pruebas estaba completamente atascado: el servidor Web, que era el primer paso, no funcionó. Después de mil vueltas descubrí que mi proveedor de acceso a Internet bloqueaba, por defecto, el uso de los puertos TCP de sistema en el sentido de subida hacia el módem-cable, que son los puertos que van del 0 al 1024. Y el puerto estándar de un servidor web es el 80. Así que redireccioné el servidor al puerto 8080 y, por fin, logré hacer funcionar un servidor web propio en mi hogar.

El siguiente paso fue darle un dominio al servidor, pero registrar uno de los oficiales (.com, .net, .org, o .es) era realmente más caro que en la actualidad, así que opté por crear un subdominio gratuito en un famoso redireccionador, en aquellos años llamado cjb.net. Posteriormente, monté un servidor FTP, News, Telnet… todos los servicios utilizados en aquellos años, excepto el servidor de correo electrónico porque el hecho de tener bloqueados los puertos 25 y 110 era un problema más serio no evitable mediante una sencilla redirección.

Cuando terminé de realizar todas las pruebas con mi servidor de Internet bajo Windows, fui totalmente consciente de dos problemas: en primer lugar, un servidor de Internet debía estar encendido las 24 horas al día y aquel ordenador era para mi uso personal diario; en segundo lugar, el acceso de banda ancha que contaba en aquellas fechas disponía de unos límites de 128 Kilobytes de bajada y 64 Kilobytes de subida. Con aquel ancho de banda, un servidor Windows no era una buena opción si el equipo comenzaba a disponer de un tráfico de usuarios importante…

Comencé a montar un equipo de cero basado en piezas de desecho. Así me hice con una placa base y un microprocesador Intel 486DX2.

En el año 2001 tenía acceso a muchas piezas viejas de desecho que terminaban en la basura. Así que comencé a montar un equipo de cero basado en esas piezas de desecho. Así me hice con una placa base y un microprocesador Intel 486DX2, 4 Megabytes de memoria RAM, una tarjeta gráfica sencilla, una tarjeta de red, y un disco duro de 4,3 Gigabytes… así hasta completar todo lo necesario para que ese ordenador clónico pudiera operar.

Una vez montado el equipo, le puse ventilación extra y busqué el sistema operativo adecuado que no podía ser otro que no fuera un Linux. En una tienda de prensa y revistas de mi ciudad rebusqué entre las revistas de informática hasta encontrar una que incluyera una distribución Linux… me hice con una distribución Red Hat Linux por el módico precio de lo que pagué por la revista. Instalé el Linux en el equipo de desecho configurando el Servidor Web con Php Perl, MySQL, FTP, y Telnet; el rendimiento de aquel servidor con el ancho de banda de 128 Kb de bajada era, sencillamente, espectacular —para esa época, claro está—.

Es importante tener en cuenta que en el año 2001 ya estaban llegando a los domicilios los ordenadores basados en el microprocesador Intel Pentium IV, así que mi servidor de Internet era muy inferior y antiguo, pero sobre el Linux es importante aclarar que es increíble el rendimiento que puede obtener ese sistema cuando hablamos de Internet y los diferentes servicios del modo servidor. No obstante, muy poco tiempo después, me hice con una placa base y un microprocesador Intel Pentium I 120 Mhz que iban directos a la basura… les evité aquel triste final, y los monté en el servidor para sustituir el Intel 486DX2. Unos meses más tarde, conseguí un Intel Pentium I a 133 Mhz y sustituí el procesador, además de montar una unidad adicional de disco duro con 40 Gigabytes de capacidad… el disco duro principal de 4,3 Gigabytes era demasiado pequeño.

A partir de ahí. mi servidor de Internet comenzó a funcionar a la perfección, y además de subir mis complejas páginas web con programación y base de datos sin coste económico alguno para mí, llegué a colgar, incluso, una webcam que tomaba imágenes de la ciudad desde mi habitación —disponía de una espectacular vista de la ciudad desde mi ventana— y las subía en tiempo real a Internet. Poco después empecé a ofrecer servicios totalmente gratuitos de hosting con ejecución de scripts y acceso a base de datos, estrategia que llenó mi servidor de páginas web de usuarios de toda España.

Como importante mejora adicional registré un dominio directo .com para eliminar la redirección de terceros.

Al terminar el primer año de funcionamiento del servidor casero, me hice con una placa base y un microprocesador Intel Pentium II 233 Megahercios, y más memoria RAM para ampliar el servidor. Además, el proveedor de banda ancha subió sin coste los límites del ancho de banda a 256 Kilobytes de bajada y 128 Kilobytes de subida. No mucho después, el ancho de bajada alcanzó los 640 Kilobytes. Como importante mejora adicional registré un dominio directo de extensión .com para eliminar la redirección de terceros… más profesional así…

Aquel servidor de Internet casero estuvo operativo durante casi 5 años, entre los años 2001 y 2006, ofreciendo servicios totalmente gratuitos con el máximo de prestaciones, de los primeros —si no fue el primero— que hubo en España que ofrecía espacio web de calidad con base de datos y permisos de ejecución de scripts totalmente gratis… pero llegó un punto en el que me fui a trabajar lejos de mi tierra, y tuve que desmontar todo aquello al tener que hacer mudanza.

En la actualidad, un servidor de Internet propio ya no es tan importante, ya que el coste de tener contratado un hosting multidominio, o incluso un servidor VPS completo, es tan bajo que saldría más caro montar un ordenador en casa, y pagar el gasto de luz que va a generar el hecho de estar encendido 24 horas al día… eso sin contar el coste del mantenimiento. Y, en la actualidad, existen hosting gratuitos con acceso a base de datos y programación, incluso con dominio propio; y si es de pago, todo a bajo coste… ¡es realmente barato mantener una web en Internet! No obstante, he de reconocer que guardo con especial cariño recuerdos de aquellos años de trapicheo con piezas de desecho, y de ingenio para lograr objetivos informáticos dentro de un primitivo Internet para gastar la menor cantidad de dinero posible.

Nacido en Asturias, y residente en el País Vasco desde el año 2005, soy Arquitecto de Software, y desarrollo mi labor profesional en Ingeniería de Software desde hace más de veinticinco años, tanto en el sector industrial (Ingeniería I+D) como en la administración pública. Hasta la fecha he publicado cinco libros en formato papel entre los años 2009 y 2019, y he ganado varios premios nacionales e internacionales con asuntos relacionados con Internet. También realizo una labor de recuperación de la historia de la informática, y en el año 2018 publiqué el libro Historia de la Informática Personal, donde profundizo en la historia de la informática clásica. En mi web personal se puede encontrar más información sobre mí (https://manuel-llaca.com).

Internet

Sociedad de Internet, los primeros premios web «atemporales» en español

Publicado

en

premios web

Los Premios Web Sociedad de Internet son los primeros premios web «atemporales» centrados en el idioma español para la veintena de países hispanohablantes.

En Diciembre de 2018 nacieron unos premios web llamados Sociedad de Internet, o Premios SodeInt, destinados a ocupar un espacio vacío dentro del idioma español.

Los Premios no solo determinan ganadores, sino que también existen dos escalones previos: nominados y finalistas.

Desde el primer momento los Premios Sociedad de Internet nacieron con el carácter «atemporal», es decir, son celebrados a lo largo de toda la anualidad, y se premia a los sitios web cuando se presentan páginas que merecen el galardón. Pero los Premios no solo determinan ganadores, sino que también existen dos escalones previos: nominados y finalistas.

La mecánica es sencilla. Cuando se presenta una página web al Premio automáticamente pasa a ser candidata, pero no aparece listada en la web del Premio. Las candidatas son revisadas por la organización, y aquellas que consideran que cuentan con calidad suficiente para participar y que cumplen los requisitos, son nominadas.

En un espacio de tiempo sin determinar, entre las finalistas el Jurado va eligiendo a las páginas ganadoras.

Posteriormente, el Jurado revisa las nominadas, y declara finalistas aquellas que creen que deben optar al premio. Finalmente, y un espacio de tiempo sin determinar, entre las finalistas el Jurado van eligiendo las ganadoras ¿Cuánto tiempo puede pasar entre la presentación de la candidatura y la elección como ganadora? No hay un tiempo determinado… unos pocos días, unas semanas, un par de meses… Y lo más importante… la organización se toma en serio el premio, y no declara ganadores masivamente… solo ganan los sitios web que merecen el premio bajo unos criterios muy exhaustivos.

Esa fue la mecánica desde el nacimiento de los Premios en Diciembre de 2018. Inicialmente fue creada una web basada en WordPress para alojar la gestión del galardón. Es importante destacar que Internet trata de desconexión, red nacida para hacer todo a distancia, y por ello los Premios son gestionados en su totalidad vía online… no hay evento físico de entrega de premios, ni estatuilla o diploma material… todo es online; existen una medalla digital para los nominados, otra para los finalistas, y una medalla digital para los ganadores además de un diploma digital.

Se exige el registro como usuario, y se permite presentar ilimitados sitios web desde cada cuenta.

Debemos destacar también que participar en el Premio Web Sociedad de Internet es completamente gratuito, no se cobra tasa alguna como sí se cobra en otros premios similares en idioma inglés. Solo se exige el registro como usuario, y se permite presentar ilimitados sitios web desde cada cuenta. Además, al ser unos premios «atemporales», no hay que esperar a un periodo concreto cada año para poder participar. Se puede participar, y ganar, en cualquier momento.

La noticia del día es que en Mayo de 2019 la organización de los Premios tomó un nuevo —y ambicioso— rumbo… decidió dar una vuelta más de tuerca para conseguir que los Premios Web Sociedad de Internet se conviertan en los más importantes a nivel mundial en idioma español. Para ello se decidió crear una web más completa y profesional, así como añadir nuevos mecanismos al Premio. Y desde la Organización me han expresado con detalle todas las novedades.

Cualquier usuario puede votar  a cualquier página web que se encuentre en los estados de nominada o finalista.

En Junio de 2019 se estrenó una nueva web con una presentación básica temporal, pero con una nueva gestión interna muy diferente… han cambiado los algoritmos… En la nueva versión se introduce la participación del usuario, de tal forma que cada vez que un usuario presenta una web al Premio se le fuerza a votarse a si mismo. Después, cualquier usuario puede votar  a cualquier página web que se encuentre en los estados de nominada o finalista.

Pasar de candidato a nominado, que es cuando aparece por primera vez listado un sitio web en los Premios, sigue siendo decisión exclusiva de la Organización del Premio. Pero una vez que una web está nominada, está visible en la web del Premio y los usuarios pueden emitir su voto. Pero ahí no termina el asunto; todos los votos emitidos, incluido el propio, cuentan  para la puntuación final, pero para decidir si un sitio web nominado pasa a la final se necesita, como requisito mínimo, disponer de tres votos de usuarios de la web del Premio y que, a su vez, cada uno de esos tres usuarios, hayan votado, al menos, a otras tres páginas web diferentes participantes en el Premio. Con esto se busca que la participación del usuario en el Premio aumente considerablemente.

Aquellas páginas que cumplan el requisito marcado de votos dependerán del criterio del Jurado para pasar a la final.

Conseguir el voto de tres usuarios que hayan votado a otras páginas no implica que esté garantizado el pase a la final, sino que implica que si no se obtienen no se pasará en ningún caso a la final. Aquellas páginas que cumplan el requisito dependerán del criterio final del Jurado para pasar a la final.

Una vez que una web ya está en la final deberá conseguir, al menos, otros tres votos de otros usuarios diferentes a los anteriores que en su haber hayan votado, al menos, a otras tres páginas. Si no se cumple este requisito, la web nunca optará a la victoria en el Premio. Además, en esta fase final, el Jurado emitirá su voto sobre aquellas páginas que considere con probabilidades de ganar. Con el voto de Jurado, junto con los votos emitidos los usuarios, se obtendrá la puntuación final con el siguiente ratio: El 70% del peso final de la puntuación será el voto del Jurado, y el 30% restante será la media de todos los votos recibidos por los usuarios.

Obtener una media superior a 8 sobre 10 no significa necesariamente ganar el Premio.

Cuando un sitio web finalista recibe la puntuación del Jurado, tendrá una media final definitiva. Llegados a este punto es requisito imprescindible obtener un mínimo de 8 sobre 10 para poder ganar, si la puntuación es inferior no podrá ser declarado ganador del premio bajo ningún concepto. Pero, como explico en párrafos anteriores, el objetivo no es premiar masivamente, obtener una media superior a 8 sobre 10 no significa necesariamente ganar el Premio; el Jurado siempre tendrá la última palabra sobre la elección del ganador en cada momento.

Es importante destacar que, en cada salto del proceso, y en cada voto recibido, los participantes reciben las consiguientes notificaciones vía correo electrónico para que conozcan la evolución dentro del Premio de los sitios web presentados.

Con la nueva web se estrenó un panel de control de usuario.

En Julio de 2019 la Organización de los Premios terminó la última fase, que implicaba estrenar un nuevo diseño de su web con una página más atractiva, moderna, adaptable y, sobre todo, ágil. Y con la nueva web se estrenó un panel de control de usuario donde cada participante puede presentar sitios web al premio, votar a las páginas presentadas, ver sus votaciones, o editar las páginas ya presentadas.

Este verano se inicia una nueva etapa muy interesante en los Premios Web Sociedad de Internet —Premios SodeInt— donde no hay duda alguna que son pioneros en idioma español, siendo un galardón único en su categoría a nivel mundial destacando, al mismo tiempo, su carácter totalmente online.

Se debe valorar como se merece a los mejores trabajos en Internet.

Quizás alguno de ustedes se pregunten para qué vale un premio web… yo les diría que sirve para valorar como se merece a los mejores trabajos en Internet, y para crear un camino de proyección y difusión de los grandes diseños web. Y esto no es poco.

Más información en: https://sociedaddeinternet.com, https://sodeint.com, o https://lospremiosweb.com.

Continuar leyendo...

Internet

Ventajas de la contratación de un hosting WordPress

Publicado

en

Hosting WordPress

Hace unos años el concepto hosting web era cercano a las personas muy expertas en Internet, desarrolladores web principalmente. Pero, en la actualidad, muchas personas disponen y mantienen su propia web con conocimientos muy básicos de desarrollo gracias a los gestores de contenidos… y entonces el concepto hosting pasó a ser importante para muchos…

Elegir el hosting adecuado es uno de los mayores quebraderos de cabeza de muchos, por aquello de la universalización de los gestores de contenido. El CMS —o gestor de contenido— más utilizado a nivel mundial es el WordPress, que supera el 60% del mercado global del mundo web y su popularidad es tan grande que existen empresas que ofrecen hosting WordPress específicos.

¿Por qué existen hosting WordPress específicos?

¿Qué necesita WordPress en un hosting para funcionar? Necesita soporte para PhP y Mysql, y con eso ya debería correr, por lo tanto cualquier hosting que incluya aquello podrá correr en su interior una web WordPress. Y… entonces… ¿por qué existen hosting WordPress específicos? Y para esta pregunta puedo enumerar varias ventajas, ideas en las que profundizaré más abajo.

¿Existen muchos hosting WordPress? Si, existen muchos. En España y en español tenemos, por ejemplo, ANW, una empresa con sede en Murcia que ofrece servidos de hospedaje muy completos bajo unos precios razonables… entidad que cuenta con un servicio de hosting WordPress específico.

Debemos tener en cuenta que para montar en un hosting una web basada en WordPress se requiere instalar todo el framework de ese gestor de contenidos.

Y ahora debo hablar del por qué de servidores específicos cuando los requerimientos del WordPress en cuanto a lenguaje y base de datos están cubiertos por cualquier hospedaje. En primer lugar debemos tener en cuenta que para montar en un hosting una web basada en WordPress se requiere instalar todo el framework de ese gestor de contenidos… algunos hosting lo permiten instalar desde una opción en su panel de control, en otros se hace a mano… en un hosting WordPress específico el framework está montado de mano.

Es importante conocer que mucha gente cuenta con su blog, página de marca personal, o de servicios concretos, sin disponer apenas de conocimiento del mundo del desarrollo web, así que es importante evitar cualquier lío, y uno de esos líos puede ser la instalación de la base del WordPress en el espacio web contratado… esto se evita en un hosting específico.

Los hosting WordPress están preparados para asumir la pesada carga de su framework.

Después está el rendimiento del gestor de contenido. Todo aquello que depende de un framework tan grande es más lento y pesado, y los hosting WordPress están preparados para ello, así como ofrecen un soporte y unas opciones de configuración para atacar, precisamente, ese punto débil del CMS.

¿Y si ya tenemos una web de WordPress operando en Internet y debemos moverla de servidor? Mover una web de WordPress no es fácil y si, además, se cambia el nombre del dominio, es más difícil todavía. Un sitio web WordPress, en muchos casos, requiere ser movido, incluso antes de estar en Internet, ya que en muchas ocasiones se desarrollan en servidores temporales y se mueven al definitivo una vez terminado su desarrollo. Por eso un hosting WordPress puede ofrecer el traslado de la web como un servicio adicional incluido en la contratación del espacio web. Por ejemplo, he podido comprobar que ANW lo ofrece en sus planes de hosting WordPress.

Un servicio específico muy importante es la configuración del PhP, que de mano se encuentra optimizada para páginas basadas en WordPress.

Además de que un servidor donde se alojan específicamente páginas WordPress está optimizado para cargar con su peso, también ofrece sistemas de protección específicos para el framework, y herramientas adicionales de gran utilidad posterior. Otro servicio específico muy importante es la configuración del PhP, que de mano se encuentra optimizada para páginas basadas en WordPress, factor muy importante para no encontrarse problemas después… mucha gente se encuentra que después de contratar un hosting no pueden habilitar alguna característica importante del PhP para que la página pueda operar con normalidad.

Elegir un hosting específico conlleva numerosas ventajas que adaptan el servidor del espacio web al uso concreto y real que se le va a dar, optimiza el resultado, y evita problemas inesperados, y todo ello es muy positivo si, además, tenemos en cuenta que usar WordPress implica depender de un gran y pesado framework por debajo.

Continuar leyendo...
Advertisement

¡Suscríbete!

¡Suscríbete y recibe los artículos en tu email!

Si lo deseas, puedes suscribirte a ParcelaDigital.com y recibir en tu correo electrónico los artículos ¡Es gratis!



Premios Obtenidos



- Blog ganador del Premio Web Internacional OX en dos ocasiones (años 2016 y 2017) a la mejor web de Informática e Internet en Europa
- Ganador del Premio Blog del Día (19 de Octubre 2018)
- Dos veces finalista (3 primeros) en los Premios Buber Sariak a la Mejor Web del País Vasco (ediciones 2017 y 2018).

Advertisement

Historia de la Informática

Historia de la Informática Personal

Premios Web en español

Advertisement
premios web
Internethace 2 semanas

Sociedad de Internet, los primeros premios web «atemporales» en español

Hosting WordPress
Internethace 3 semanas

Ventajas de la contratación de un hosting WordPress

Desarrollo Web
Opiniónhace 1 mes

El desarrollo web y los gestores de contenidos

comercio electrónico
Internethace 2 meses

Internet y el comercio electrónico… ¿enemigo o aliado?

Ana Nayra Gorrín
Entrevistashace 2 meses

Ana Nayra Gorrin, bloguera y escritora de novela actual.

Zaltair
Misceláneahace 2 meses

Historia de una broma: El ordenador Zaltair-150 y el lenguaje BAZIC de Steve Wozniak

Marta Lobo
Entrevistashace 2 meses

Marta Lobo, autora de romántica y bloguera

industria doméstica
Hardwarehace 2 meses

La industria doméstica de Apple y el mito del nacimiento en un garaje

ordenador para casa
Opiniónhace 2 meses

¿Qué ordenador compro para casa?

Asistentes virtuales
Softwarehace 3 meses

Una historia sobre los asistentes virtuales de voz

Ventamatic
Historiahace 3 meses

Ventamatic, pionera en el desarrollo de la informática personal en España

bromas informáticas
Misceláneahace 3 meses

Aquellas bromas informáticas de los noventa…

Historia de la Informática Personal
Historiahace 3 meses

Historia de la Informática Personal: Segunda edición del libro

tópicos olvidados
Misceláneahace 3 meses

Diez tópicos de la informática clásica en el olvido

Bugaboo
Leyendashace 3 meses

Bugaboo, el primer videojuego español y un hito en la historia del software

Microsoft
Softwarehace 4 meses

El importante papel que jugó Microsoft en la década de los setenta

Leyendashace 4 meses

Factor-S, un miniordenador 100% español

TRS-80
Leyendashace 4 meses

Tandy Radio Shack TRS-80

Commodore Amiga 500
Leyendashace 4 meses

Commodore Amiga 500, un gran ordenador entre el dominio de la arquitectura PC

IBM PS/2
Leyendashace 4 meses

IBM PS/2, el equipo con el que IBM intentó recuperar el dominio del mundo PC

blogs de informática
Internethace 7 meses

Los mejores blogs de informática (en español)

tópicos olvidados
Misceláneahace 3 meses

Diez tópicos de la informática clásica en el olvido

Datos curiosos sobre informática
Misceláneahace 2 años

Curiosidades de la informática (I)

lenguajes de programación
Opiniónhace 3 años

La evolución de los Lenguajes de Programación

programas de utilidad
Softwarehace 6 meses

Lista de 18 programas de utilidad (y gratuitos) para ordenadores PC

bromas informáticas
Misceláneahace 3 meses

Aquellas bromas informáticas de los noventa…

Fortran
Historiahace 2 años

Fortran, el primer lenguaje de programación de alto nivel y el inicio de los compiladores

Arrakis
Internethace 2 años

Arrakis, un proveedor de Internet de éxito en los años noventa

BASIC
Historiahace 2 años

BASIC, el lenguaje de programación más famoso

PortalProgramas
Internethace 3 años

PortalProgramas… la mejor web de descarga de software

actualizar ordenador
Hardwarehace 1 año

¿Comprar nuevo o actualizar ordenador? Mostramos un caso real

Bugaboo
Leyendashace 3 meses

Bugaboo, el primer videojuego español y un hito en la historia del software

Historiahace 3 años

La máquina Z3 de Konrad Zuse

Historiahace 2 años

DEC, la serie PDP, y el primer miniordenador de la historia de la informática

El Rincón del Vago
Internethace 2 años

El Rincón del Vago, la web de los apuntes

Harbour
Softwarehace 2 años

El compilador Harbour… un renacer para el Clipper

Zaltair
Misceláneahace 2 meses

Historia de una broma: El ordenador Zaltair-150 y el lenguaje BAZIC de Steve Wozniak

ordenador para casa
Opiniónhace 2 meses

¿Qué ordenador compro para casa?

Commodore Amiga 500
Leyendashace 4 meses

Commodore Amiga 500, un gran ordenador entre el dominio de la arquitectura PC

Historia de la Informática Personal
Historiahace 3 meses

Historia de la Informática Personal: Segunda edición del libro