Connect with us

Opinión

Los problemas para transferir archivos en un PC en el año 1989

Publicado

en

Transferir archivos

A finales de los años ochenta la informática basada en el mundo PC estaba en pleno proceso de estandarización, pero una rápida evolución de la tecnología informática, seguida de una falta de medios por el elevado precio de los sistemas, lograba que procesos que, en principio, pudieran ser sencillos, se transformaran en caminos llenos de obstáculos a superar… incluido el sencillo proceso de transferir archivos entre ordenadores.

La informática moderna es muy diferente a la de hace treinta años, y el mejor modo de mostrar el espíritu de la época se puede mostrar por medio de experiencias reales basadas en pequeñas situaciones cotidianas… por ejemplo, en el simple proceso de transferir archivos de un ordenador a otro. En el año 1989 contaba en casa con un estupendo ordenador PC Compatible de marca Dynadata —ordenador fabricado por Daewoo—, que contaba con un microprocesador Intel 8088 que operaba a 8 Mhz de velocidad, 640 Kilobytes de memoria RAM, disco duro de 20 Megabytes, monitor monocromo en verde fósforo, y una unidad de disquete de 5¼ pulgadas. Sin duda un equipo destacado para un domicilio, ya que en aquella época los ordenadores domésticos que predominaban eran los pequeños equipos de 8 bits como el Amstrad CPC, ZX Spectrum, o Commodore 64.

IBM lanzó un moderno equipo llamado IBM PS/2 buscando recuperar el control del mundo PC perdido desde el año 1983.

En el año 1987 IBM lanzó un moderno equipo llamado IBM PS/2 buscando recuperar el control del mundo PC perdido desde el año 1983; un equipo innovador y avanzado para el momento, y que incluyó importantes novedades tecnológicas. Entre todas ellas destacó la aparición para el mundo PC de una unidad de disquete de alta densidad de 3½ pulgadas, dispositivo llamado a sustituir al viejo disquete de 5¼.

En el año 1989 la informática ya estaba virando del pequeño ordenador de 8 bits hacia un mundo PC en pleno proceso de estandarización… pero el coste económico del PC era mucho más elevado. En el año 1989 una empresa alemana llamada Schneider —conocida por ser el fabricante licenciado del Amstrad CPC en su versión alemana— decidió crear un ordenador PC Compatible de buenas características, pero bajo un precio final más asequible dirigido a llamar la atención en los hogares.

Schneider creó un ordenador que solo contaba con monitor y teclado, y todo el hardware iba en el interior del teclado —como el Amstrad CPC, pero en el mundo PC—, contando con una moderna unidad de 3½ pulgadas integrada. Incorporó 512 Kilobytes de RAM, un microprocesador Intel 8088 a 9,54 Megahercios de velocidad, una estupenda gráfica CGA, y un monitor color. El inconveniente: no incorporaba disco duro interno, y solo contaba con la posibilidad de adquirir aparte un disco duro externo de 20 Megabytes de capacidad.

Del Euro PC me fascinó que llevara de serie una gráfica CGA y un monitor color, además de incorporar la famosa unidad de 3½ pulgadas.

Del ordenador Euro PC me fascinó que llevara de serie una gráfica CGA y un monitor color —lo habitual era disponer de una tarjeta gráfica Hércules con monitor monocromo—, además de incorporar la famosa unidad de 3½ pulgadas —aunque de baja densidad—; todo ello por un precio de 99.000 pesetas, que era un coste final realmente excelente para un mundo PC realmente caro para los usuarios de la informática personal de aquellos años.

En el año 1989 compré el nuevo Euro PC nacido en Alemania buscando explorar la nueva tarjeta gráfica creada por IBM así como la nueva —y pequeña— disquetera… era como entrar en el mundo del fabuloso IBM PS/2, pero sin gastar las 500.000 pesetas que podía costar el nuevo ordenador basado en la arquitectura microcanal de IBM.

Cuando tuve en mi domicilio ambos equipos, uno al lado del otro, pensé que iba a necesitar transferir archivos de uno a otro —era una necesidad inevitable—… pero… ¿cómo los podía pasar? El Dynadata solo contaba con una unidad de disquete de 5¼ pulgadas; el Euro PC con una de 3½ pulgadas. En aquella época había equipos con ambas disqueteras… tampoco existía Internet, ni el «cloud computing»… no habían nacido el USB ni el pendrive…

Solo cabía comprar una disquetera externa de 5¼ pulgadas para el Euro PC.

Al Dynadata no se le podía añadir una disquetera de 3½ pulgadas… solo cabía comprar una disquetera externa de 5¼ pulgadas para el Euro PC —no contaba con la posibilidad de añadir una interna por la evidente falta de espacio en el interior del teclado—. Pero aquel periférico extra era realmente caro.

Opté por una solución intermedia, comprar un software Link ¿Qué era aquello? Un software especial que se instalaba en dos equipos y, mediante un cable serie, se podían transferir archivos en una especie de «peer-to-peer en puerto serie». El «pack» incorporaba el software en disquete de 3½ y 5¼ pulgadas. Lo encargué y me costó 25.000 pesetas de la época… bastante más barato que comprar la unidad externa de 5¼ pulgadas para el Euro PC.

Para adquirir el software fui a una tienda de informática de la ciudad en la que vivía, ya que conocía y tenía confianza con su dueño. En realidad, solo se podía comprar material del mundo PC en el fabuloso departamento de informática de El Corte Inglés o en esa tienda, el resto de tiendas de la ciudad solo tocaban el mundo de los 8 bits. Cuando llegó el pedido me fui a casa, instalé el software en ambos equipos —cada uno por medio de su formato de disquete—, y conecté ambos ordenadores por medio de un cable serie que tenía en casa para un módem externo de 1.200 bits por segundo que utilizaba para conectarme remotamente a equipos BBS. Después de ilimitados e infructuosos intentos, aquello no funcionó.

El software Link requería un cable especial serie, no podía ser utilizado con un cable estándar para módem.

Al día siguiente fui a la tienda con el paquete del Link con intención de devolverlo, y cuando el dueño vio aquello fue a la trastienda y me entregó un cable. Resulta que el software Link para transferir archivos requería un cable especial serie, no podía ser utilizado con un cable estándar para módem, y también resulta que el cable venía con el producto original que yo había adquirido el día anterior… el dueño de la tienda se había quedado con mi cable pensando hacer otro negocio aparte… ¡le había pillado!… ¡menos mal que me conocía desde hacía algunos años! Puedo resumir la situación con aquella frase popular que dice: «la confianza da asco».

Una vez rescatado el cable «raptado» volví a mi domicilio, monté otra vez el sistema y… ¡voilá!… pude empezar a transferir archivos. Eso sí, como era una comunicación por puerto serie, el software pasaba muy lentamente… ¡menos mal que de aquella el tamaño del software era mucho menor que en la actualidad! En un par de días pude pasar todo el software que tenía en discos de 5¼ a los modernos disquetes 3½ pulgadas. No mucho tiempo después empezaron a ser comercializados ordenadores PC con ambas disqueteras incluidas de serie.

Entre inconvenientes tecnológicos y engaños, a finales de los años ochenta, el proceso de transferir archivos entre dos ordenadores con diferente disquetera resultó ser un auténtico mar de lagrimas. Pero el objetivo fue cumplido. En la actualidad sería mucho más sencillo todo… la infraestructura informática nada tiene que ver con la de hace 30 años.

Nacido en Asturias, y residente en el País Vasco desde el año 2005, soy Arquitecto de Software, y desarrollo mi labor profesional en Ingeniería de Software desde hace más de veinticinco años, tanto en el sector industrial (Ingeniería I+D) como en la administración pública. Hasta la fecha he publicado cinco libros en formato papel entre los años 2009 y 2019, y he ganado varios premios nacionales e internacionales con asuntos relacionados con Internet. También realizo una labor de recuperación de la historia de la informática, y en el año 2018 publiqué el libro Historia de la Informática Personal, donde profundizo en la historia de la informática clásica. En mi web personal se puede encontrar más información sobre mí (https://manuel-llaca.com).

Opinión

El desarrollo web y los gestores de contenidos

Publicado

en

Desarrollo Web

En la actualidad los gestores de contenidos son el medio preferido para el desarrollo web, y no solo para el particular, sino también para el profesional. Pero… ¿es el mejor camino?

Cómo artículo de opinión que es, voy a expresar en este texto como veo el desarrollo web en la actualidad. Hice mi primera página web en un básico HTML en el año 1996, cuando muy poca gente se conectaba a Internet, en los primeros meses de vida de la red Infovia de Telefónica. Aquella web no contaba con nada de programación, elemento prohibido en aquellos años, y todo estaba basado en frames y gifs animados.

Con la llegada del nuevo milenio se podían desarrollar páginas web muy complejas con programación y un buen diseño gráfico.

Con el paso de los años llegó la programación Perl, PHP, MySQL, las capas, aplicaciones magníficas como Dreamweaver, los dominios, y hosting más accesibles… se podían desarrollar páginas web muy complejas con programación y un buen diseño gráfico. En el año 2005 hacer una web profesional estaba muy accesible, pero llevaba mucho tiempo crearla de cero.

Entre los años 2001 y 2010 diseñé páginas web profesionales desde cero en mi tiempo libre, pero, como mucho, podía hacer una o dos al año… mucho tiempo a dedicar para crear desde cero la web y su base de datos. Llegaron los gestores de contenidos y, entonces, se abrió un nuevo camino… desarrollar páginas web profesionales basadas en el motor de un gestor de contenidos y sus temas y plugins.

Con los gestores de contenidos se pueden crear páginas web completas y muy profesionales en cuestión de unas pocas horas.

Con el nacimiento de gestores de contenidos como el WordPress se pueden crear páginas web completas y muy profesionales en cuestión de unas pocas horas. Entonces, en vez de hacer una buena web en un año, podía desarrollar muchas y buenas páginas web en un único mes. Aunque por detrás todo está hecho con PHP contra MySQL, la forma de diseñar una web cambió por completo.

La nueva moda fue crear muchas y buenas páginas en cortos espacios de tiempo, pero no hay que obviar que hacer una web sobre un motor de un gestor de contenidos es matar moscas a cañonazos… cualquier web de un gestor de contenidos se sustenta sobre una programación base generalista que, como es lógico pensar, sobrecarga, y aunque se pueda optimizar manualmente, siempre será una web mucho más lenta y pesada que otra hecha de cero específicamente para las necesidades concretas.

Me estoy encontrando nuevos problemas que van más allá de la lentitud o el excesivo peso de una web basada en esos framework… la personalización.

En la actualidad las agencias de diseño web y los programadores web profesionales también se apoyan mucho en los gestores de contenidos, y hay auténticas maravillas desarrolladas con un bajo coste en horas. Pero actualmente, y en mi caso personal, me estoy encontrando nuevos problemas que van más allá de la lentitud o el excesivo peso de una web basada en esos framework… la personalización.

Cuando necesito personalizar mucho una web para poder retocar al máximo nivel del desarrollo, la gestión de contenidos se convierte en un problema si no hay plugins específicos para ello, porque hay que modificar esos plugins mediante snippets, o directamente sobre el código fuente, o hay que programar sobre el framework del gestor de contenidos. En el caso del WordPress eso es un problema, porque cualquiera se puede volver loco… debes adquirir y mantener los vicios del framework.

En WordPress siempre he conseguido ejecutar todas las personalizaciones que me he planteado.

En WordPress siempre he conseguido ejecutar todas las personalizaciones que me he planteado, pero siempre adaptándome al medio, y con ligeras variaciones que suelen conseguir que la personalización no quede tal como deseaba al cien por cien.

¿Y qué se puede hacer para mejorar la personalización? Volver al desarrollo de cero, y dejar un poco de lado a gestores de contenidos y frameworks ¿Volver a crear las páginas web de cero? Lógicamente es la opción que más personalización y más rendimiento otorgará, pero el tiempo es oro.

Las páginas que sé que se adaptaran a un tema concreto y a unos plugins las creo en WordPress.

Últimamente he tomado un nuevo camino: las páginas que sé que se adaptaran a un tema concreto y a unos plugins las construyo en WordPress porque soy consciente de que no voy a entrar en una dura personalización. En cambio las páginas web que tengo constancia que necesitarán una alta personalización, y con ello serán más pesadas y lentas en todos los aspectos en WordPress, las diseño a partir de un script PHP.

En Internet existen infinidad de scripts PHP a la venta diseñados específicamente para resolver una funcionalidad concreta… una web para hacer algo concreto. Gracias a adquirir un script PHP desde el cual partir, consigo quitar de encima el tedioso y largo trabajo de construir algo de cero. Después modifico el script para cambiar las cosas que me interesan, añadir nuevas, o mejorar las que ya tiene. De hecho, y en la mayoría de los casos, los scripts no están depurados en el momento de la compra y contienen errores que se tienen que reparar.

El camino de desarrollar una web es la justa armonía entre el gestor de contenidos cuando interesa, y la programación PHP pura y dura cuando se busca un alto grado de personalización.

Por ello en la actualidad, en cierto modo, he vuelto al pasado y el camino de desarrollar cada web es la justa armonía entre el gestor de contenidos cuando interesa, y la programación PHP pura y dura cuando se busca un alto grado de personalización y agilidad. Con esto no quiero obviar el desarrollo web con otros lenguajes como Python, ASP .Net, o Ruby, simplemente cuento el camino que elegí para mí.

Continuar leyendo...

Opinión

¿Qué ordenador compro para casa?

Publicado

en

ordenador para casa

Después de más de treinta años comprando ordenadores solo puedo decir que comprar un ordenador para casa puede convertirse en un reto… o no…

Empecé en el mundo de los ordenadores a final de 1986, y de aquella había menos posibilidades y menos opciones para la compra de un ordenador para casa, un acto todavía considerado de poca utilidad en aquellos años. Existía una amplia variedad de ordenadores de 8 bits, y el mundo PC… ni siquiera Apple estaba muy implantado en la España de mediados de los ochenta.

El ordenador Amstrad CPC6128 marcó una época en toda Europa.

Mi primer ordenador fue un Amstrad CPC6128, una gran elección por su elevada memoria RAM para la época —128 Kilobytes—, su gran unidad de disco —cuando lo habitual eran los interfaces de cinta—, y un monitor en color propio. Ese modelo de ordenador marcó una época en toda Europa. Después llegaron otros ordenadores como, por ejemplo, el Amstrad PCW8256, hasta que logré hacerme con mi primer PC.

Poco después llegaron, masivamente, los ordenadores compatibles con PC… aquellos equipos idénticos a cualquier IBM PC, pero que no eran licenciados por el Gigante Azul… equipos nacidos a la sombra de la famosa historia de La Habitación Limpia. En aquella época me hice con mi primer ordenador PC, un Dynadata PC fabricado por la empresa coreana Daewoo; un robusto equipo de veinte kilos de peso basado en el microprocesador Intel 8088.

A finales de los años ochenta se empezaron a comercializar lo que se conocían como ordenadores clónicos.

A finales de los años ochenta comenzaron a operar los primeros fabricantes pequeños que, detrás de una desconocida marca, empezaron a vender lo que se conocían como ordenadores clónicos, equipos montados a nivel local al adquirir todos los componentes por separado. Así llegaron ordenadores con pinta de ser fabricados en una línea de producción, pero siendo, en realidad, ensamblados en pequeños talleres.

En los primeros años noventa el ámbito fue reducido todavía más… las pequeñas tiendas de informática comenzaron a montar sus propios ordenadores clónicos; la informática ya no era a nivel de pequeño distribuidor, era a nivel de tienda… cada pequeño comercio local ensamblaba sus propios equipos clónicos para la venta. Así me hice con un 386DX a 33 Megahercios allá por el año 1991. En ese momento se abrió un nuevo mundo, el mundo del clónico que permitía la compra a un precio muy inferior comparado al ordenador de marca, y permitiendo también una configuración mucho más personalizada… mayores posibilidades en la ampliación.

Los ordenadores portátiles vieron reducido mucho su precio de venta al público…

A partir de ahí compré un Intel 486DX2 en 1994, y los equipos que vinieron hasta el año 2006 fueron montados por mí… compraba las piezas y los ensamblaba en mi domicilio. Y como yo, mucha gente. Pero ya con la entrada en el nuevo siglo los ordenadores de marca y, sobre todo, los ordenadores portátiles, vieron reducido mucho su precio de venta al público… y volvieron a entrar en competencia directa con el ordenador clónico.

En mi caso personal en los últimos años he preferido comprar ordenadores de marca de diferentes fabricantes, y los últimos equipos que he tenido han sido firmados por el fabricante de Hong Kong Lenovo, empresa que compró la informática personal de IBM hace unos años ya, y donde el Gigante Azul cuenta con un importante porcentaje de las sus acciones ¿Por qué compro ordenadores de ese fabricante? Porque me ha ido muy bien con la marca; porque son equipos robustos, y España cuenta con un importante distribuidor Lenovo. Actualmente mi ordenador de casa es un Lenovo H520S equipado con un microprocesador Intel i5-3330, que fue adquirido en el año 2013 y, en la actualidad, sigue funcionando como se espera de un ordenador.

La decisión de tirar por un fabricante u otro debe ser propia.

¿Ordenador clónico u ordenador de marca? Evidentemente muchas personas con conocimientos de informática y de hardware se decantan por crear sus propios ordenadores comprando las piezas, para después ejecutar sus personalizaciones. Pero para los usuarios que quieren tener el menor número de problemas posibles con la informática, que no quieren introducirse en profundidades de esta ciencia, y que no desean caer en un mundo de placas, circuitos, y otras características que desconocen, lo mejor puede ser el ordenador de marca ¿Alguna marca para recomendar? Pues en los últimos años no puedo hablar de otro fabricante porque solo he trabajado con Lenovo… la decisión de tirar por un camino u otro debe ser suya, estimado lector.

Sí les voy a dar un consejo muy importante a la hora de adquirir el ordenador; lo importante es comprar un equipo que incluya un procesador y una placa base con posibilidades, y no me refiero a comprar los más caros del momento, sino a comprar los modelos que permitan mejorar el conjunto cuando pasen los años. Y ahí es donde radica la característica que más me gusta de Lenovo, los equipos, y en cada momento temporal, vienen ensamblados con procesadores y placas base de importantes posibilidades.

No hace falta «matar moscas a cañonazos» para visitar páginas web y hacer documentos Word.

Otro consejo importante es que la compra de un ordenador debe centrarse en las necesidades reales de cada usuario… no hace falta «matar moscas a cañonazos» para visitar páginas web y hacer documentos Word, ni hay que escatimar en características si se van a realizar tareas de edición de vídeo, o animación 3D, por ejemplo. Creo que ambos consejos que dejo aquí escritos son los más importantes, lo demás a elección de cada uno.

Continuar leyendo...
Advertisement

¡Suscríbete!

¡Suscríbete y recibe los artículos en tu email!

Si lo deseas, puedes suscribirte a ParcelaDigital.com y recibir en tu correo electrónico los artículos ¡Es gratis!



Premios Obtenidos



- Blog ganador del Premio Web Internacional OX en dos ocasiones (años 2016 y 2017) a la mejor web de Informática e Internet en Europa
- Ganador del Premio Blog del Día (19 de Octubre 2018)
- Dos veces finalista (3 primeros) en los Premios Buber Sariak a la Mejor Web del País Vasco (ediciones 2017 y 2018).

Advertisement

Historia de la Informática

Historia de la Informática Personal

Premios Web en español

Advertisement
Desarrollo Web
Opiniónhace 1 semana

El desarrollo web y los gestores de contenidos

comercio electrónico
Internethace 2 semanas

Internet y el comercio electrónico… ¿enemigo o aliado?

Ana Nayra Gorrín
Entrevistashace 3 semanas

Ana Nayra Gorrin, bloguera y escritora de novela actual.

Zaltair
Misceláneahace 4 semanas

Historia de una broma: El ordenador Zaltair-150 y el lenguaje BAZIC de Steve Wozniak

Marta Lobo
Entrevistashace 4 semanas

Marta Lobo, autora de romántica y bloguera

industria doméstica
Hardwarehace 1 mes

La industria doméstica de Apple y el mito del nacimiento en un garaje

ordenador para casa
Opiniónhace 1 mes

¿Qué ordenador compro para casa?

Asistentes virtuales
Softwarehace 2 meses

Una historia sobre los asistentes virtuales de voz

Ventamatic
Historiahace 2 meses

Ventamatic, pionera en el desarrollo de la informática personal en España

bromas informáticas
Misceláneahace 2 meses

Aquellas bromas informáticas de los noventa…

Historia de la Informática Personal
Historiahace 2 meses

Historia de la Informática Personal: Segunda edición del libro

tópicos olvidados
Misceláneahace 2 meses

Diez tópicos de la informática clásica en el olvido

Bugaboo
Leyendashace 2 meses

Bugaboo, el primer videojuego español y un hito en la historia del software

Microsoft
Softwarehace 3 meses

El importante papel que jugó Microsoft en la década de los setenta

Leyendashace 3 meses

Factor-S, un miniordenador 100% español

TRS-80
Leyendashace 3 meses

Tandy Radio Shack TRS-80

Commodore Amiga 500
Leyendashace 3 meses

Commodore Amiga 500, un gran ordenador entre el dominio de la arquitectura PC

IBM PS/2
Leyendashace 3 meses

IBM PS/2, el equipo con el que IBM intentó recuperar el dominio del mundo PC

optimizar wordpress
Internethace 3 meses

Consejos para optimizar un sitio web basado en WordPress

Senderos de Ávalon
Misceláneahace 3 meses

Los Senderos de Ávalon, un libro que rememora los años dorados de la informática

tópicos olvidados
Misceláneahace 2 meses

Diez tópicos de la informática clásica en el olvido

blogs de informática
Internethace 6 meses

Los mejores blogs de informática (en español)

Datos curiosos sobre informática
Misceláneahace 2 años

Curiosidades de la informática (I)

bromas informáticas
Misceláneahace 2 meses

Aquellas bromas informáticas de los noventa…

lenguajes de programación
Opiniónhace 3 años

La evolución de los Lenguajes de Programación

programas de utilidad
Softwarehace 5 meses

Lista de 18 programas de utilidad (y gratuitos) para ordenadores PC

Fortran
Historiahace 2 años

Fortran, el primer lenguaje de programación de alto nivel y el inicio de los compiladores

Arrakis
Internethace 2 años

Arrakis, un proveedor de Internet de éxito en los años noventa

Bugaboo
Leyendashace 2 meses

Bugaboo, el primer videojuego español y un hito en la historia del software

BASIC
Historiahace 2 años

BASIC, el lenguaje de programación más famoso

actualizar ordenador
Hardwarehace 1 año

¿Comprar nuevo o actualizar ordenador? Mostramos un caso real

PortalProgramas
Internethace 3 años

PortalProgramas… la mejor web de descarga de software

Historiahace 3 años

La máquina Z3 de Konrad Zuse

El Rincón del Vago
Internethace 2 años

El Rincón del Vago, la web de los apuntes

Zaltair
Misceláneahace 4 semanas

Historia de una broma: El ordenador Zaltair-150 y el lenguaje BAZIC de Steve Wozniak

Historiahace 2 años

DEC, la serie PDP, y el primer miniordenador de la historia de la informática

Historia de la Informática Personal
Historiahace 2 meses

Historia de la Informática Personal: Segunda edición del libro

ordenador para casa
Opiniónhace 1 mes

¿Qué ordenador compro para casa?

Harbour
Softwarehace 2 años

El compilador Harbour… un renacer para el Clipper

Commodore Amiga 500
Leyendashace 3 meses

Commodore Amiga 500, un gran ordenador entre el dominio de la arquitectura PC