Tres razones por las que las pymes se decantan por el ERP en cloud Tres razones por las que las pymes se decantan por el ERP en cloud
Las pymes demandan con más frecuencia el uso de sus aplicaciones de gestión en la nube. Tradicionalmente se pensaba que el precio o, la... Tres razones por las que las pymes se decantan por el ERP en cloud

Las pymes demandan con más frecuencia el uso de sus aplicaciones de gestión en la nube. Tradicionalmente se pensaba que el precio o, la facilidad para abordar la implantación de un ERP sin apenas inversiones iniciales era la primera razón —también la más importante— por la que las pequeñas y medianas empresas optaban por esta alternativa. El paso del tiempo ha demostrado que, además del coste inicial, existen otras muchas razones adicionales como la seguridad, la confianza y el servicio, que impulsan a este tipo de organizaciones a decantarse por el ERP en cloud.

Datisa explica algunos de los principales motivos por los que las pymes optan por utilizar sus aplicativos de gestión ERP en cloud. Desde luego, la posibilidad que ofrece el cloud para acceder a la tecnología a empresas más pequeñas es una de las primeras razones que argumentan las pymes. Sin embargo, quizá no sea la más relevante.

«El precio ha sido un condicionante importante a la hora de acceder a la tecnología».

Isabel Pomar, CEO de Datisa, dice que «el precio ha sido un condicionante importante a la hora de acceder a la tecnología. Sobre todo, para las pymes, plantearse elevadas inversiones iniciales ha provocado que muchas veces los proyectos se quedaran en eso, en proyectos. El abaratamiento de los costes ha abierto la puerta de la tecnología a muchas organizaciones de menor tamaño. Pero, pasado el tiempo, se ha demostrado que el precio no es —ni mucho menos— el criterio que debe ponderar a la hora de decantarse por una tecnología u otra».

 La firma española de ERP para pymes explica cuales son las otras tres razones —además de la reducción inicial de los costes— para que las pymes opten por la tecnología ERP en cloud para implementar sus soluciones de gestión. Son las siguientes:

  • Más seguridad, más protección, más estabilidad. En realidad, estas tres razones apuntan hacia lo que realmente es estratégico en las pymes, más allá incluso, de que la gestión de sus procesos sea 100% eficiente: salvaguardar la información que manejan. Salvaguardar el dato, en el más amplio sentido de la expresión. Un ERP apuesta por el acceso al dato sencillo y rápido, por el intercambio de información, por la actualización automática, … por eso es estratégico que, cualquier tecnología que soporte al aplicativo de gestión en cuestión, esté avalada por las más altas garantías acerca de la seguridad y fiabilidad que proporciona. Ese es el caso de la tecnología Cloud que ofrece un nivel de seguridad por encima del que pueda ofrecer cualquier otra organización en sus propios servidores. Su capacidad para acceder a las soluciones en remoto, desde cualquier lugar y dispositivo y, la estabilidad que ofrece la nube sin interrupciones en el servicio o recuperando la información en caso de desastres, es una razón todavía más relevante que el precio.
  • Responsabilidad tecnológica diluida. Gestionar una pyme es una tarea complicada por lo que, liberar todo el tiempo y todos los recursos posibles, exime a sus responsables de determinadas tareas necesarias, pero de escaso valor. Si la responsabilidad sobre la tecnología recae sobre el proveedor, es decir, es él, quien se encarga de hacer que todo funcione, de proporcionar el soporte y mantenimiento adecuado, de actualizar los sistemas y, en definitiva, de hacer que el mecanismo alrededor de la tecnología sea el adecuado, los responsables de la empresa, los gestores e, incluso, los usuarios de puestos más básicos simplemente podrán dedicarse a su trabajo: dirigir, gestionar, operar, …

Todos sus miembros estarán orientados al cumplimiento de sus funciones, y, solo, al cumplimiento óptimo de sus tareas.

Esta responsabilidad ejercida por el proveedor repercutirá en el incremento de la productividad de la organización porque todos sus miembros estarán orientados al cumplimiento de sus funciones, y, solo, al cumplimiento óptimo de sus tareas, sin tener que poner el foco en otras cuestiones menos relevantes para su día a día.

  • Libertad de movimiento. El trabajo en la oficina ya no es tan prioritario como hace unos años. Cada vez con más frecuencia, las empresas implementan diferentes fórmulas para impulsar la flexibilidad —trabajar desde casa, en otras sedes distintas a la oficina central, etcétera—. Ubicar la aplicación en la nube permite el acceso a la misma y a los datos que almacena desde cualquier lugar del mundo en el que exista una conexión a Internet.

La nube ha eliminado las barreras físicas y geográficas por lo que el acceso al software es sencillo y ágil con independencia del lugar desde el que se acceda, 365x7x24.

David Redactor Jefe

Apasionado de la informática, y más apasionado de la literatura, David es un informático todo-terreno al que le gusta explorar nuevas áreas de la ciencia de la tecnología de la información. En ParcelaDigital es el Redactor Jefe.

Artículos antiguos…