Connect with us
Manuel Llaca

Opinión

Los problemas para conseguir videojuegos en los años ochenta

Publicado

en

conseguir videojuegos

Los años ochenta fueron aquellos de la revolución de una informática personal que había nacido en los setenta. En el despertar de la informática en un niño en aquella época tuvieron mucho que ver los primeros ordenadores de 8 bits, y los llamativos videojuegos fuente de su difusión mundial… pero conseguir videojuegos fue un gran problema.

Como artículo de opinión, y como en otras ocasiones, en este texto voy a intentar expresar un «sentir» de la informática de los ochenta, y lo expresaré, como siempre, basado en experiencias reales vividas por mí que, quizás, puedan coincidir, o no, con las de terceros. Y en este artículo me gustaría tratar la dificultad para un niño, en aquella época, para conseguir videojuegos.

En 1987 la informática personal doméstica estaba totalmente dominaba por los pequeños microordenadores de 8 bits.

Me voy a situar en una fecha concreta, en el año 1987, época en la que el mundo PC se abría camino en la pequeña y mediana empresa, pero momento en el que la informática personal doméstica estaba totalmente dominaba por los pequeños microordenadores de 8 bits.

Los ordenadores domésticos más comunes en España eran los modelos de la empresa británica Sinclair, con el ZX Spectrum a la cabeza, seguido de la serie CPC de Amstrad. Otros ordenadores como el exitoso a nivel mundial Commodore 64, o los Sistemas MSX que buscaron desde Japón crear lo que no existía en el mundo de 8 bits: una compatibilidad estandarizada para todos los fabricantes.

Lo que atraía de la informática a los niños eran los llamativos videojuegos a color.

En mi domicilio contaba, a mis 12 años de edad, con un Amstrad CPC6128 que incorporaba una unidad de disco de 3 pulgadas que, en aquellos años, empezaba a contar con algo de presencia. A la mayoría de los niños, en aquella década, lo que les atraía de la informática eran los llamativos videojuegos a color de aquellos ordenadores de 8 bits. En un corto plazo de tiempo me fue atrayendo el hecho de revolver en las tripas de aquella informática, de aquel BASIC y CP/M, pero la referencia del ordenador doméstico era el videojuego… y la forma de conseguir videojuegos…

Allí estaba, en el año 1987, intentado conseguir videojuegos para mi ordenador que era, en cierto modo, avanzado para lo que había en los hogares… era todavía en una época dominada por los videojuegos en cinta para la serie Spectrum o el Amstrad CPC464 —que no disponía de unidad de disco—, en equipos informáticos para el hogar cuya mayoría no disponían de monitor propio, sino que eran conectados a la televisión de casa.

La mayoría de los niños con ordenador en casa en España en 1987 contaban con un equipo Spectrum, y disponían de videojuegos en cinta para aquellas máquinas.

El escenario era el siguiente: la mayoría de los niños con ordenador en casa en España en 1987 contaban con un equipo Spectrum, y disponían de videojuegos en cinta para aquellas máquinas, también había bastantes Amstrad CPC464, pero utilizaban software para su reproductor de cinta incorporado al teclado. También existía gente que disponía de un Commodore 64 en casa, pero no era fácil verlo… aquel ordenador basó su éxito principalmente a base de arrasar en el mercado americano. En cambio un servidor disponía de una flamante unidad de disco de 3 pulgadas integrada en el teclado con la cual podía cargar y ejecutar software instantáneamente, a diferencia de los que utilizaban el interfaz de cinta. Pero casi nadie en mi entorno disponía de ese ordenador en casa… mi informática estaba en una especie de isla desierta.

En aquellos años, existían algunas tiendas de informática de pequeño tamaño, o tiendas de electrodomésticos que se aventuraban a vender ordenadores de 8 bits, que contaban con algunos equipos a la venta y vendían software para ellos… pero claro… la mayoría se centraron en los sistemas de mayor demanda. Siempre podía recurrir al paraíso de la informática en los años ochenta… al departamento de informática de El Corte Inglés… allí era el único lugar donde había de todo para todos los sistemas.

Fui «sobreviviendo» gracias a conocer alguna que otra persona entusiasta que disponía del mismo ordenador.

La realidad es que comprar videojuegos en 1987 era caro, sobre todo si eran en disco, por la escasez y costo de ese tipo de interfaces considerados modernos o avanzados. Sí que conté con algún juego en disco adquirido, por ejemplo el mítico Mercenario de Amstrad desarrollado por Alligata Software y distribuido en España por Microbyte, pero poco más. Tampoco podía intercambiar con nadie debido a las incompatibilidades entre sistemas. Así que fui «sobreviviendo», intercambiando videojuegos gracias al hecho de conocer alguna que otra persona entusiasta que disponía del mismo ordenador.

La situación llegó a tal punto que me compré un interfaz de cinta externo y lo conecté al ordenador Amstrad CPC6128 ¿Por qué? Porque un juego en disco rondaba las 3.000 pesetas de la época —que era una cantidad importante en aquellos años—, mientras que los videojuegos en cinta para Amstrad podían costar no más de 500 pesetas —en realidad costaban entre 1.500 y 2.000 pesetas, pero en aquellos años descubrí una tienda de electrodomésticos que vendía videojuegos originales en cinta para Amstrad a precio único, 499 pesetas la unidad—.

Renuncié a la calidad y rapidez de una unidad de disco para terminar en la lentitud y baja fiabilidad del interfaz de cinta.

Así, por un precio de 499 pesetas la unidad, renuncié a la calidad y rapidez de una unidad de disco para terminar en la lentitud y baja fiabilidad del interfaz de cinta; sí, la cinta no siempre cargaba el videojuego después de esperar, al menos, 10 minutos a la carga de datos… a veces fallaba y había que empezar de cero… y así sí que logré el objetivo de conseguir videojuegos…

Esto no quiere decir que no dispusiera de videojuegos en disco, encontré algunas personas con las que intercambiar algo, pero aquello me obligó a renunciar a la posibilidad de jugar con muchos títulos que me interesaban, y el interfaz de cinta fue la solución. Y llegados a este punto es importante hablar del intercambio de software… en la actualidad los videojuegos se compran ya sea en medios físicos o mediante descargas de pago, o se hacen descargas piratas de Internet… lo del intercambio no existe… pero en aquellos años el intercambio de videojuegos originales era algo real; existió como recurso habitual en los años ochenta.

Conocí la existencia de un programa llamado Copion para el Amstrad CPC6128 con el que se podía copiar de todo.

También existía en los ochenta el copiado de videojuegos en aquellos Amstrad o Spectrum, al fin y al cabo los videojuegos de cinta era tan sencillos de copiar como disponer de un equipo de música con doble pletina, y copiar los sonidos de uno a otro. Pero hasta eso podía dar problemas, porque si no se grababa en una cinta de calidad, en un equipo de calidad, y a la velocidad adecuada, la copia no funcionaba. En el caso de los disquetes era más complicado todavía, porque el software incorporado para gestionar el ordenador Amstrad CPC no permitía la copia de discos, más que nada porque no había una herramienta para ello. En el caso de los programas hechos en el lenguaje BASIC del CPC6128 era tan sencillo como cargar el programa desde un disquete, insertar otro en la unidad, y salvar el programa en el nuevo. Pero cuando el software era comercial, no existía una herramienta en el sistema que pudiera copiar lo binario. Un tiempo después, sí conocí la existencia de un programa llamado Copion para el Amstrad CPC6128 con el que se podía copiar de todo.

Gracias al interfaz de cinta, y a base de gastar 499 pesetas por videojuego, tuve acceso en el Amstrad CPC6128 a títulos míticos como, por ejemplo, el gran videojuego Match Day de fútbol… era muy avanzado para la época, mostrando una gran capacidad de jugabilidad y unos gráficos y animaciones excepcionales para la época.

El ordenador PCW8256 era una máquina de escribir computerizada, y para aquel ordenador fue mucho más difícil conseguir videojuegos.

Antes de terminar el año 1987 me pasé al Amstrad PCW8256, una máquina más avanzada basada en el sistema operativo CP/M de Digital Research, y que pretendió ser un ordenador totalmente profesional… lo más parecido a un compatible PC, que era considerado el ordenador profesional de los ochenta, y el futuro de la informática personal. En realidad, el PCW8256 era una máquina de escribir computerizada, y para aquel ordenador fue mucho más difícil —todavía— conseguir videojuegos de cualquier tipo. Básicamente el problema tuvo que ver con la escasez de empresas desarrolladores que escribieron software para una máquina que ni era compatible con la serie PC, ni lo fue con los ordenadores de 8 bits fabricados por Amstrad.

En el año 1988 vendí los dos Amstrad y decidí entrar en el mundo PC, así que compré un ordenador compatible PC con disco duro de 20 Megabytes, 640 Kilobytes de RAM, disquetera de 5¼ pulgadas, y una tarjeta gráfica Hércules con monitor monocromo. Con esa compra deseaba entrar en un mundo más profesional… llegar al MS-DOS, dBASE III Plus, o el WordStar y, de paso, entrar a un mundo del videojuego mucho mas prolífico, además de permitir la entrada a un estándar de compatibilidad que eliminó aquello de la incompatibilidad entre los ordenadores de 8 bits de diferentes fabricantes. Nada más alejado de la realidad.

La tarjeta gráfica Hércules disponía de mayor resolución, pero era incapaz de mostrar colores en pantalla.

Gracias a aquello de la compatibilidad sabía que podía intercambiar software con cualquier otra persona que dispusiera de un PC, aunque fuera de otro fabricante, pero surgió otro problema nuevo no previsto: la tarjeta gráfica. A finales de los años ochenta, la mayoría de ordenadores PC podían incorporar dos tarjetas gráficas diferentes: la CGA de IBM, o la tarjeta gráfica Hércules. Para la CGA existía mayor cantidad de software, y podía mostrar hasta 4 colores simultáneamente en pantalla, pero bajo una resolución pobre; la tarjeta gráfica Hércules disponía de mayor resolución, pero era incapaz de mostrar colores en pantalla.

El problema se agravó al tener en cuenta que, para cada tarjeta gráfica, era necesario adquirir un monitor concreto para la frecuencia con la que operaba la primerar… cambiar de tarjeta gráfica era realmente costoso económicamente hablando. Así que, por aquello de la calidad gráfica y de que el monitor era más barato, opté por la gráfica Hércules. Aquello implicó que todo el software desarrollado para la gráfica CGA no podía ser ejecutado en mi PC, y todo aquello desarrollado en Hércules no era factible de ser ejecutado en un ordenador con CGA… para la gráfica Hercules existía mucho menos software, la CGA de IBM era «casi» un estándar gracias a los colores, aun teniendo una pobre resolución. También existían videojuegos desarrollados para ambas tarjetas gráficas, y detectaban automáticamente la correcta, pudiendo ser ejecutados en cualquier ordenador sin mirar la tarjeta instalada… pero muy pocos títulos cumplieron aquella dualidad.

Terminaron los años ochenta escapando de la falta de la incompatibilidad entre ordenadores para terminar en otra incompatibilidad por culpa de la tarjeta gráfica.

Así terminaron los años ochenta, escapando de la falta de la incompatibilidad entre ordenadores para terminar en otra incompatibilidad por culpa de la tarjeta gráfica… todo aquello afectó al mundo del videojuego, y no tuvo solución hasta que aparecieron, en los primeros años noventa, las primeras tarjetas CGA que incorporaron la emulación Hercules vía hardware, y más aun se solucionó cuando la norma VGA — base de cualquier gráfica moderna— se estandarizó en el mundo PC, logrando la desaparición en el ordenador PC de cualquier otra norma gráfica de la competencia.

Nacido en Asturias, y residente en el País Vasco desde el año 2005, soy Arquitecto de Software, y desarrollo mi labor profesional en Ingeniería de Software desde hace más de veinticinco años, tanto en el sector industrial (Ingeniería I+D) como en la administración pública. Hasta la fecha he publicado cinco libros en formato papel entre los años 2009 y 2019, y he ganado varios premios nacionales e internacionales con asuntos relacionados con Internet. También realizo una labor de recuperación de la historia de la informática, y en el año 2018 publiqué el libro Crónica de la Informática Personal, donde profundizo en la historia de la informática clásica. En mi web personal se puede encontrar más información sobre mí (https://manuel-llaca.com).

Opinión

Un museo de la informática clásica en una central térmica

Publicado

en

central términa

En el año 2005 impartí en una central térmica formación técnica en hardware personalizada para dos  de sus empleados, y en aquella central tuve acceso a una habitación que sería el deseo de cualquier amante de la informática clásica.

En el año 2005, cuando contaba treinta y un años, trabajaba en una empresa de informática donde, principalmente, impartía formación en cursos técnicos tanto de software como de hardware… programación, montaje y reparación de ordenadores, instalación y mantenimiento de redes informáticas

Me asignaron una formación personalizada a dos empleados técnicos de una central térmica perteneciente a una de las empresas de energía más importante de España.

Corría el mes de abril y contrataron a mi empresa para dar una formación personalizada a dos empleados técnicos de una central térmica perteneciente a una de las empresas de energía más importante de España. La formación debía ser impartida en la propia central térmica. Me asignaron el curso, en realidad era el único profesor de cursos técnicos en mi empresa, y durante dos meses me desplacé diariamente a la central para formar a los empleados en todo aquello que ellos me pidieran en cada jornada.

Los sistemas de hardware empleados allí no eran comunes o habituales, pero primero empecé por enseñarles a montar y desmontar un ordenador PC estándar… primero un clónico, y después algunos ordenadores de marca que tenían por allí, como por ejemplo ordenadores Hewlett-Packard. Pero allí había equipamiento más complejo y muy enfocado al sector industrial.

Allí trabajaban con armarios que en su interior albergaban tarjetas backplane.

Una vez trabajado sobre los conceptos más fundamentales de un ordenador PC, nos metimos de lleno en el mundo industrial… allí trabajaban con armarios que en su interior albergaban tarjetas backplane ¿Qué es una tarjeta backplane? Pues es, en si misma, un ordenador complejo. Cada tarjeta backplane contaba con su procesador, su memoria RAM, su bus de conexión… en cada armario se introducían varias tarjetas en serie… aquello era un armario de ordenadores.

Aquellos armarios eran utilizados para las mediciones de la central térmica… había sensores, y cada tarjeta backplane tenía una función muy concreta de recoger información en serie de los sensores. En su interior [backplane] contaba con los primeros discos sólidos que pude ver en la informática, unos chips de pequeña capacidad para almacenar la información, ya que las vibraciones del lugar impedían el correcto funcionamiento de un disco duro mecánico estándar. Y debido a la pequeña capacidad de esos primitivos discos sólidos, en cada backplane se instalaba el kernel de Linux y poco más.

Contaban con algunos servidores muy potentes para otros menesteres que rodaban bajo un sistema operativo poco habitual como era el VMS.

Así que allí trabajaban mucho con equipamiento industrial y con Linux, después contaban con algunos servidores muy potentes para otros menesteres que rodaban bajo un sistema operativo poco habitual, como era el sistema operativo VMS, diseñado en su momento para el famoso ordenador DEC VAX, y que en el año 2005 utilizaban montado en un servidor con procesadores Intel Xeon… un equipo con lo último en hardware… en aquellos años DEC ya formaba parte de Hewlett-Packard. Para utilizar el sistema operativo VMS se utilizaba un emulador de consola VAX-VMS.

Un día, en el descanso de unas clases, los dos alumnos me invitaron a conocer una sala donde guardaban todo aquel producto informático retirado de la central térmica. Me llevaron a una habitación de unos cien metros cuadrados donde, en perfecto orden, estaba almacenado todo aquello que iban retirando… y estaba almacenado criterio y esmero.

Cuando accedí a aquella habitación quedé maravillado…

A lo largo de muchos años, y no sé con qué intención, guardaban todo y no se deshicieron de absolutamente nada, y cuando accedí a aquella habitación quedé maravillado… ¡era un auténtico museo de la informática clásica! Allí había ordenadores realmente antiguos, armarios de cinta magnética, discos duros gigantescos —de aquellos que pesaban unos cuántos kilos— había muchos armarios de backplane retirados, muchas tarjetas backplane, teclados, ratones, monitores antiguos —aquellos de fósforo ámbar—, incluso componentes sueltos. Uno de los alumnos me comentó que algunas cosas las abría para experimentar con ellas, de hecho tenían allí un enorme disco duro totalmente abierto donde era evidente que alguien había revuelto en su interior.

Nunca he vuelto a acceder a una habitación privada con tanto valor histórico de la informática, pero catorce años después no he olvidado aquellos minutos que estuve por allí dando vueltas y mirando todo lo que allí había, que era de incalculable valor para cualquier amante de la historia de la informática clásica.

Continuar leyendo...

Opinión

Conseguir cuatro millones de páginas vistas en Internet

Publicado

en

parceladigital

¿Cómo conseguir cuatro millones de páginas vistas? ¿Cómo conseguir un millón de visitas reales? Parece muy fácil, aunque es de lo más difícil de conseguir; yo lo sé porque lo he conseguido con ParcelaDigital… quizás tarde… y con mucho esfuerzo.

El 18 de Marzo de 2016 inicié un proyecto de medio digital dirigido a la informática llamado BitActual (bitactual.es), y lo inicié con el simple deseo de lanzarme a escribir artículos sobre informática sin una idea fija, sin un camino preestablecido. Solo escribir y mirar hacia delante. Y siete meses después de aquello, en Octubre de 2016, tuve que empezar de nuevo, cambiar de nombre para disponer de los mejores dominios, y nació ParcelaDigital.

¡Consigue millones de visitas en tu web!

Han pasado dos años y medio desde el renacer y estos días he alcanzado los cuatro millones de páginas vistas en ParcelaDigital, sumando un valor cercano al millón de visitas reales… mentiría si dijera que no estoy contento, pero esos números me llevan inevitablemente al arquetipo de mensajes de marketing en la red del estilo a… ¡Consigue millones de visitas en tu web! ¡Dirige tráfico real hacia tu página web! ¡Multiplica por diez el tráfico de tu web!… estimados lectores, no saben ustedes lo complicado que es arañar cada visita, y arañarla en forma de fidelización, que es lo que de verdad vale.

Porque a mí no me vale hacer Black Hat SEO… a la larga traerá problemas… y tampoco me vale comprar visitas que, en su mayoría, son automatizadas o por intercambio de ellas entran a una web para ni mirar lo que allí pone y terminando por salir corriendo. No me vale copiar textos de terceros, publicar notas de prensa de otros que pienso que son mejores que yo o, sencillamente, más conocidos. En ParcelaDigital siempre tuve, en su mayoría, un contenido propio, pero también exploré el mundo del contenido de terceros, las notas de prensa de orígenes de cierto prestigio, y las invitaciones para recibir contenido externo. Por ahí no fidelizo a nadie… por el camino de comprar visitas tampoco.

En el contenido radica el principal factor para llegar a los cuatro millones de páginas vistas.

De todo ello, y con el SEO aplicado con mayor o menor acierto, y después de probar un montón de estrategias, lo que siempre me ha funcionado son dos cosas: contenido propio y contenido de calidad. De ahí ha crecido ParcelaDigital, y ahí radica el principal factor de éxito para llegar a los cuatro millones de páginas vistas. Y no son cuatro millones de páginas vistas de España, sino que son, además, de toda Latinoamérica… una audiencia fiel que desea obtener información y aprender lo máximo posible.

Desde un inicio pasé de escribir informática generalista en un carácter de medio digital, a terminar con un enfoque totalmente dedicado a la informática clásica o retro-informática en un carácter de blog personal, fueron las diferentes etapas que fui probando hasta encontrar lo que no conocía al principio, el lugar ideal para mí. Además, siempre me ha motivado en la historia de la informática ver más allá de Intel, Microsoft, y Apple… más allá de lo que sabe todo del mundo… Gates, Jobs, Torvalds… y terminar en un nicho tan reducido implica también enfocar el contenido a una audiencia mucho más concreta y reducida… un menor espacio donde arrancar cada visita, tocando sudar mucho más para alcanzar a cada lector.

Lo que siempre he buscado es crear artículos para tocar temas de interés, aunque sea para un grupo sectorial reducido.

Lo que siempre he buscado en ParcelaDigital no es lograr un millón de visitas al mes —me parece imposible lograr eso con un blog—, lo que siempre he buscado es crear artículos para tocar temas de interés, aunque sea para un grupo sectorial reducido, y aprovechar para recuperar una historia de la informática que pienso que es excepcional, no desmereciendo con respecto a otros apartados de la historia.

De ParcelaDigital nacieron dos de mis libros publicados en papel, El Experimento Orwell y Crónica de la Informática Personal, y creo haber intentado, con más acierto o menos acierto, una labor de recuperación de una historia de la informática que tanto ha aportado a la humanidad en los últimos años.

El lugar exacto donde he trabajado muchas horas exprimidas al máximo con el mayor sentido posible para conseguir cada visita.

La foto que encabeza este artículo se corresponde a mi mesa, a mi ordenador, el lugar exacto donde he trabajado muchas horas exprimidas al máximo con el mayor sentido posible para conseguir cada visita, cada lector, lugar dónde he celebrado cada correo electrónico que he recibido de lectores de ParcelaDigital que agradecieron la labor desinteresada prestada por medio de mis textos —he recibido muchos más correos de los que pudiera pensar en Marzo de 2016 que iba a recibir—.

Y hoy ha llegado el día en el que he alcanzado los cuatro millones de páginas vistas en ParcelaDigital, y miro atrás pensando todo lo que me ha costado conseguir ese número tan redondo, y pienso que lo he hecho a base de exprimir cada letra y cada palabra… tengan en cuenta estimados lectores, que en ParcelaDigital no hay publicidad… no se busca dinero… y en cada una de esas cuatro millones de páginas vistas lo único que he buscado es que ustedes leyeran lo que yo escribí, y que hubieran sacado provecho de ello.

Continuar leyendo...

¡Suscríbete!

¡Suscríbete y recibe los artículos en tu email!

Si lo deseas, puedes suscribirte a ParcelaDigital.com y recibir en tu correo electrónico los artículos ¡Es gratis!



Premios Obtenidos



- Blog ganador del Premio Web Internacional OX en dos ocasiones (años 2016 y 2017) a la mejor web de Informática e Internet en Europa
- Ganador del Premio Blog del Día (19 de Octubre 2018)
- Dos veces finalista (3 primeros) en los Premios Buber Sariak a la Mejor Web del País Vasco (ediciones 2017 y 2018).

Premios Web en español

Historia de la Informática

Historia de la Informática Personal

Historia de la Informática Personal
Historiahace 5 días

Historia de la Informática Personal: Segunda edición del libro

tópicos olvidados
Misceláneahace 1 semana

Diez tópicos de la informática clásica en el olvido

Bugaboo
Leyendashace 3 semanas

Bugaboo, el primer videojuego español y un hito en la historia del software

Microsoft
Softwarehace 3 semanas

El importante papel que jugó Microsoft en la década de los setenta

Leyendashace 1 mes

Factor-S, un miniordenador 100% español

TRS-80
Leyendashace 1 mes

Tandy Radio Shack TRS-80

Commodore Amiga 500
Leyendashace 1 mes

Commodore Amiga 500, un gran ordenador entre el dominio de la arquitectura PC

IBM PS/2
Leyendashace 1 mes

IBM PS/2, el equipo con el que IBM intentó recuperar el dominio del mundo PC

optimizar wordpress
Internethace 1 mes

Consejos para optimizar un sitio web basado en WordPress

Senderos de Ávalon
Misceláneahace 2 meses

Los Senderos de Ávalon, un libro que rememora los años dorados de la informática

central términa
Opiniónhace 2 meses

Un museo de la informática clásica en una central térmica

cloud
Internethace 2 meses

El crecimiento del cloud como solución IT para el futuro de las empresas

parceladigital
Opiniónhace 3 meses

Conseguir cuatro millones de páginas vistas en Internet

Jupiter Ace
Hardwarehace 3 meses

Jupiter Ace, la influencia de Sinclair que fracasó por no incluir el BASIC

Hewlett-Packard
Leyendashace 3 meses

Hewlett-Packard, leyenda viva de la informática personal

espías en el MIT
Leyendashace 3 meses

Folclore Hacker (III): Una historia de espías en el MIT

Z-80 SoftCard
Hardwarehace 3 meses

Z-80 SoftCard: Cuando Microsoft transformó el Apple II en un Zilog Z80

Popular Electronics
Historiahace 3 meses

Los inicios de la informática personal: Popular Electronics y Radio-Electronics

programas de utilidad
Softwarehace 4 meses

Lista de 18 programas de utilidad (y gratuitos) para ordenadores PC

3dfx
Hardwarehace 4 meses

3dfx… cuando el mundo gráfico saltó a las tres dimensiones

MSX
Leyendashace 4 meses

El misterioso origen del nombre MSX

bebé bailongo
Internethace 4 meses

El Bebé Bailongo: el icono del Internet de los años noventa

blogs de informática
Internethace 4 meses

Los mejores blogs de informática (en español)

Premios Web
Internethace 4 meses

Premios Web Sociedad de Internet… premiando a los sitios web en español

Commodore PET
Historiahace 5 meses

Breve historia del Commodore PET, considerado el primer ordenador personal completo

Antonio Serrano
Entrevistashace 5 meses

Antonio Serrano Acitores, escritor, Doctor en Derecho, y CEO de Spartanhack

SVI-318
Hardwarehace 5 meses

Cuando el sistema MSX nació del BASIC de Microsoft y del Spectravideo SVI-318

nueva máquina
Hardwarehace 5 meses

El alma de una nueva máquina

Spectravideo
Leyendashace 5 meses

Spectravideo SVI-838: El ordenador híbrido de PC y MSX-2.

Bill Gates
Historiahace 6 meses

¿El día que Bill Gates y Chuck Peddle pudieron comprar Apple por 150.000 dólares?

tópicos olvidados
Misceláneahace 1 semana

Diez tópicos de la informática clásica en el olvido

Datos curiosos sobre informática
Misceláneahace 2 años

Curiosidades de la informática (I)

blogs de informática
Internethace 4 meses

Los mejores blogs de informática (en español)

Bugaboo
Leyendashace 3 semanas

Bugaboo, el primer videojuego español y un hito en la historia del software

lenguajes de programación
Opiniónhace 3 años

La evolución de los Lenguajes de Programación

Fortran
Historiahace 2 años

Fortran, el primer lenguaje de programación de alto nivel y el inicio de los compiladores

Historia de la Informática Personal
Historiahace 5 días

Historia de la Informática Personal: Segunda edición del libro

El Rincón del Vago
Internethace 2 años

El Rincón del Vago, la web de los apuntes

Leyendashace 1 mes

Factor-S, un miniordenador 100% español

Commodore Amiga 500
Leyendashace 1 mes

Commodore Amiga 500, un gran ordenador entre el dominio de la arquitectura PC

IBM PS/2
Leyendashace 1 mes

IBM PS/2, el equipo con el que IBM intentó recuperar el dominio del mundo PC

BASIC
Historiahace 2 años

BASIC, el lenguaje de programación más famoso

Historiahace 3 años

La máquina Z3 de Konrad Zuse

programas de utilidad
Softwarehace 4 meses

Lista de 18 programas de utilidad (y gratuitos) para ordenadores PC

Microsoft
Softwarehace 3 semanas

El importante papel que jugó Microsoft en la década de los setenta

Arrakis
Internethace 1 año

Arrakis, un proveedor de Internet de éxito en los años noventa

TRS-80
Leyendashace 1 mes

Tandy Radio Shack TRS-80

actualizar ordenador
Hardwarehace 1 año

¿Comprar nuevo o actualizar ordenador? Mostramos un caso real

Harbour
Softwarehace 2 años

El compilador Harbour… un renacer para el Clipper

PortalProgramas
Internethace 3 años

PortalProgramas… la mejor web de descarga de software

Historiahace 2 años

DEC, la serie PDP, y el primer miniordenador de la historia de la informática

ordenador personal
Historiahace 2 años

El ordenador personal y su historia

optimizar wordpress
Internethace 1 mes

Consejos para optimizar un sitio web basado en WordPress

Xeros Alto
Historiahace 2 años

Xerox Alto, el primer ordenador con entorno gráfico de la historia

Senderos de Ávalon
Misceláneahace 2 meses

Los Senderos de Ávalon, un libro que rememora los años dorados de la informática

dBASE III Plus
Leyendashace 2 años

El mítico dBASE, y la curiosa historia del dBASE I que nunca existió

LEO
Historiahace 12 meses

LEO I: La curiosa historia del primer ordenador comercial

Personashace 2 años

El «padre» de Internet olvidado por la historia… Joseph Carl Robnett Licklider

Opiniónhace 2 años

Las sorprendentes similitudes entre Apple y Microsoft

Inves Spectrum+
Leyendashace 2 años

Investrónica, la empresa española que lanzó al mercado un «clon» de Spectrum y el primer PC español