• Hardware

El alma de una nueva máquina

  • por Manuel Llaca
  • 28 dic 2018
  • 786 Visualizaciones
  • ¿Te ha gustado este artículo? Haz clic en el corazón ...  0


Tracy Kidder publicó en el año 1981 un libro dedicado al desarrollo de un ordenador, siendo él mismo espectador de todo el proceso. El libro fue titulado El Alma de una Nueva Máquina (The Soul of New Machine).


En el año 1980 la famosa empresa Data General estaba en medio del proceso de creación de una nueva máquina de 32 bits llamada Eclipse MV/8000; todo el proceso de creación tuvo un espectador de excepción... un escritor de libros de género no-ficción llamado Tracy Kidder.

Lo curioso sobre la obra es que el escritor, Tracy Kidder, no contaba con ningún conocimiento sobre la materia.



El libro El Alma de una Nueva Máquina describe con total detalle -y con pasajes muy técnicos- todo el proceso de desarrollo de un ordenador en la entrada de la década de los años ochenta del siglo pasado. Lo curioso sobre la obra es que el escritor, Tracy Kidder, no contaba con ningún conocimiento sobre la materia, simplemente se limitó a construir una historia real con dos protagonistas principales: el ordenador en construcción, y los ingenieros que trabajaron sobre el equipo.

Kidder se unió al equipo y los siguió a lo largo de un tiempo de desarrollo de aproximadamente dos años de duración. La obra comienza hablando de Edson de Castro, uno de los fundadores de Data General, que antes de recalar en su propia empresa había trabajado sobre el genial PDP-8 de Digital Equipment Corporation (DEC). Después, lentamente, presenta al lector a los miembros del grupo de diseño... desde los gerentes hasta los genios apenas graduados que trabajaban día a día en el laboratorio.

Lo que más ocupa en el libro es toda la descripción del proceso de depuración de la máquina.



Tom West, ingeniero de hardware y vice-presidente de Data General, adquiere el rol principal de la obra, ya que, al fin y al cabo, era el líder del grupo que desarrolló la máquina... la cabeza de mayor responsabilidad en el proyecto que alimentó la obra literaria. Después, lo que más ocupa en el libro es toda la descripción del proceso de depuración de la máquina, algo a lo que a muchas lectores les parecía excesivo... pero el nivel de detalle es alto.

Kidder, que pasó días y noches con Tom West mientras desarrollaba el libro, calificó al segundo como «una de las personas más intensas que he conocido». Pero, al mismo tiempo, afirmó que «tenía cierto carisma, aunque no para todos, eso es seguro».

El trabajo en la empresa Data General quedó dividido en dos grupos.



En realidad la historia es más compleja si cabe porque, a finales de los años setenta, el trabajo en la empresa quedó dividido en dos grupos; el más importante, compuesto por unos cincuenta empleados, que recibieron el encargo de crear en Carolina del Norte un ordenador que llamado a ser el futuro de la compañía, y el nuevo equipo destinado a luchar contra el excelente VAX de la empresa DEC; el segundo grupo, de mucho menor tamaño, y localizados en la sede de Westborough, recibió el «liviano» -y menos trascendental- encargo de trabajar sobre las mejoras de los productos ya existentes.

Pero la compañía decidió posteriormente contar con un plan alternativo por si el proyecto de Carolina del Norte fallaba, y así Tom West lideró a un grupo menor para ejecutar el desarrollo de un nuevo ordenador. Al final ese proyecto alternativo se transformó en la única esperanza del momento para la empresa Data General...

La obra muestra magistralmente aspectos importantes como la continúa lucha entra la calidad del producto o la prisa por terminarlo, así como el aspecto de que para muchos de los protagonistas que participaron en el desarrollo de la máquina era más importante el desafío de terminar el producto que el dinero que ganaban por aquella labor.

El libro creado por Kidder fue toda una referencia para muchos de los pioneros de la informática personal.



Las máquinas de Data General influyeron poderosamente en el desarrollo profesional de Steve Wozniak, co-fundador de Apple, y el libro creado por Kidder fue toda una referencia para muchos de los pioneros de la informática personal que contaron con un importante papel en ese apartado como, por ejemplo, los ingenieros Andy Hertzfeld y Burrell Smith, empleados de importancia en los primeros años de la empresa Apple.

El libro El Alma de una Nueva Máquina fue, es, y será una referencia de importancia en lo que a desarrollo de un producto informático refiere... una inspiración para muchos. Y el éxito fue tal que Tracy Kidder recibió, precisamente por esa obra, el premio Pulitzer en la categoría de No-ficción en el año 1982.

Steve Jobs intentó replicar el éxito de Kidder con un libro similar.



En el caso de Steve Jobs intentó, seguidamente, replicar el éxito de Kidder con un libro similar al dedicado al ordenador Data General y, para ello, contrató a Mike Moritz... Jobs pretendió hacer exactamente lo mismo con el ordenador Macintosh de Apple. Incluso el propio Andy Hertzfeld llegó a definir a Moritz como el «historiador» de Apple. De aquella relación profesional nació el libro Steve Jobs & Apple de Moritz.

La obra El Alma de una Nueva Máquina es de gran importancia dentro de la informática; libro considerado de culto para muchos de los aficionados y profesionales de las ciencias de la computación.

Etiquetas del artículo

Artículos relacionados