Connect with us

Miscelánea

Historia de una broma: El ordenador Zaltair-150 y el lenguaje BAZIC de Steve Wozniak

Publicado

en

Zaltair

En la Feria del Ordenador de la Costa Oeste de 1977 Steve Wozniak tuvo la ocurrencia de gastar una broma cuyo protagonista fue un ordenador de la competencia… el mítico Altair 8800. Había nacido el falso ordenador Zaltair-150.

En el año 1977 fue celebrada la que, posiblemente, sea la feria más importante de la historia del ordenador personal la Feria del Ordenador de la Costa Oeste ¿Por qué fue importante ese evento? Porque allí fueron presentados los ordenadores personales que dieron el pistoletazo de salida a una informática personal que comenzó a ir más allá de los puros entusiastas de la electrónica. Y también nació allí el falso ordenador Zaltair-150…

Los entusiastas de la electrónica eran los grandes consumidores de la informática personal del momento.

En el año 1977 los primeros microordenadores de la historia, la mayoría basados en el modelo de montaje doméstico mediante kit, empezaron a contar con una importante presencia, y se comenzó a atisbar que aquello iba a ir más allá de los entusiastas de la electrónica, que eran los grandes consumidores del momento y los que mantenían viva una llama de la informática personal todavía en proceso de nacimiento.

En la Feria del Ordenador de la Costa Oeste de 1997 estaban presentes ordenadores históricos como el Altair 8800, IMSAI 8080, o el recién estrenado Apple II. En aquella época el equipo más destacado por sus ventas era el Altair 8800, seguido muy cerca por el IMSAI 8080 que es considerado actualmente como el primer clónico de la historia, ya que fue un clon del propio Altair 8800.

Wozniak decidió crear un panfleto donde fueron expuestas las bondades de un ordenador llamado Zaltair-150 de la compañia MITS.

Así que el ordenador personal Altair 8800 creado por la empresa MITS era el rival a batir en 1977, y un joven Steve Wozniak, cofundador de la empresa emergente Apple, decidió gastar una broma cuyo protagonista fuera otro ordenador ficticiamente creado por la empresa fundada por Ed Roberts. Wozniak decidió crear un panfleto donde fueron expuestas las bondades de un ordenador llamado Zaltair-150 de la compañía MITS.

El ordenador Altair 8800 estaba basado en el microprocesador Intel 8080, pero en el año 1977 ya comenzaba a destacar otro procesador histórico: el Zilog Z80 de Federico Faggin. Entonces Steve Wozniak se inventó un nuevo modelo de Altair basado en Z80 llamado Zaltair, y para dar credibilidad, por medio de un amigo de Los Ángeles, imprimió veinte mil panfletos publicitarios del falso ordenador.

 «Imagine un puerto serie para casete a la espectacular velocidad de 1200 baudios…»

El título del panfleto rezaba: «de Altair a Zaltair», y justo debajo de aquello encabezaba una frase que firmaba el propio Ed Roberts, presidente de la empresa MITS… todo aquello era falso. El interior dictaba frases como «Imagine un puerto serie para casete a la espectacular velocidad de 1200 baudios [..] Imagine un mueble exquisitamente diseñado que no desentonará en ninguna casa [..] imagine un sistema E/S sin parangón con compatibilidad cien por cien Altair-100 y Zaltair-150».

Para redondear más la broma, Wozniak también creó un lenguaje de programación para aquella ficticia máquina llamado BAZIC, aprovechando que el BASIC de Microsoft para el Altair 8800 estaba muy de moda. Sobre el lenguaje BAZIC rezaba el panfleto: «Un ordenador sin software es como un coche sin ruedas […] Lo mejor del BAZIC es su capacidad para definir su propio lenguaje».

Wozniak incluyó también un descuento para la compra del falso Zaltair-150 para aquellas personas que tuvieran un Altair 8800.

Steve Wozniak repartió, a escondidas y mediante unos cooperadores, aquellos panfletos en la Feria del Ordenador de la Costa Este de 1977, y aquello llegó rápidamente a las manos de los directivos de MITS, que empezaron a recoger frenéticamente panfletos  para estampar en ellos la frase de FRAUDE. Pero es que además de incluir toda aquella historia de un ordenador que no existía, Wozniak incluyó también un descuento para la compra del falso Zaltair-150 para beneficio de aquellas personas que tuvieran un Altair 8800.

La broma le había costado a Wozniak cuatrocientos dólares, pero viendo que podía provocar que compradores devolvieran el Altair 8800, le entró pánico y tiró cajas enteras de panfletos por el hueco de las escaleras. No actuó solo, su principal cómplice fue Randy Wigginton, tercer empleado que contrató Apple, y tuvo otros cooperadores necesarios…

Steve Wozniak logró engañar con su falso panfleto a su propio socio Steve Jobs.

El panfleto sí que engañó a alguien… logró engañar a su propio socio Steve Jobs, que encontró el documento y exclamó al leerlo «¡Oh Díos mio! Esto suena genial». Y, además, comentó lo orgulloso que estaba de que el ordenador Apple estuviera a la altura del Zaltair según la falsa estadística incluida en el documento. Steve Jobs no supo que aquello fue una broma de Wozniak hasta que éste último le regaló un folleto enmarcado el día de su cumpleaños.

Sobre el documento de broma es importante comentar algunas particularidades. Wozniak se aseguró que de que, en aquella feria, no se pudiera rastrear quién había sido el culpable, y también incluyó una clave oculta bastante evidente en la que aparecía el nombre de Processor Technology… se encontraba en la frase de entrada falsamente firmada por Ed Roberts; el nombre se obtenía al recoger la primera letra de cada una de las palabras de esa frase de dos líneas ¿Quién era Processor Technology? La entidad rival de MITS al ser la creadora del exitoso clon de Altair llamado IMSAI 8080.

Nacido en Asturias, y residente en el País Vasco desde el año 2005, soy Arquitecto de Software, y desarrollo mi labor profesional en Ingeniería de Software desde hace más de veinticinco años, tanto en el sector industrial (Ingeniería I+D) como en la administración pública. Hasta la fecha he publicado cinco libros en formato papel entre los años 2009 y 2019, y he ganado varios premios nacionales e internacionales con asuntos relacionados con Internet. También realizo una labor de recuperación de la historia de la informática, y en el año 2018 publiqué el libro Historia de la Informática Personal, donde profundizo en la historia de la informática clásica. En mi web personal se puede encontrar más información sobre mí (https://manuel-llaca.com).

Miscelánea

Aquellas bromas informáticas de los noventa…

Publicado

en

bromas informáticas

Aquellos años ochenta y noventa donde todo era más rudimentario y cercano a lo abstracto fueron muy especiales… y en este artículo quiero dedicar un espacio a las bromas informáticas del momento.

En este blog ParcelaDigital escribo, principalmente, sobre los años ochenta y noventa, porque fueron años donde la informática era especial… más rudimentaria y cercana a lo abstracto. Hace tiempo que tenía en mente dedicar un pequeño espacio a las bromas informáticas de aquellos años de una ciencia dedicada a un ordenador personal todavía en nacimiento. Y no deseaba recopilar bromas descritas por terceros, sino tratar algunas que viví en primera persona. A continuación haré un relato sobre aquellas pequeñas historias reales.

Neko: El gato detrás del ratón

Quizás la broma informática más famosa de los años noventa sea la del gato Neko, una aplicación de código abierto creada por Masayuki Koba en un ordenador NEC PC-9801. En primer lugar comentar que Neko es gato en japonés, y la finalidad de aquella aplicación era la de mostrar un gato corriendo detrás del puntero del ratón del sistema operativo. Cuando el cursor paraba, el gato hacía lo mismo, y si no era movido el ratón en un plazo de tiempo, el gato terminaba por echarse a dormir al lado de la flecha.

El primer pensamiento de la victima de aquella broma fue que le había entrado un virus en el ordenador…

En la segunda mitad de los noventa trabajaba en un centro informático y allí, cuando empezó a ser distribuido Neko por todo el mundo, le cambié a un compañero el icono de acceso directo al Microsoft Word, para enlazarlo —sin cambiar el dibujo del icono— al ejecutable de Neko. Así la victima se asustó al ver que un gato que corría detrás de su cursor de Windows 95. El primer pensamiento de la victima de aquella broma fue que le había entrado un virus en el ordenador…

Un simulador de formateo

Un día decidí gastar una broma a un compañero al cual le debía alguna que otra venganza por el mismo hecho a la inversa. En un rato libre en casa escribí una aplicación en lenguaje Clipper que simulaba al 100% el proceso de ejecución del formateo de una unidad desde la línea de comandos CMD —el «FORMAT C:» de toda la vida—.

Enlacé aquel programa a un acceso directo con el icono de Word, y le quité el auténtico del procesador de textos del escritorio. Cuando se sentó en el ordenador y abrió el Word, en vez de ser ejecutado el procesador de textos, apareció una ventana de comandos siendo ejecutado mi falso formateador.

Al pulsar la tecla «N» en la ventana de confirmación para cancelar, en pantalla mostró un «Sí» y continuó el proceso.

De la misma forma que hacía el auténtico Format, se mostraba una ventana de confirmación, y cuando mi compañero pulsó la tecla «N» para «no confirmar» y cancelar, en pantalla mostró un «Sí», y aquella aplicación inició el proceso de formateo del disco duro principal con el porcentaje de progreso en aumento.

En un comando Format auténtico, y con la combinación de teclas Control + C, se interrumpía el proceso… en mi falso formateador con cada pulsación de la tecla de interrupción el porcentaje avanzaba más rápido. Se quedó pálido pensando que se había quedado sin la información del disco duro. A los pocos minutos se dio cuenta de que todo formaba parte de una broma.

Broma con una grabadora de CD

A finales de los noventa empezaron a aparecer en el mercado las primeras grabadoras de CD, pero a un precio muy alto. Un amigo deseaba tener una de esas grabadoras, así que al llegar su cumpleaños, y en conveniencia con su pareja, nos juntamos unos cuántos de la pandilla de amigos y le compramos una grabadora. Pero en el grupo decidimos gastarle una broma durante la entrega del detalle.

Conseguí una unidad lectora de CD-ROM averiada y la golpeamos por todas partes.

A alguien se le ocurrió entregar de mano una unidad que estuviera totalmente destrozada, como si hubiera pasado por encima una carretilla de almacén durante su transporte. Conseguí una unidad lectora de CD-ROM averiada, la golpeamos por todas partes, y la empaquetamos. El día de su cumpleaños primero le entregamos el paquete falso el que, además, fue envuelto con esmero para que fuera difícil su desempaquetado. Al final logró desempaquetar aquel paquete y se encontró una unidad completamente destrozada… y la cara que se le quedó fue yodo un poema. No se dio cuenta que aquella falsa unidad no era una grabadora, sino una lectora vieja y averiada. Finalmente le dimos la auténtica grabadora y por fin se relajó.

Por cierto, le encantó el regalo del grupo de amigos.

El ordenador maldito que no encendía

En el año 1997, y durante varios meses, asistí como alumno a un curso de formación en hardware, concretamente dedicado al aprendizaje sobre montaje y reparación de ordenadores, y gestión de redes locales y comunicaciones. El curso discurrió por cauces normales durante varios meses y, cuando ya estábamos terminando el periodo formativo, el profesor decidió que había que hacer una práctica de reparación sobre un caso real de ordenador «averiado» o «indebidamente montado».

Dividió al grupo de alumnos en dos grupos de cinco personas, y pidió a cada grupo que cogiera un ordenador del aula montado y perfectamente operativo y se le hicieran todas las puñetas —arreglables, claro está— que se nos ocurrieran para, posteriormente, entregar ese ordenador al grupo opuesto para que fuera reparado.

El grupo opuesto hizo múltiples cambios, los típicos… poner al revés la manguera de la unidad de disco flexible o del disco duro, no conectar la corriente a alguno de los dispositivos, dejar un módulo de memoria RAM sin conectar del todo, configurar mal la velocidad de la placa base… etcétera. Nuestro grupo solo hizo un único y sencillo cambio, sin tocar nada más.

El grupo contrario estuvo las cinco horas lectivas de ese día intentando buscar el problema sin llegar a resolverlo al finalizar la clase.

Nuestro grupo encontró todas las trampas rápido, y enseguida pusimos en marcha el ordenador; el grupo contrario estuvo las cinco horas lectivas de ese día intentando buscar el problema sin llegar a resolverlo al finalizar la clase ¿Qué habíamos hecho? Poner un «jumper» de dos posiciones en el switch de dos pines del control de reset en la placa base… el ordenador estaba continuamente reseteado y por eso no encendía.

No encontraron el problema, y ya hubo alguna que otra risa, pero aquello acabó en conflicto entre los dos grupos porque las victimas de nuestra trampa nos acusaron de hacer aquello a mala fe… en realidad el profesor había pedido que hubiera la mayor mala fe posible, siempre y cuando el problema tuviera reparación…

Unos momentos de buen humor nunca vienen mal…

Continuar leyendo...

Miscelánea

Diez tópicos de la informática clásica en el olvido

Publicado

en

tópicos olvidados

La informática personal ha evolucionado enormemente en los últimos cuarenta años, y durante el trayecto existen tópicos del pasado ya olvidados que, en la actualidad, son totalmente desconocidos por las nuevas generaciones.

¡Cuánto ha cambiado la informática personal desde su inicio a mediados de los años setenta! ¡Cuántos tópicos a los que estábamos acostumbrados ya no existen hoy! En este artículo pretendo recordar tópicos olvidados que antaño fueron de uso constante y que, en la actualidad, las nuevas generaciones desconocen.

El desaparecido botón de reseteo

En los ordenadores de los años ochenta y noventa era habitual disponer de un botón de reseteo vía hardware en la carcasa; en algunos casos era un botón totalmente accesible, y en otros casos se requería un objeto fino y afilado para poder pulsar aquel interruptor.

El botón de reseteo estaba destinado a reiniciar vía hardware el equipo.

¿Cuál era la finalidad del botón de reseteo? Reiniciar vía hardware el equipo sin generar grandes subidas y bajadas de tensión en la fuente de alimentación, es decir, hacer un corte en la corriente continua del interior del ordenador, en vez de hacerlo en la corriente alterna que toma la fuente de alimentación.

En aquellos años ya existía la famosa combinación de teclas para un reseteo por software, pero esa combinación no siempre podía sacar de un apuro mayor, y para los apuros mayores estaba el botón de reset. Con la llegada al mundo del hardware de la especificación ATX, el botón fue cayendo en el olvido hasta el punto que en la actualidad no existe en los equipos informáticos.

Botón para activar o desactivar el modo Turbo

Además del botón de reseteo, en las carcasas de los primeros ordenadores PC era normal encontrar un botón en la carcasa con la descripción Turbo. Aquel botón permitía activar la velocidad máxima en el microprocesador para procesar más rápido. Por ejemplo, en los primeros equipos PC el procesador más común era el Intel 8088, de 8 bits y más barato en precio y arquitectura que le rodea que el Intel 8086 de 16 bits, y solía contar con dos posibilidades de frecuencia de trabajo: 4,77 u 8 Megahercios. El botón Turbo activaba la velocidad máxima de 8 Megahercios.

Con la llegada del Intel Pentium el botón Turbo desapareció.

El botón Turbo se mantuvo vigente, en muchos casos, hasta los equipos basados en el Intel 486DX2, y con la llegada del Intel Pentium desaparecieron. También existieron equipos en los que el Turbo no era activado mediante un botón, sino mediante una instrucción ejecutada en la línea de comandos del sistema operativo MS-DOS.

Ustedes se preguntarán… ¿Para qué un botón para activar la máxima velocidad si la lógica dicta trabajar siempre lo más rápido posible? En aquellos años la evolución de la informática personal era muy destacable, y enseguida los videojuegos antiguos se aceleraban sobremanera en los equipos más modernos; con el botón Turbo se podía bajar la velocidad y ralentizar la ejecución.

El procesador Nec V20 permitía operar a 4,77 y 10 Megahercios.

También existieron casos como, por ejemplo, uno real y verídico que les voy a contar. En el año 1989 trabajaba, en ocasiones, con un ordenador PC —de aquellos primeros clónicos— basado en el procesador Nec V20. Aquel procesador permitía operar a 4,77 y 10 Megahercios, pero en aquel fatídico ordenador a la velocidad de 10 Megahercios provocaba constantes cuelgues del sistema. Gracias a la existencia del botón Turbo, se podía bajar a 4,77 Megahercios, y a esa velocidad operaba con normalidad.

LED digital marcador de la velocidad

Otra característica relacionada con el botón Turbo de las carcasas de los años ochenta y primeros noventa era la existencia de un led para mostrar la velocidad vigente. Normalmente mostraba, en dos dígitos LED, las letras «LO» para la velocidad baja (Low), y «HI» para la velocidad alta (High). En otros casos mostraban el número de los megahercios a los que operaba en cada momento.

Con el paso del tiempo, y la llegada de los primeros Intel 486DX4 o Intel Pentium a 100 Megahercios, muchas carcasas almacenadas contaban con indicadores LED de dos dígitos… ¿para qué cambiar las carcasas? Se mostraba el valor 99 y era suficiente.

Cerradura de llave de tubo para el ordenador

En los años ochenta y primeros noventa los ordenadores solían contar con una cerradura de llave de tuvo en la carcasa ¿Cuál era su finalidad? Impedir el arranque del equipo, en la mayoría de los casos, o impedir la apertura de la carcasa para acceder al interior en otros casos (muy pocos). En realidad no era muy útil aquello, porque esas cerraduras eran muy endebles, y con una llave de tubo de un equipo cualquiera se podían abrir las cerraduras de otros sin mediar gran esfuerzo.

Limpiando el disco Compact-Disc

En los años ochenta empezó a ser comercializado un disco de alta capacidad para almacenar música llamado Compact-Disc. En un principio, y comercialmente hablando, se utilizó para la industria de la música, pero a finales de los años ochenta se comenzó a utilizar como unidad de lectura de software en la informática.

En los primeros años del Compact-Disc en ordenador solo estaban disponibles unidades lectoras.

Los primeros Compact-Disc grabados mediante las primeras grabadoras de CD del mercado informático —al principio solo estaban disponibles unidades lectoras, no había grabadoras— venían sin la habitual carcasa de plástico transparente para su protección, siendo necesario utilizar un cepillo de aquellos utilizados en los LP de vinilo para limpiar la superficie del CD antes de ser leído.

La tecnología de grabación evolucionó, y los discos CD de grabación comenzaron a incluir el plástico de protección, siendo innecesario limpiar la superficie con el cepillo antes de ser introducido en el lector de CD-ROM.

Caddy para CD-ROM

En las primeras unidades de CD-ROM el disco no era introducido directamente dentro de la unidad, sino que existía un Caddy externo donde era introducido el disco, y era el Caddy con el CD en su interior lo que era introducido en la unidad lectora de Compact-Disc.

El Caddy fue una herencia del Disco de Capacitancia Electrónica, y no tuvo mucha vigencia… muy pronto las unidades lectoras de CD-ROM permitieron la introducción directa del disco sin necesidad de carcasa externa alguna.

Dar la vuelta al disquete

En los primeros ordenadores personales se utilizó como medio extraíble la lenta unidad de cinta magnética. No tardaron en llegar las primeras unidades de disco en diferentes pulgadas, pero en las primeras, como por ejemplo los discos de tres pulgadas de Amstrad, era necesario extraer el disco, darle vuelta, y volver a introducirlo para grabar en la segunda cara.

En los ordenadores PC se empezaron a utilizar los discos de 5¼ pulgadas primero, y 3½ pulgadas después, que también incluyeron dos caras, pero las unidades de disco eran capaces de leer por ambas caras sin dar la vuelta al disco físicamente.

El mensaje «ahora puede apagar el equipo»

El mundo del PC entró oficialmente en el espacio gráfico en el año 1995 cuando fue lanzado el primer sistema operativo basado en entorno gráfico… el Windows 95. Hasta ese momento los sistemas operativos del PC estaban basados en el modo texto.

Con el nuevo sistema operativo gráfico también llegó la opción de Reiniciar y Apagar el ordenador desde el botón de Inicio, pero el hardware no se había modernizado tanto… una vez cerrados todos los procesos por el sistema operativo, era incapaz de apagar el ordenador, y entonces aparecía en pantalla un mensaje en fondo negro con letras de color marrón que decía: «ahora puede apagar el equipo».

La placa base pasó a tener el control total sobre la fuente de alimentación.

Hasta ese momento la fuente alimentación de un PC controlaba a la placa base, pero a partir del año 1997, cuando comenzaron a proliferar ordenadores cuya arquitectura interna estaba basada en un nuevo estándar llamado ATX, fue cuando la placa base tomó el control del hardware energético, invirtiendo el proceso… la placa base pasó a tener el control total sobre la fuente de alimentación. Con la nueva especificación ATX, al seleccionar Apagar en Windows, el ordenador realmente se apagaba por si solo.

Gestión de la memoria con MEMMAKER

Ahora estamos acostumbrados a que el sistema operativo gestione todo lo relativo a la memoria RAM, pero a finales de los ochenta y primeros noventa, la memoria RAM era gestionada en modo real por el sistema operativo, no pudiendo direccionar más de un Megabyte. Cuando el hardware evolucionó, el software también lo hizo siendo todo más pesado, y entonces se hizo necesario ocupar más memoria RAM. Así que la memoria tuvo que ser troceada en varias partes: convencional, alta, extendida, expandida…

Era necesario liberar el máximo posible de memoria convencional subiendo drivers a la memoria alta.

El truco estaba obtener el máximo posible de memoria convencional, donde el límite estaba en 640 Kilobytes, y para ello era necesario realizar una exhaustiva configuración a mano buscando liberar el máximo posible de memoria subiendo drivers, de uno en uno, a la memoria alta —siguientes 384 Kilobytes hasta completar un Megabyte—. Eso fue así hasta que llegó MEMMAKER, una herramienta del MS-DOS que lo hacía automáticamente. No obstante una vez ejecutado MEMMAKER, siempre era necesario «retocar» a mano algunos parámetros para obtener mejor rendimiento.

Con la llegada del sistema operativo Windows 95 llegó la gestión de memoria en modo protegido, y con ello el sistema operativo pasó a tener el control total de toda la memoria, que se transformó en algo completamente lineal. Y se terminó aquello de configurar a mano para optimizar el uso de la memoria RAM.

Añadir un nuevo componente al hardware sin Plug and Play

En la actualidad podemos añadir un nuevo componente hardware a nuestro ordenador por medio de una ranura de expansión, el sistema lo detectará, lo configurará, e instalará el driver. A finales de los ochenta y primera mitad de los noventa no existía el Plug And Play… para añadir un componente primero había que buscar un canal IRQ (interrupción) y otro DMA (acceso directo a memoria) sin ocupar, para posteriormente ser configurados sobre la placa en cuestión, y terminar agregando los drivers necesarios a mano en el CONFIG.SYS y AUTOEXEC.BAT.

Continuar leyendo...
Advertisement

¡Suscríbete!

¡Suscríbete y recibe los artículos en tu email!

Si lo deseas, puedes suscribirte a ParcelaDigital.com y recibir en tu correo electrónico los artículos ¡Es gratis!



Premios Obtenidos



- Blog ganador del Premio Web Internacional OX en dos ocasiones (años 2016 y 2017) a la mejor web de Informática e Internet en Europa
- Ganador del Premio Blog del Día (19 de Octubre 2018)
- Dos veces finalista (3 primeros) en los Premios Buber Sariak a la Mejor Web del País Vasco (ediciones 2017 y 2018).

Advertisement

Historia de la Informática

Historia de la Informática Personal

Premios Web en español

Advertisement
Desarrollo Web
Opiniónhace 1 semana

El desarrollo web y los gestores de contenidos

comercio electrónico
Internethace 2 semanas

Internet y el comercio electrónico… ¿enemigo o aliado?

Ana Nayra Gorrín
Entrevistashace 3 semanas

Ana Nayra Gorrin, bloguera y escritora de novela actual.

Zaltair
Misceláneahace 4 semanas

Historia de una broma: El ordenador Zaltair-150 y el lenguaje BAZIC de Steve Wozniak

Marta Lobo
Entrevistashace 4 semanas

Marta Lobo, autora de romántica y bloguera

industria doméstica
Hardwarehace 1 mes

La industria doméstica de Apple y el mito del nacimiento en un garaje

ordenador para casa
Opiniónhace 1 mes

¿Qué ordenador compro para casa?

Asistentes virtuales
Softwarehace 2 meses

Una historia sobre los asistentes virtuales de voz

Ventamatic
Historiahace 2 meses

Ventamatic, pionera en el desarrollo de la informática personal en España

bromas informáticas
Misceláneahace 2 meses

Aquellas bromas informáticas de los noventa…

Historia de la Informática Personal
Historiahace 2 meses

Historia de la Informática Personal: Segunda edición del libro

tópicos olvidados
Misceláneahace 2 meses

Diez tópicos de la informática clásica en el olvido

Bugaboo
Leyendashace 2 meses

Bugaboo, el primer videojuego español y un hito en la historia del software

Microsoft
Softwarehace 3 meses

El importante papel que jugó Microsoft en la década de los setenta

Leyendashace 3 meses

Factor-S, un miniordenador 100% español

TRS-80
Leyendashace 3 meses

Tandy Radio Shack TRS-80

Commodore Amiga 500
Leyendashace 3 meses

Commodore Amiga 500, un gran ordenador entre el dominio de la arquitectura PC

IBM PS/2
Leyendashace 3 meses

IBM PS/2, el equipo con el que IBM intentó recuperar el dominio del mundo PC

optimizar wordpress
Internethace 3 meses

Consejos para optimizar un sitio web basado en WordPress

Senderos de Ávalon
Misceláneahace 3 meses

Los Senderos de Ávalon, un libro que rememora los años dorados de la informática

tópicos olvidados
Misceláneahace 2 meses

Diez tópicos de la informática clásica en el olvido

blogs de informática
Internethace 6 meses

Los mejores blogs de informática (en español)

Datos curiosos sobre informática
Misceláneahace 2 años

Curiosidades de la informática (I)

bromas informáticas
Misceláneahace 2 meses

Aquellas bromas informáticas de los noventa…

lenguajes de programación
Opiniónhace 3 años

La evolución de los Lenguajes de Programación

programas de utilidad
Softwarehace 5 meses

Lista de 18 programas de utilidad (y gratuitos) para ordenadores PC

Fortran
Historiahace 2 años

Fortran, el primer lenguaje de programación de alto nivel y el inicio de los compiladores

Arrakis
Internethace 2 años

Arrakis, un proveedor de Internet de éxito en los años noventa

Bugaboo
Leyendashace 2 meses

Bugaboo, el primer videojuego español y un hito en la historia del software

BASIC
Historiahace 2 años

BASIC, el lenguaje de programación más famoso

actualizar ordenador
Hardwarehace 1 año

¿Comprar nuevo o actualizar ordenador? Mostramos un caso real

PortalProgramas
Internethace 3 años

PortalProgramas… la mejor web de descarga de software

Historiahace 3 años

La máquina Z3 de Konrad Zuse

El Rincón del Vago
Internethace 2 años

El Rincón del Vago, la web de los apuntes

Zaltair
Misceláneahace 4 semanas

Historia de una broma: El ordenador Zaltair-150 y el lenguaje BAZIC de Steve Wozniak

Historiahace 2 años

DEC, la serie PDP, y el primer miniordenador de la historia de la informática

Historia de la Informática Personal
Historiahace 2 meses

Historia de la Informática Personal: Segunda edición del libro

ordenador para casa
Opiniónhace 1 mes

¿Qué ordenador compro para casa?

Harbour
Softwarehace 2 años

El compilador Harbour… un renacer para el Clipper

Commodore Amiga 500
Leyendashace 3 meses

Commodore Amiga 500, un gran ordenador entre el dominio de la arquitectura PC