• Miscelánea

Historia de una broma: El ordenador Zaltair-150 y el lenguaje BAZIC de Steve Wozniak

  • por Manuel Llaca
  • 24 jun 2019
  • 650 Visualizaciones
  • ¿Te ha gustado este artículo? Haz clic en el corazón ...  0


En la Feria del Ordenador de la Costa Oeste de 1977 Steve Wozniak tuvo la ocurrencia de gastar una broma cuyo protagonista fue un ordenador de la competencia... el mítico Altair 8800. Había nacido el falso ordenador Zaltair-150.


En el año 1977 fue celebrada la que, posiblemente, sea la feria más importante de la historia del ordenador personal... la Feria del Ordenador de la Costa Oeste ¿Por qué fue importante ese evento? Porque allí fueron presentados los ordenadores personales que dieron el pistoletazo de salida a una informática personal que comenzó a ir más allá de los puros entusiastas de la electrónica. Y también nació allí el falso ordenador Zaltair-150...

Los entusiastas de la electrónica eran los grandes consumidores de la informática personal del momento.



En el año 1977 los primeros microordenadores de la historia, la mayoría basados en el modelo de montaje doméstico mediante kit, empezaron a contar con una importante presencia, y se comenzó a atisbar que aquello iba a ir más allá de los entusiastas de la electrónica, que eran los grandes consumidores del momento y los que mantenían viva una llama de la informática personal todavía en proceso de nacimiento.

En la Feria del Ordenador de la Costa Oeste de 1997 estaban presentes ordenadores históricos como el Altair 8800, IMSAI 8080, o el recién estrenado Apple II. En aquella época el equipo más destacado por sus ventas era el Altair 8800, seguido muy cerca por el IMSAI 8080 que es considerado actualmente como el primer clónico de la historia, ya que fue un clon del propio Altair 8800.

Wozniak decidió crear un panfleto donde fueron expuestas las bondades de un ordenador llamado Zaltair-150 de la compañia MITS.



Así que el ordenador personal Altair 8800 creado por la empresa MITS era el rival a batir en 1977, y un joven Steve Wozniak, cofundador de la empresa emergente Apple, decidió gastar una broma cuyo protagonista fuera otro ordenador ficticiamente creado por la empresa fundada por Ed Roberts. Wozniak decidió crear un panfleto donde fueron expuestas las bondades de un ordenador llamado Zaltair-150 de la compañía MITS.

El ordenador Altair 8800 estaba basado en el microprocesador Intel 8080, pero en el año 1977 ya comenzaba a destacar otro procesador histórico: el Zilog Z80 de Federico Faggin. Entonces Steve Wozniak se inventó un nuevo modelo de Altair basado en Z80 llamado Zaltair, y para dar credibilidad, por medio de un amigo de Los Ángeles, imprimió veinte mil panfletos publicitarios del falso ordenador.

 «Imagine un puerto serie para casete a la espectacular velocidad de 1200 baudios...»



El título del panfleto rezaba: «de Altair a Zaltair», y justo debajo de aquello encabezaba una frase que firmaba el propio Ed Roberts, presidente de la empresa MITS... todo aquello era falso. El interior dictaba frases como «Imagine un puerto serie para casete a la espectacular velocidad de 1200 baudios [..] Imagine un mueble exquisitamente diseñado que no desentonará en ninguna casa [..] imagine un sistema E/S sin parangón con compatibilidad cien por cien Altair-100 y Zaltair-150».

Para redondear más la broma, Wozniak también creó un lenguaje de programación para aquella ficticia máquina llamado BAZIC, aprovechando que el BASIC de Microsoft para el Altair 8800 estaba muy de moda. Sobre el lenguaje BAZIC rezaba el panfleto: «Un ordenador sin software es como un coche sin ruedas [...] Lo mejor del BAZIC es su capacidad para definir su propio lenguaje».

Wozniak incluyó también un descuento para la compra del falso Zaltair-150 para aquellas personas que tuvieran un Altair 8800.



Steve Wozniak repartió, a escondidas y mediante unos cooperadores, aquellos panfletos en la Feria del Ordenador de la Costa Este de 1977, y aquello llegó rápidamente a las manos de los directivos de MITS, que empezaron a recoger frenéticamente panfletos  para estampar en ellos la frase de FRAUDE. Pero es que además de incluir toda aquella historia de un ordenador que no existía, Wozniak incluyó también un descuento para la compra del falso Zaltair-150 para beneficio de aquellas personas que tuvieran un Altair 8800.

La broma le había costado a Wozniak cuatrocientos dólares, pero viendo que podía provocar que compradores devolvieran el Altair 8800, le entró pánico y tiró cajas enteras de panfletos por el hueco de las escaleras. No actuó solo, su principal cómplice fue Randy Wigginton, tercer empleado que contrató Apple, y tuvo otros cooperadores necesarios...

Steve Wozniak logró engañar con su falso panfleto a su propio socio Steve Jobs.



El panfleto sí que engañó a alguien... logró engañar a su propio socio Steve Jobs, que encontró el documento y exclamó al leerlo «¡Oh Díos mio! Esto suena genial». Y, además, comentó lo orgulloso que estaba de que el ordenador Apple estuviera a la altura del Zaltair según la falsa estadística incluida en el documento. Steve Jobs no supo que aquello fue una broma de Wozniak hasta que éste último le regaló un folleto enmarcado el día de su cumpleaños.

Sobre el documento de broma es importante comentar algunas particularidades. Wozniak se aseguró que de que, en aquella feria, no se pudiera rastrear quién había sido el culpable, y también incluyó una clave oculta bastante evidente en la que aparecía el nombre de Processor Technology... se encontraba en la frase de entrada falsamente firmada por Ed Roberts; el nombre se obtenía al recoger la primera letra de cada una de las palabras de esa frase de dos líneas ¿Quién era Processor Technology? La entidad rival de MITS al ser la creadora del exitoso clon de Altair llamado IMSAI 8080.

Etiquetas del artículo

Artículos relacionados