• Opinión

La tiranía del Widget y Sidebar: El día que dejé de utilizar WordPress

  • por Manuel Llaca
  • 06 mar 2020
  • 949 Visualizaciones
  • ¿Te ha gustado este artículo? Haz clic en el corazón ...  1


WordPress es el CMS, o gestor de contenidos, mas utilizado a nivel mundial, muy lejos del segundo que es Joomla. Es un gran proyecto gratuito, y dispone de mucho mérito, pero en este artículo voy a contar por qué dejé de utilizar al rey de los CMS.


En el año 2003 nació un gestor de contenidos llamado WordPress que, principalmente, había nacido como un lugar donde crear sitios web personales donde publicar textos, y que pronto atrajo a gran cantidad de blogs y blogueros según se fue poniendo de moda ese nuevo estilo de divulgación basada en Internet.


WordPress es un monstruo, un gran 'framework' basado en Php y MySQL...


No lo voy a negar, WordPress es un monstruo, un gran 'framework' basado en Php y MySQL que permite hacer grandes cosas en poco tiempo y con menor conocimiento del mundo de la programación web. Y es tan importante que en el área de los CMS, ocupa más del 60% de la cuota de mercado, dejando poco espacio a la competencia.


A nadie le resulta dificil enamorarse de WordPress ya que, mediante la interminable lista de temas y plugins existentes en el mercado, hoy en día se puede crear caualquier tipo de página web.


El gestor de contenidos fue arrastrando, también, a los profesionales del desarrollo web.


WordPress inicialmente nació para cubrir la demanda de los internautas sin conocimiento de programación ni diseño web que querían tener su propia web pero, poco a poco, el gestor de contenidos fue arrastrando también a los profesionales del desarrollo web ¿Por qué? Porque se pueden crear sitios muy profesionales en poco tiempo, 'casi' sin gastar dinero.


Y así caimos muchos en las garras del fastuoso WordPress. En mi caso caí por la rápidez con la que podía diseñar un sitio profesional, y por disponer de un 'backend' de administración ya construido para crear el contenido 'online', elemento muy útil en el uso personal, y en el sentido de satisfacer la demanda de alguien que te encarga una web... que el receptor de la página pueda gestionar su contenido sin tener que haber creado una herramienta específica. Y también caí en las garras del CMS por el gran número de temas y plugins que otorgaban ilimitadas posibilidades al usuario.


El CMS se transformó en una carcel para mi creatividad, flexibilidad, y funcionalidad.


Sigo reconocimiento la gran calidad del producto WordPress, el gran mérito, y sus grandes posibilidades, de hecho en éste mi blog ParcelaDigital publiqué en el pasado algunos artículos definiendo las bondades del gestor de contenidos. Pero, con el tiempo, el CMS se transformó en una carcel para mi creatividad, flexibilidad, y funcionalidad.


Reconozco que unos meses atrás dejé el WordPress, y he ido migrando todas mis páginas web a otros sistemas... ya solo me queda una web operativa basada en WordPress ¿He elegido otro CMS? No, WordPress es el mejor CMS que existe, y ninguno de la competencia está a su nivel... de ahí su cuota de mercado... Y en este artículo voy a desgranar los diferentes motivos que me llevaron a abandonar al mítico 'framework'.


La tiranía del Widget y el Sidebar forman parte del primer motivo de mi huida del WordPress.


La tiranía del Widget y el Sidebar, elementos claramente enfocados al mundo blog, forman parte del primer motivo de mi huida del WordPress. Existen cientos de miles de temas para crear una web en el gestor de contenidos... muchos gratuitos, otros de pago, pero la estructura de la web resultante siempre gira en torno a un elemento principal, el Widget, y un elemento secundario, la barra Sidebar. El diseño de cualquier web, al final, se adapta a esa estructura que encaja a la perfección con un blog, pero no sucede lo mismo con cualquier otro tipo de web. Parece que hay libertad... pero en realidad esa libertad no existe.


El tamaño de la web... el WordPress es un gigante, haces una página web, y al final cargas con todo el peso de todo el código que lo soporta, lo utilices o no... como en cualquier otro framework. Para hacerse una idea, uno de mis sitios web ocupaba un Gigabyte en WordPress, y cuando migré la web y los datos e imagenes a otra creada desde cero por mí, pasó a ocupar 100 Megabytes. El tamaño se redujo en un 90%, y eso se transforma en mayor velocidad y menores requerimientos de 'hosting'.


En un sitio web basado en WordPress se utilizan muchos plugins, y no es raro ver que alguno cuenta con un agujero de seguridad.


La seguridad es otro elemento fundamental. Al final, en un sitio web basado en WordPress se utilizan muchos plugins, y no es raro ver que alguno cuenta con un agujero de seguridad que al ser atacado, también termina por ser la puerta de acceso de un ataque cibernético a tu web. No hace mucho me pasó con un plugin que tenía en varios sitios web basados en WordPress, contaba con un agujero de seguridad por el que recibió un ataque que, finalmente, también alcanzó a mis sitios web.


La complejidad del 'framework' es otro punto débil... al final todo se hace con temas, plugins, y estilos CSS personalizados, y algún que otro snippet incrustado... pero cuando se quiere llegar a capas más profundas, el código base y la organización interna es una maraña dificilmente descifrable.


Replicar sitios web con WordPress se hace pesado.


La depedencia sobre el dominio original donde fue instalado el WordPress es un punto también delicado... el CMS mete el dominio en todas partes en los datos de la base de datos, y no solo mete el dominio, sino la longitud final de todos los 'strings' almacenados... así que para cambiar el nombre del dominio o migrar un sitio web a un nuevo dominio, se requiere utilizar plugins y transformar la base de datos... replicar sitios web con WordPress se hace pesado y muy poco flexible...


La sustitución del tema por otro nuevo en WordPress también nos lleva a un 'mini-caos'... la idea del framework parte de tener una web con entradas, categorias, páginas, widgets, y menús sidebar, y que, en cualquier momento, pueda cambiar un tema por otro... una piel por otra... pero cada tema, y por culpa de la tiranía del Widget y el Sidebar, se construye de una forma diferente... al final cambiar de tema significa reorganizar toda la web de nuevo, y tener que ejecutar muchos cambios. He tenido sitios web basados en WordPress que por asuntos de renovación, he cambiado los temas una vez al año, y al final generaba bastante trabajo de adaptación... en algunos casos un aunténtico quebradero de cabeza.


El WordPress choca frontalmente contra dos aspectos concretos: la velocidad y el SEO.


Los conflictos y las incompatibilidades es otro de los problemas comunes. Y esto es grave porque el WordPress choca frontalmente contra dos aspectos concretos: la velocidad y el SEO.


Respecto a la velocidad: Por el peso del 'framework', los sitios web son lentos por defecto y, entonces, en muchos casos, se utilizan 'plugins cacheadores'. Con este tipo de añadidos la velocidad de la web mejora mucho, pero choca frontalmente contra cualquier tipo de métrica que se quiera controlar. Por ejemplo, en mis sitios web quiero controlar las visitas recibidas en las entradas y páginas, pero si habilito una caché, las métricas se vuelven inestables e irreales. He probado decenas de sistemas de caché, y decenas de plugins de métricas, y nunca conseguí un funcionamiento adecuado en conjunción. Si quiero una métrica realista, debo renunciar a la caché... o viceversa...


Respecto al SEO: Pieza fundamental de cualquier sitio web es tener contentos y cumplir las reglas de los motores de búsqueda... sobre todo cumplir las normas de Google... Para ello hay muchas mejoras a aplicar en cualquier sitio web basado en WordPress para subir la puntuación SEO, pero hay algunas importantes que crean conflictos... por ejemplo, la minificación del código JavaScript o de los estilos CSS mejora la puntuación, pero todos los plugins que he probado entran en conflicto con algún otro plugin necesario previamente instalado... si minifico, algo me deja de funcionar en la web.


La base del 'framework' no provee una optimización válida.


La optimización es el gran caballo de batalla del WordPress... si se crea un sitio web en WordPress con un tema cualquiera y los plugins básicos, el resultado final siempre será una web lenta. La base del 'framework' no provee una optimización válida, y esto nos lleva a que al crear la web hay que ejecutar una serie de cambios manuales en el camino de optimizar la página WordPress para que tenga una velocidad aceptable: Desactivar el cron propio y configurar uno externo, deshabilitar el sistema de revisiones, instalar un 'HeartBeat', desactivar la REST API... y un largo etcétera.


Durante muchos años he creado infinidad de sitios web basados en WordPress, y me he peleado con el CMS para optimizar al máximo mis sitios, pero, con el paso del tiempo, he llegado a la conclusión de que depender del CMS por pensar que el desarrollo será más rápido termina por ser algo falso... por utilizar WordPress estoy renunciando a la velocidad, flexibilidad, y funcionalidad de mis sitios web. Básicamente porque siempre he considerado que una web es como la ropa y la moda... no puedes estar varios años con lo mismo... cada determinado tiempo hay que renovar cada sitio web por completo, y los tres factores comentados son esenciales para abrir un abanico importante de posibilidades y apuntar siempre hacia los diseños más modernos.


He terminado con la tiranía del Widget y Sidebar.


Desde hace un tiempo he ido migrando todos mis sitios web de WordPress hacia otro estilo de desarrollo mucho más funcional ¿Y qué he elegido? Por supuesto, ningún gestor de contenidos. Ahora construyo totalmente de cero mis sitios web, con 'frontend' y 'backend' si es necesario, en Php contra MySQL... parto de plantillas profesionales basadas en HTML5. Mi forma de crear sitios web es tal y como era hace quince años, pero con tecnología mejorada. Cuando es necesario tiro de JQuery para complementar, y en algunos casos incluso construyo de cero todo el diseño gráfico de la plantilla base.
No tardo mucho más tiempo de lo que me llevaba trabajar sobre WordPress y dispongo de sitios web mucho más ágiles, flexibles, y funcionales. He terminado con la tiranía del Widget y Sidebar.


  • ¿Te ha gustado este artículo? Haz clic en el corazón ...  1

Galería de imágenes del artículo

Etiquetas del artículo

Artículos relacionados