• Leyendas

Historias del Apple Macintosh (I): El bigote es lo que importa

  • por Manuel Llaca
  • 28 jul 2020
  • 858 Visualizaciones
  • ¿Te ha gustado este artículo? Haz clic en el corazón ...  4


En Septiembre de 1980 Andy Hertzfeld, uno de los empleados históricos de Apple, relató una curiosa historia sobre Burrell Smith, también empleado de Apple, y su bigote.


En el año 1979 Apple ya se había convertido, en menos de tres años, en una gran empresa llamada a ser el futuro de la informática personal, como así fue. Entre los empleados de Apple hubo algunos nombres propios como, por ejemplo, Andy Hertzfeld, que destacaron especialmente en la historia de la empresa fundada por Steve Jobs y Steve Wozniak.


Andy Hertzfeld destacó desarrollando el sistema operativo del Apple Macintosh.


Andy Hertzfeld era un ingeniero informático que, en el año 1978, compró un Apple II y empezó a desarrollar software para ese equipo. Fue contratado por Apple Computer en el año 1979 y destacó en la empresa desarrollando el sistema operativo del Apple Macintosh, un ordenador que terminó por hacer historia.


En el año 2003 el propio Hertzfeld publicó en Internet una historia fechada en Septiembre de 1980 con Burrell Smith como protagonista. Burrell Smith fue el empleado número 282 de Apple, y empezó a trabajar en la empresa de Cupertino en Febrero de 1979.


Burrell hizo durante nueve meses un gran trabajo en el diseño de hardware del futuro Macintosh.


La historia relatada por Hertfeld dice que Burrell llegó a la empresa en uno de los puestos más bajos, en el puesto de técnico de servicio. Hizo durante nueve meses un gran trabajo en el diseño de hardware del futuro Macintosh, e incluso llegó a sustituir al gran Steve Wozniak en desarrollos del Apple II. Solicitó sin éxito un ascenso para ser reconocido como Ingeniero en la empresa.


Burrell comenzó a pensar que le podía faltar: tenía un talento superior a la mayoría de los ingenierios, así que por cuestiones de preparación no era; trabajaba duro muchas horas, así que por dedicación tampoco era.


La mayoría de los ingenieros contaban con un destacado bigote.


Entonces se dio cuenta de un detalle importante: la mayoría de los ingenieros contaban con un destacado bigote. Y los jefes de los ingenierios contaban con bigotes aun más prominentes. Andy relató que Tom Whitney, Vicepresidente de Ingeniería, tenía el bigote más grande de toda la empresa Apple.


Entonces Burrell Smith comenzó a dejar crecer un bigote que fuera lo más prominente posible, algo que le llevó un mes aproximadamente. Y nada más contar con su gran bigote, fue llamado desde la oficina de Tom Whitney y le ascendieron a personal técnico con el reconocimiento de ingeniero.


¡Juro que no estoy inventando esto!


Esta es una historia escrita por el propio Andy Hertzfeld que, además, en un comentario del propio autor publicado el 22 de Julio de 2003 a las 07:33 añadió: ¡Juro que no estoy inventando esto!


  • ¿Te ha gustado este artículo? Haz clic en el corazón ...  4

Galería de imágenes del artículo

Vídeos del artículo

Etiquetas del artículo

Artículos relacionados