• Leyendas

Historias del Apple Macintosh (II): El famoso anuncio de 1984 que casi fue cancelado

  • por Manuel Llaca
  • 09 sep 2020
  • 267 Visualizaciones
  • ¿Te ha gustado este artículo? Haz clic en el corazón ...  1


El 15 de Diciembre de 1983 se emitió, por primera vez, el anuncio de presentación del primer Apple Macintosh, comercial basado en el libro 1984 de George Orwell y dirigido por Ridley Scott.


A finales del año 1983 fue estrenado el anuncio de presentación del primer Macintosh, y ya que iba a ser lanzado en Enero de 1984, a la agencia de publicidad de Apple , Chiat Day, se le ocurrió la idea de basar la historia en el famoso libro 1984 de George Orwell, y poner como protagonista al famoso Gran Hermano. Y para rodar el anuncio fue elegido Ridley Scott, famoso en aquel momento por dirigir la exitosa película Blade Runner.


El anuncio de Apple Macintosh de 1984 estuvo a punto de no ser estrenado.


El anuncio empezó a ser planificado a finales de 1982, y Andy Hertzfeld contó en el año 1983 la verdadera historia del comercial, ya que estuvo a punto de no ser estrenado y ser sustituida aquella mítica campaña que, finalmente, se convirtió en leyenda de la televisión.


En el año 1968 Jay Chiat fundó la agencia de publicidad, y con su equipo de talentos, con el director creativo Lee Clow y el redactor Steve Hayden, crearon los primeros anuncios de televisión de Apple. Por ejemplo, crearon la campaña que lanzó al ordenador Apple Lisa, incluido un comercial de televisión protagonizado por Kevin Costner cuando todavia era desconocido (ver vídeo al final de esta página).


La empresa de Cupertino no aceptó el anuncio ideado por Chiat Day.


A finales de 1982 a Brent Thomas, director de arte, y a Steve Hayden se les ocurrió la idea de hacer una campaña publicitaria basada en el lema 'Por qué 1984 no será como 1984'. Chiat Day lo intentó vender a varios clientes, incluido Apple, donde se propuso que se usara para un anuncio impreso en el Wall Street Journal para promocionar el Apple II. Pero la empresa de Cupertino no lo aceptó, y la idea quedó en suspenso hasta la primavera de 1983, cuando el equipo de marketing del proyecto Mac se reunión para comenzar a trabajar en el lanzamiento del nuevo ordenador, que estaba programado para Enero de 1984.


Al director de marketing de Macintosh, Mike Murray, y a Steve Jobs, les encantó la idea de Chiat Day: 'sería un anuncio inspirador', como Jobs pretendía que fuera. Pero hacía poco que un nuevo CEO había llegado a Apple, John Sculley, y necesitaban la aprobación para un enorme presupuesto de producción... más de 750.000 dólares para un anuncio de un minuto. Y consiguieron la aprobación.


Chiat Day contrató a Ridley Scott, aclamado en ese momento por dirigir la película Blade Runner.


Para dirigir el rodaje del anuncio Chiat Day contrató a Ridley Scott, aclamado en ese momento por dirigir la película Blade Runner, un largometraje distópico y visionario, que era precisamente el estilo requerido para rodar el anuncio de Macintosh de 1984.


El anunció fue rodado en Londres, en Shepperton Studios, ya que Ridley Scott tenía allí fijada su residencia, y varios ejecutivos de Apple y Chiat Day, incluidos Mike Murray y Steve Jobs, viajaron a Londres en la semana de rodaje.


Ridley reunió a casi doscientas personas para interpretar a los trabajadores calvos oprimidos pagando 125 dólares al día por participar. Para el papel de joven heroína fue más dificil de elegir, ya que la mayoría de las modelos tuvieron problemas para girar el pesado mazo. Al final fue elegida una experta lanzadora de disco llamada Anya Major.


A Andy Hertzfeld le tocó un trabajo extra surgido durante el rodaje: escribir un programa básico de Apple II para mostrar números y gráficos impresionantes en la pantalla, para superponerlos en la imagen de Gran Hermano.


Se mostró por primera vez en la conferencia anual de ventas de Apple de Octubre de 1983 en Honolulu.


Lee Clow y Steve Hayden presentaron un borrador del comercial al equipo de Apple unas semanas después, y todos quedaron fascinados. Se mostró por primera vez en la conferencia anual de ventas de Apple de Octubre de 1983 en Honolulu. La respuesta fue tan buena que Apple reservó dos espacios de sesenta segundos y treinta segundos de un precio de más de un millón de dólares para mostrar el comercial durante la XVIII Super Bowl, evento a celebrar el 22 de Enero de 1984, dos días antes de la presentación oficial del Mac.


Mike Murray y Steve Jobs proyectaron el anuncio para la junta directiva de Apple en Diciembre de 1983 buscando la aprobación definitiva del enorme gasto de la Superbowl. Pero ahí llegaron los problemas... todos los miembros externos de la junta despreciaron el anuncio, y Mike Markkula sugirió que Apple comenzara a buscar una nueva agencia de publicidad; uno de los miembros de la junta comentó que era el peor anuncio que había visto en su vida. Steve Jobs y Mike Murray quedaron devastados.


Jay Chiat solo vendió el espacio de treinta segundos.


El primer efecto de la pésima recepción de la junta obligó a John Sculley a pedir a Chiat Day que vendiera ambas franjas horarias que habían comprado para la Superbowl. Pero Jay Chiat solo vendió el espacio de treinta segundos, comunicando a Apple que no era posible vender el más largo en una fecha tan tardía. Apple consideró usar ese espacio para un comercial más convencional, pero finalmente decidió arriesgarse con el anuncio de 1984.


Burrell Smith y Andy Hertzfeld decidieron ver la reacción de una audiencia real, así que fueron a ver la Superbowl a un bar cerca de Stanford llamado Oasis. El bar estaba lleno y ambos creyeron escuchar un pequeño murmullo en el bar después de la emisión del anuncio, pero les resultó muy complicado saber a ciencia cierta si existió alguna reacción significativa.


Esa noche el anuncio volvió a aparecer en los programas de noticias de la noche; se convirtió en noticia en sí misma. Se emitió decenas de veces en programas de noticias en los siguientes días; una publicidad gratuita para Apple estimada en aquellos años en cinco millones de dólares.


El anuncio de 1984 de Apple fue elegido como el mejor de la década.


Al contrario de la opinión de la junta, el anuncio, que casi fue cancelado por la propia Apple para su emisión, se convirtió en una autentica leyenda en el mundo de los anuncios publicitarios; fue elegido como el mejor de la década, obtuvo numerosos premios, y pasadas varias décadas se considera uno de los mejores comerciales de televisión de la historia (ver vídeo del anuncio al final de esta página).


  • ¿Te ha gustado este artículo? Haz clic en el corazón ...  1

Galería de imágenes del artículo

Vídeos del artículo

Etiquetas del artículo

Artículos relacionados