• Hardware

Cuatro discos flexibles (disquetes) que marcaron época

  • por Manuel Llaca
  • 04 mar 2021
  • 467 Visualizaciones
  • ¿Te ha gustado este artículo? Haz clic en el corazón ...  4


El término disco flexible, o floppy disk, cayó en desuso hace mucho tiempo; las unidades flash de alta capacidad y la proliferación del almacenamiento en la nube favoreció su desaparición.


Las nuevas generaciones ya no hablan de disco flexible ni de floppy disk... una rápida evolución en el almacenamiento portable retiró del mercado aquellos consumibles tan habituales desde los años setenta hasta ya entrado el nuevo siglo. Pero, en este artículo quiero hablar de unos disquetes que marcaron una época, discos que utilicé o conocí hace muchos años y que, además, almaceno en una colección privada. En la galería al final de esta página incluyo fotografías de los cuatro tipos de disquetes de los que hablo en este artículo.


El gran nombre propio de aquella nueva tecnología fue Alan Shugart...


En el año 1967 IBM decidió desarrollar un sistema de disco flexible para almacenar microcódigo de los Sistemas 370 de la propia marca. Fueron los primeros floppy disk, de 8 pulgadas de tamaño, y eran 'solo lectura'; solo se podía cargar el contenido y no se podía grabar nada en ellos. El gran nombre propio de aquella nueva tecnología fue Alan Shugart que, posteriormente, fundó en 1979 la famosa empresa Seagate Technology.


En el año 1951 Alan Shugart llegó a IBM y trabajó en el ordenador IBM RAMAC 305, considerado el primer ordenador que utilizó disco duro. Ya en la segunda mitad de los sesenta Shugart dirigió en IBM al equipo que creó el primer floppy disk, con David Noble a la cabeza, que fue parte fundamental del desarrollo.


Respecto a la invención del disco flexible, oficialmente se asigna a IBM el mérito, pero un inventor japonés llamado Yoshiro Nakamatsu afirmó inventar la tecnología de los disquetes en 1952 mientras escuchaba la Sinfonía número 5 de Beethoven, añadiendo, además, que licenció a IBM para el uso de sus patentes en el año 1979. No obstante, profundizar en el verdadero inventor del floppy disk no es el objeto de este artículo.


En 1972 Shugart lanzó al mercado la unidad Memorex 650, la primera de la historia de lectura y escritura en discos flexibles...


En principio, el disco flexible fue utilizado por IBM en sus propios proyectos, saliendo a la venta en 1971 como componente de uso de la propia marca, pero en 1969 Shugart fichó por Memorex, y desde esa empresa el disco flexible salió del control de IBM para ser utilizado a nivel global en el año 1972. En ese año Shugart lanzó al mercado la unidad Memorex 650, la primera de la historia de lectura y escritura en discos flexibles.


El disquete de 8 pulgadas fue evolucionando desde 1971 hata 1977, llegando a ser lanzados cinco tipos de disquete por parte de las empresas IBM, Memorex, y Shugart Associates que lanzó las tres últimas versiones. El disquete partió de 81 Kilobytes de capacidad de solo lectura del primer modelo, a otros cuatro modelos posteriores de lectura y escritura, llegando a alcanzar la última versión de 1977 los 1212 Kilobytes de capacidad.


En los años ochenta el disquete de 8 pulgadas ya había caído en desuso en favor de otros medios más modernos y de menor tamaño... más portables. De hecho no mucha gente pudo trabajar en los ochenta con estos discos, en mi caso nunca los utilicé, aunque sí tuve acceso a algunos. El dato curioso es que en el año 2019 fue publicada en diferentes medios la noticia de que el Departamento de Defensa de Estados Unidos había terminado con el uso de disquetes de 8 pulgadas para coordinar las fuerzas nucleares del país. Por lo tanto, en determinadas situaciones muy concretas, aquellos disquetes se utilizaron hasta hace muy poco tiempo.


En la persona de An Wang nació el interés de reducir el tamaño del disquete original...


En 1976 An Wang, fundador de una empresa histórica de la informática, Wang Laboratories, en reunión con Jim Adkisson y Don Massaro de Shugart Associates, afirmó que el disquete de 8 pulgadas era demasiado grande... tenía que ser portable. Así nació el interés de reducir el tamaño del disquete original, y así nació el disquete de 5.25 pulgadas, de la misma apariencia, pero de menor tamaño. El interés de Wang venía dado por el gran mercado que tenía su empresa dentro del área de los procesadores de textos; su idea era crear un ordenador que pudiera caber en un escritorio... el primer paso era reducir el tamaño del disquete flexible.


El disquete de 5.25 nació en Shugart Associates en 1976, siendo de lectura y escritura y teniendo una capacidad máxima de 110 Kilobytes cuando al desarrollo original de 98,5 Kilobytes se agregaron, finalmente, cinco pistas más. Y se convirtió en el primer estándar del almacenamiento magnético hasta la llegada de la década de los años noventa; el eclosión del ordenador personal doméstico en 1977 favoreció la masificación de uso.


Es importante destacar que para cada tipo de disco flexible creado, era necesario crear paralelamente su unidad de disco para la lectura y escritura, aunque en este artículo me centro en el consumible en sí mismo. Disquete y unidad de disco son términos indivisibles.


La historia oficial afirma que los disquetes de doble cara fueron inventados por Tandon en 1978...


Hasta el año 1977 los disquetes lanzados al mercado eran de cara simple, y densidad simple, y fueron evolucionando... cara simple y doble densidad... y aumentando la capacidad total. La historia oficial dice que los disquetes de doble cara fueron inventados por Tandon para el modelo de disquete de 5.25 pulgadas que lanzó al mercado en el año 1978. Pero la realidad es que Shugart Associates lanzó al mercado en 1977 el último disco flexible de 8 pulgadas, que fue de doble cara, doble densidad, y 1.200 kilobytes de capacidad. La doble cara la inventó Shugart Associates , y la doble cara en disquetes de 5.25 la implantó Tandon por primera vez al año siguiente.


Con el disquete de 5.25 pulgadas de Tandon de doble cara y doble densidad nació el primer estándar de éxito durante los primeros ochenta, alcanzando 360 Kilobytes de capacidad total. Que un disco flexible tuviera doble cara no quería deicr que hubiera que darle la vuelta, como un disco de música de vinilo, las unidades podían leer ambas caras a la vez, solo había una manera de introducir el disco en la unidad -salvo alguna excepción-.


En el año 1978 Apple también accedió al mundo de los discos flexibles ya que quisieron sustituir el interfaz cinta de su exitoso Apple II, lector que adoleció de fallos, teniendo una gran falta de fiabilidad. Steve Wozniak comenzó a estudiar las unidades de 5.25 de IBM y, con el apoyo en Apple de Shugart, Wozniak creó una controladora nueva para los disquetes de 5.25 que revolucionó aquella unidad de disco... había nacido la mítica unidad Disk II de Apple.


Dos formatos de 5.25 fueron populares: doble densidad y doble cara de 360 Kilobytes, y alta densidad y doble cara de 1220 Kilobytes de capacidad.


Existieron muchos tipos de disquetes de 5.25, y muchas empresas que desarrollaron sobre aquello. Pero podemos resumir ese medio en dos formatos de 5.25 que se popularizaron: doble densidad y doble cara de 360 Kilobytes, y alta densidad y doble cara de 1220 Kilobytes de capacidad. A medidados de los años ochenta, con el mundo PC cogiendo fuerza, lo habitual era que un PC XT (basado en Intel 8088) tuviera unidad de 5.25 de doble cara y doble densidad, y un PC AT ó 286 (basado en microprocesador Intel 80286) tuviera unidad de 5.25 de doble cara y alta densidad.


Ya bajo el dominio de los discos flexibles de 5.25, entre los años 1982 y 1985 existieron tres fabricantes de unidades de disco, Hitachi, Matsushita, y Maxell, que crearon una unidad de disquete flexible mucho más moderna de 3 pulgadas de tamaño, siendo un éxito puntual gracias a los ordenadores de 8 bits de gran fama como el Sinclair ZX Spectrum, el Amstrad CPC, o algunos sistemas MSX.


En España, en torno al año 1985, Amstrad provocó la primera gran revolución en la informatización de los hogares gracias a Indescomp, empresa de José Luis Domínguez, que logró la distribución de la mítica serie CPC de Amstrad en España. El modelo CPC6128, un éxito de ventas abrumador, no incorporó interfaz de cinta como solían disponer los pequeños ordenadores de 8 bits del momento, sino que incorporó una unidad lectora de disquetes de 3 pulgadas... ¡toda una revolución!


El disquete de 3 pulgadas incorporado por Amstrad fue el creado por Hitachi y fabricado por Panasonic, contaba con 180 Kilobytes de capacidad por cada cara, con un espacio total de 360 Kilobytes. En este caso debo separar la capacidad de cada cara porque las unidades del Amstrad CPC no podían leer simultáneamente por ambas caras; su particularidad era que para leer en una cara o en otra, había que dar vuelta fisicamente al disquete.


Los discos de 3 pulgadas sucumbieron ante el empuje de la unidad de disquete de 3,5 pulgadas.


Los discos de 3 pulgadas tuvieron su época de popularidad gracias a Amstrad y algún equipo de Sinclair, pero sucumbieron rápido ante el empuje de la unidad de disquete de 3,5 pulgadas nacida en 1981 de la mano de Sony.


Sony creó, en los primeros años ochenta, un disquete de doble cara y doble densidad con una capacidad de 720 Kilobytes. Al finalizar la misma década, en el año 1987, nació una versión HD -alta densidad- que duplicó el espacio hasta llegar a los 1.440 Kilobytes. Aquella unidad de disco se hizo muy popular gracias al innovador IBM PS/2, y rápidamente el disquete de 3.5 pulgadas se transformó en el gran estándar del mundo PC.


El disquete de 3½ pulgadas fue el gran elemento fundamental de la portabilidad entre equipos en una época -en los noventa- donde la informática personal se había globalizado. Posteriormente, el disquete de 3,5 pulgadas evolucionó: en 1990 nació el disco 3½ ED de 2.880 Kilobytes de capacidad, en 1996 la unidad de disco LS-120 de 120 Megabytes de capacidad, y en 1997 la unidad LS-240 de 240 Megabytes de capacidad... ninguna de ellas evolucionó hacia un estándar, seguramente por la existencia de la posibilidad de grabación en alta capacidad en los Compact Disc primero, y en los discos DVD después.


Unidades flash y la nube terminaron con el disquete flexible.


El final del disco flexible vino de la mano de la llegada al mercado de las pequeñas unidades flash de alta capacidad, primero, y del nacimiento de la fiebre del almacenamiento en la nube después.


  • ¿Te ha gustado este artículo? Haz clic en el corazón ...  4

Galería de imágenes del artículo

Vídeos del artículo

Etiquetas del artículo

Artículos relacionados